BBC navigation

Ecuador le concede asilo diplomático a Julian Assange

Última actualización: Jueves, 16 de agosto de 2012

Patiño confirma la concesión de asilo a Assange

El canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, confirmó la concesión de asilo diplomático en su país al fundador de Wikileaks, Julian Assange. Vea su declaración en este video de BBC Mundo.

Vermp4

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Utilizar un reproductor alternativo

El canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, anunció este jueves que su país decidió concederle asilo diplomático al fundador de Wikileaks, Julian Assange, tras casi dos meses de haberse refugiado en la embajada del país sudamericano en Londres.

El funcionario justificó la decisión en el "riesgo para la seguridad y la integridad" de Assange, los "indicios de represalias" por parte de los países afectados por las revelaciones de WikiLeaks, las "contradicciones de la fiscalía sueca que han impedido el derecho a la defensa" y la protección de los derechos humanos.

Además, dijo que Estados Unidos, Reino Unido y Suecia "no dieron garantías necesarias" para evitar una persecución política.

¿Salida?

Sin embargo, todavía no está confirmado que Assange pueda abandonar el Reino Unido, cuyas autoridades emitieron una orden de arresto contra el periodista y exhacker australiano.

Julian Assange

Assange ha estado refugiado casi dos meses en la embajada ecuatoriana en Londres.

El gobierno británico dijo el miércoles que tiene el derecho legal a entrar en la embajada y arrestar a Assange.

"No podemos permitir que el proceso se vea entorpecido y burlado por una comunicación oficial que agrede a Ecuador", dijo Patiño al hacer el anuncio en Quito.

"Ecuador es un Estado libre y soberano, no sujeto a tutelaje de ningún tipo", añadió, y recordó que -según la ley internacional- las sedes diplomáticas son inviolables.

La cancillería de Reino Unido había asegurado que tenía la obligación legal de extraditar a Assange a Suecia, donde es requerido por delitos sexuales que él niega.

Assange temía que su envío a Suecia provocase su entrega a Estados Unidos, donde se podría enfrentar a cargos de alta traición debido a las filtraciones de Wikileaks.

Reacciones

Las reacciones a la noticia no se hicieron esperar, ni en Quito ni en Londres.

El gobierno de Reino Unido dijo estar "desilusionado" por la decisión.

"Bajo nuestras leyes, luego de que el señor Assange ha agotado todas sus opciones de apelación, las autoridades británicas están obligadas a extraditarlo a Suecia. Debemos cumplir con esta obligación", afirmó una portavoz de la cancillería británica.

"En un mundo ideal lo que tendría que pasar ahora es que Julian Assange vaya a Ecuador y viva una vida tranquila en un país donde se respeta la libertad de expresión"

Paul Madrid, ecuatoriano frente a la embajada en Londres

La vocera aseguró que la decisión ecuatoriana no cambia la situación legal de Assange.

El gobierno británico ha informado que no dará el salvoconducto que le permitiría a Assange salir de la embajada ecuatoriana en Londres rumbo al aeropuerto para que sea trasladado a Ecuador.

En la sede diplomática de Ecuador en Londres, las respuestas a la noticia fueron de alegría, según informa la periodista de BBC Mundo Inma Gil. La ecuatoriana Bélgica Guaña, que esperando allí por el anuncio desde las seis de la mañana, aseguró que estaba muy feliz: "Mi presidente tomó la mejor decisión. Hemos demostrado que somos un país soberano y libre".

Otra de las personas que se encontraba en la embajada, un miembro del grupo Anonymus UK, afirmó que la noticia suponía "una victoria para la democracia".

Por su parte, el ecuatoriano Paul Madrid declaró que estaba muy contento y consideró que la decisión fue "correcta y meditada". Añadió que "en un mundo ideal lo que tendría que pasar ahora es que Julian Assange vaya a Ecuador y viva una vida tranquila en un país donde se respeta la libertad de expresión".

En Ecuador

Por otra parte, el colaborador de BBC Mundo en Quito, Paul Mena, afirmó que, cuando se comunicó la decisión, unos pocos simpatizantes de Assange presentes en el salón de la cancillería donde se realizó la rueda prensa respondieron con aplausos.

Fuera de la cancillería se encontraba una veintena de seguidores del exhacker, entre ellos el congresista oficialista Paco Velasco, quien le dijo a la prensa que Ecuador debe tener una reacción firme frente a una "posible intervención" de Reino Unido en la embajada ecuatoriana.

"Espero que haya unidad en el pueblo ecuatoriano para rechazar cualquier forma de colonialismo", comentó, y añadió: "El señor Assange es víctima de una retaliación" por revelar documentos diplomáticos.

Por su parte, la congresista Rosana Alvarado afirmó: "No dejaremos solo a Julian Assange. Esta es una decisión de un Estado soberano, que no le pide permiso a los británicos para reaccionar".

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.