El Consejo de Seguridad culpa al gobierno sirio de la masacre de Hula

Última actualización: Domingo, 27 de mayo de 2012
Cadáveres en la ciudad siria de Hula.

El gobierno sirio mantiene que no es responsable de los hechos y acusa a "terroristas".

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas condenó este domingo el uso de artillería pesada por el gobierno sirio contra la población de la ciudad de Hula.

En un comunicado, el Consejo lo calificó como un indignante uso de la fuerza contra civiles y pidió al gobierno sirio que retire inmediatamente sus tropas de los centros urbanos.

La comunidad internacional ha reaccionado con espanto al conocer la masacre del viernes, cuyo balance de víctimas fue elevado el domingo a 108 muertos y 300 heridos.

El gobierno sirio de Bashar al Asad mantiene que no es responsable de los hechos y acusa a "terroristas".

Dureza

El periodista de la BBC Jonny Dymond destacó desde Washington la dureza de la declaración, algo inusual en un órgano que siempre tiene que llegar al consenso.

Masacre en la ciudad siria de Hula.

Rusia y China vetaron anteriores intentos de Naciones Unidas para adoptar una resolución formal sobre la crisis en Siria.

Rusia y China vetaron anteriores intentos de Naciones Unidas para adoptar una resolución formal sobre la crisis en Siria.

En particular, Rusia es el principal aliado internacional del régimen de Asad. Esta reunión de emergencia del Consejo de Seguridad había sido convocada a petición de Moscú, que dijo que quería oír al general Mood antes de pronunciarse sobre la matanza.

La declaración del Consejo de la ONU fue leída por el embajador ante el organismo de Azerbaiyán, Tofig Musayev.

"Tal indignante uso de la fuerza contra la población civil", dijo Musayev, "constituye una violación del derecho internacional y de los compromisos del gobierno sirio de acuerdo con las resoluciones 2042 y 2043 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para cesar la violencia en todas sus formas, entre ellas el fin del uso de la artillería pesada en los centros de población".

Antes de conocerse la declaración del máximo órgano de la ONU, el Mayor General Robert Mood, declaró ante el Consejo que el gobierno fue el autor de la matanza en la ciudad de Hula, según le dijo a la BBC un diplomático británico.

clic Lea: Siria, una tregua de papel

Presión

Las declaraciones de los líderes de la comunidad internacional subieron también el tono de presión al gobierno sirio.

El canciller del Reino Unido, William Hague, demandó una mayor presión internacional sobre el gobierno del presidente Bashar al Assad, quien ha rechazado las acusaciones que lo apuntan como responsable de los ataques del viernes.

Hague hizo las declaraciones antes de viajar a Moscú para discutir el tema con su homólogo ruso.

Por su parte, la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, dijo que el dominio del presidente Asad, basado en el asesinato y el miedo, debe llegar a su fin.

Naciones Unidas eleva al menos a 10.000 el número de muertos desde que comenzó el alzamiento contra el gobieno de Asad en abril de 2011.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.