Última actualización: martes, 18 de agosto de 2009 - 15:32 GMT

"El mundo cambió por un momento"

Un grupo de jóvenes asiste al multitudinario concierto de Woodstock en 1969

Woodstock, 1969. "Es algo que no se ha repetido".

En el Festival de Woodstock de 1969, ante casi medio millón de jóvenes, actuaron 32 de los mejores solistas y grupos de rock de aquel momento. Cuarenta años después, la actuación de la banda de Carlos Santana se sigue recordando como uno de los grandes momentos del festival.

Gregg Rolie.

Gregg Rolie tocó en el festival de Woodstock en 1969 como organista de la banda de Santana.

Gregg Rolie fue uno de los componentes más destacados de aquella banda. Organista y cantante, Rolie es la voz de algunos de los grandes éxitos de Carlos Santana, como "Black Magic Woman", "Evil ways" o la composición de Tito Puente "Oye cómo va".

Tras cuatro álbumes en conjunto, ambos músicos se separaron y a partir de ese momento Rolie formó la también legendaria banda californiana Journey junto con el guitarrista Neal Schon.

Después de su separación, sin embargo, Rolie y Santana siguieron colaborando puntualmente y en 1998 ingresaron en el Salón de la Fama del "Rock and Roll" junto con los demás integrantes de la banda original de Santana.

Para muchos, sin las brillantes notas del órgano de Rolie, la particular fusión musical que hizo famosos los primeros discos del guitarrista mexicano hubiera sido muy diferente.

Gregg Rolie estuvo allí. Ahora, con motivo del 40 aniversario del festival, aceptó contestar a las preguntas de los lectores de BBC Mundo sobre aquel acontecimiento que cambió la historia del rock.


Usted recientemente participó en un panel en EE.UU. en el que se discutió sobre Woodstock. En una entrevista previa dijo que iba a tener que inventar historias del festival porque no recordaba nada… ¿Se vio en realidad en la necesidad de apelar a su imaginación?

(Risas) No, era un chiste. No tuve que inventar nada. Mis recuerdos son exactos teniendo en cuenta lo que se dijo en el panel.

Lo gracioso es que alguien me preguntó si yo recordaba cada detalle del festival y no, no recuerdo cada detalle. Nosotros no recordamos cada detalle.

Woodstock tuvo más que ver con los espectadores que con las bandas.

Woodstock tuvo más que ver con los espectadores que con las bandas.

Las bandas fueron muy buenas; la música, excelente, y el festival fue parte de la cultura de su época, pero la verdadera historia detrás del festival la hizo toda esa gente que acudió allí, disfrutó e hizo el festival posible.

¿Y qué es lo que más recuerda del festival? ¿Cuáles grupos o solistas que actuaron durante esos días lo impresionaron y qué recuerdos tiene de, por ejemplo, Jimi Hendrix o Janis Joplin, como pregunta Oscar Chaparro, de La Guaira, Venezuela?

Algo que claramente recuerdo es que tocamos en la tarde del 16 de agosto y estuvimos lo suficiente para ver a Sly Stone, que fue increíble y conectó con la multitud de una manera extraordinaria. Era una de las mejores bandas de entonces.

El éxito de la banda se disparó tras ese acontecimiento

Yo no vi a Hendrix, yo no vi a Joplin. Nosotros tocamos y vimos a Stone y nos fuimos.

Al festival llegamos en helicóptero. Era la manera de llegar porque las autopistas se habían convertido en estacionamientos. Después que tocamos nos retiramos en auto.

Recuerdo que fue ahí cuando me percaté en realidad de la enorme cantidad de gente que había debido al tiempo que nos tomó podernos retirar.

Joaquín Peña, de Tampico, México, pregunta: ¿cree que si Santana no hubiera sido incluido en la película y en el disco triple que salieron del festival habría tenido el mismo éxito o le hubiera tomado más en repercutir dentro de la música rock?

Desde luego, si uno lograba estar en ese filme, ya uno tenía una carrera garantizada. Y era algo instantáneo en una época en que no había videos.

Woodstock envió el mensaje de que la gente puede entenderse

Estar en la película implicaba la mayor exposición posible ante el mayor número de personas posible en todo el mundo.

Y era estar en lo que se convirtió en un festival icónico. Claro, el éxito de la banda se disparó tras ese acontecimiento.

Creo que sin haber estado en ese filme hubiésemos logrado el éxito, pero de manera más lenta.

José López, de San Salvador, pregunta si, en su opinión, el festival de Woodstock cambió al mundo. Él comenta que fue el evento máximo del movimiento contracultural hippie que había nacido en esa época…

Creo de alguna manera sí cambió el mundo. Fue un fenómeno cultural: 200.000 personas que se ampliaron a medio millón y todo sin problemas, sin violencia.

Es algo increíble: 500.000 personas, cuatro, cinco días seguidos, allí, procedentes de todo el mundo el mundo, pasándolo bien. Es algo que no se ha repetido.

¿Pero fue un evento extraordinario, una gran fiesta, o sí se puede decir algo tan categórico como que logró transformar el mundo?

Digamos que por un momento cambió el mundo. Por un momento Woodstock envió el mensaje de que la gente puede entenderse independientemente de su origen o de la parte del mundo de la que proceda.

Eel festival abrió los ojos de mucha gente

Sí, cambió el mundo por un momento porque hoy vemos que el mundo no es así. Pero el festival abrió los ojos de mucha gente.

Quien estuvo allí pudo experimentar un tremendo sentido de unidad. Hoy en día se ve más un espíritu, digamos, tribal, al menos en Estados Unidos, donde cada banda tiene su propio grupo de seguidores. En Europa quizás es totalmente diferente. Europa siempre ha tenido grandes audiencias, muy abiertas a la música, algo que siempre he admirado.

Hugo Sosa, de Playa del Carmen, México, opina que con Woodstock sí cambió el mundo porque antes el rock y las reuniones multitudinarias de jóvenes al margen del sistema eran censuradas, prohibidas, atacadas pero cuando se vio que las reuniones en torno a la música podían ser pacíficas se transformó esa idea inicial.

¿Cree que el festival modificó la visión de los jóvenes que tenía la sociedad?

No lo sé. Al menos cambió las mentes de muchas personas en el lugar donde el festival se celebró. Hay, y habrá, mucha variedad de opiniones en el mundo sobre los jóvenes y la manera en que ellos quieren madurar y las cosas que quieren hacer.

No sé si cambió esa percepción. Siempre va a haber discrepancias sobre la manera en que se ve a los jóvenes.

¿Y cómo cambió el festival su propia vida?

Mi vida mejoró inmensamente porque la banda, Santana, se convirtió en el punto focal de la película sobre el festival, y hasta entonces no era conocida. Era nuestro primer viaje a Nueva York, y luego de Woodstocck el grupo se volvió tremendamente popular y el fenómeno comenzó a crecer.

Entrevistas interactivas

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.