Revuelo en Sudáfrica por el caso del cantante resucitado

Última actualización: Lunes, 6 de febrero de 2012

El supuesto cantante ante una multitud que tuvo que ser dispersada con chorros de agua.

La policía sudafricana llevará a cabo una prueba de ADN a un hombre que asegura ser un famoso cantante que ha resucitado, en una decisión que ha causado un gran revuelo en el país.

Miles de seguidores del cantante de folk Zulú Khulekani Mseleku (más conocido como Mgqumeni), que se creía que había muerto en 2009, se reunieron a las afueras del domicilio de sus familiares.

El caso del popular cantante ha creado una fuerte polémica en el país de la que no ha escapado su familia, dividida entre los que creen que el hombre es realmente el músico y los que lo descartan.

"Dice que unos zombies lo mantuvieron retenido en una cueva durante dos años. Que le obligaban a cantar y que tenía que comer barro para sobrevivir"

Nomsa Maseko, corresponsal de la BBC

La familia, incluyendo sus dos esposas, dicen que es genuino. No obstante, la policía señala que todo apunta a un fraude si la prueba de ADN desmuestra que está mintiendo.

"El hombre está detenido de momento mientras la policía espera los resultados del ADN. Si éste coincide con el de Khulekani tendrá que pedirse una exhumación del cadáver que fue enterrado a principios de 2010", comenta Nomsa Maseko, corresponsal de la BBC en Johanesburgo.

Mgqumeni formaba parte del conocido dúo sudafricano de música tradicional Amagcokama, que grabó éxitos como Akekho y Uzomah.

Así mismo el artista perteneció al trío Ogezoo. Con este grupo grabó en 2008 el álbum Uyatatazela que vendió miles de unidades y que contenía un tema dedicado al Mundial de Fútbol de Sudáfrica: Woza 2010.

"Era un cantante muy popular en Sudáfrica. A su funeral fueron políticos, seguidores y medios de comunicación. La noticia ha causado sensación en el sur de África. Miles de fans acudieron este domigno a su natal KwaZulu para ver su presentación oficial", detalla Maseko a BBC Mundo.

Secuestrado por zombies

Este domingo, describre la corresponsal, la policía tuvo que utilizar cañones de agua para dispersar a la multitud que quería ver más de cerca a su ídolo.

"He perdido mucho peso pero soy yo", declaró el hombre con un altavoz mientras aseguraba que había sido víctima de brujería.

A la izquierda Mgqumeni antes de morir, a la derecha el hombre que asegura ser el cantante en los medios sudafricanos.

"Dice que unos zombies lo mantuvieron retenido en una cueva durante dos años. Que le obligaban a cantar y que tenía que comer barro para sobrevivir", detalla Maseko.

La corresponsal detalla que en Sudáfrica, y en especial en esta zona del país, son comunes las creencias sobre zombies que deambulan hasta resolver asuntos pendientes.

Khulekani murió en diciembre de 2009 en circunstancias extrañas que relacionan la causa con un brebaje que le dio un curandero tradicional.

"He estado sufriendo mucho en el lugar donde me retenían. El infierno existe y yo estaba allí. Estoy feliz y agradecido con la vida porque fui capaz de liberarme y regresar con mi famlia y mis seguidores", declaró el supuesto Mgqumeni.

No tocó la guitarra

Mgqumeni formaba parte del conocido dúo sudafricano de música tradicional Amagcokama, que grabó éxitos como Akekho y Uzomah.

Así mismo el artista perteneció al trío Ogezoo. Con este grupo grabó en 2008 el álbum Uyatatazela que vendió miles de unidades y que contenía un tema dedicado al Mundial de Fútbol de Sudáfrica: Woza 2010.

Este domingo cuando el supuesto Mgqumeni se presentó ante la multitud, llevaba una guitarra como solía hacerlo.

"La gente le pedía que tocara algo pero no lo hizo. En su lugar se puso a recitar nombres de clanes de la región", comenta Maseko.

La única que no tiene dudas es la bisabuela paterna de Mgqumeni. Ella estuvo presente en su funeral y no cree que el hombre que asegura ser el cantante es su nieto.

La policía sudafricana está tratando el caso como una investigación criminal.

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.