BBC navigation

Los inversores que apuestan por Argentina a pesar del "default"

Última actualización: Martes, 2 de septiembre de 2014
Bandera argentina

El conflicto entre Argentina y los llamados "fondos buitres" que terminó en un polémico y discutido default, no ha cerrado el acceso de Argentina a la inversión internacional.

Muchos advertían que esa sería la consecuencia inevitable del default, surgido en el marco de una confrontación legal en cortes estadounidenses con los tenedores de deuda pública argentina que se niegan a aceptar una renegociación de la misma en los términos propuestos por Buenos Aires.

Pero, a pesar de los pronósticos, varios fondos han señalado que van a seguir invirtiendo en el país después de la declaración del default.

clic ¿Quién se puede beneficiar si Argentina entra en default?

El más enfático ha sido el director del Fondo Hayman Capital de Estados Unidos Kyle Bass.

En diálogo con BBC Mundo, Bass señaló que estaba mirando más allá de la pelea con los llamados "fondos buitre".

"Mi perspectiva son los próximos cinco años. En este período Argentina va a recibir una inversión de US$100 a US$200 mil millones de dólares por los depósitos de Vaca Muerta y habrá recobrado el acceso a los mercados internacionales. Con la riqueza y la historia que tiene, está lleno de posibilidades", señaló.

Barril sin fondo

Las reservas energéticas no convencionales de Vaca Muerta, consideradas las terceras a nivel mundial de petróleo y gas de esquisto, se han convertido en un imán para la inversión extranjera directa.

Este año el fondo que dirige Kyle Bass ha convertido a Argentina en su principal destino de inversión en bonos del estado y acciones de la ahora estatal empresa energética YPF.

A diferencia de agencias calificadoras como Moodys y medios internacionales financieros muy críticos con la gestión de Cristina Fernández, Bass opina que la actual política económica del gobierno argentino es la correcta.

clic Lea también: ¿Está Vaca Muerta detrás de la expropiación de YPF?

Entre las medidas que apoya se encuentran los acuerdos logrados con el Club de París por la deuda con países desarrollados y con la multinacional española Repsol por la nacionalización de YPF, así como el nuevo índice inflacionario y la mejor relación con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Vaca muerta

Vaca Muerta se ha convertido en un imán para la inversión extranjera directa.

"No soy el único. Los inversores están comenzando a darse cuenta que una vez que se resuelva la actual situación con los fondos buitre de una manera u otra, el país tiene un extraordinario potencial por delante", señala Bass.

El fondo Third Point LLC también ha invertido este año en YPF con el potencial de Vaca Muerta en la mira. Su director, Daniel Loeb, envió recientemente una carta a sus inversores en las que renovaba su voto de confianza en Argentina.

"Argentina va a recobrar la confianza de los inversores y resolver sus problemas de liquidez ya que sus datos básicos como la relación deuda-Producto Interno Bruto son saludables", señala en su misiva.

La empresa que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner nacionalizó en 2012 es también objeto del deseo de uno de los financistas más astutos del planeta.

El mago de las finanzas

Apodado el mago de las finanzas desde que en septiembre de 1992 ganó US $1.000 millones en un solo día, obligando al Banco de Inglaterra a devaluar la libra, el financista húngaro-estadounidense George Soros ha tenido una relación fluctuante con Argentina.

Fuerte inversor a principios de los 90, se deshizo de sus activos justo a tiempo para torear la hecatombe político-económica argentina de 2001.

George Soros

Soros anunció en 2006 un desembolso de US$500 millones.

Durante una gira por Nueva York en 2006 del entonces presidente Néstor Kirchner, Soros anunció que desembolsaría US$500 millones para producir bioetanol en el país.

Desde entonces el financista mantuvo una buena relación con el Kirchnerismo.

En agosto, después del default, se convirtió en el cuarto mayor tenedor de acciones de YPF con la adquicisión de más de ocho millones de títulos de la petrolera, por US$450 millones, equivalente a un 3,5 por ciento de la firma.

Soros también invirtió en bonos del estado bajo legislación británica e inició en agosto, junto a Kyle Bass, una demanda contra el Banco de Nueva York, que está a cargo de llevar a cabo los pagos que hace Argentina en sus arcas para los acreedores.

La acción judicial busca que el Banco de Nueva York les abone los 226 millones de euros depositados por Argentina a fines de junio.

Inversores como Kyle Bass critican las decisiones del juez estadounidense Thomas Griesa, quien dictaminó que Argentina no podía pagar a sus demás acreedores sus obligaciones sin antes satisfacer las exigencias de los llamados "fondos buitres", situación que precipitó la declaratoria del default.

"El juez Griesa se ha extralimitado en sus poderes ya que dictamina sobre bonos que fueron emitidos bajo jurisdicción británica y sobre los que no tiene autoridad", explicó Kyle Bass a BBC Mundo.

Telecomunicaciones

El multimillonario mexicano David Martínez, director del Fondo Fintech Advisory, tiene en común con Soros y Bass haber iniciado demandas contra el Banco de Nueva York para poder acceder al pago que le hizo Argentina por los intereses de sus bonos soberanos.

Pero a diferencia de ellos sus inversiones no se centran en YPF.

Protesta contra el juez Griesa

Se calcula que el empresario y financista tiene unos US$1.000 millones colocados en Argentina.

Entre sus inversiones figura el 40% del cable televisivo CableVisión, del Grupo Clarín, feroz opositor del gobierno.

A fines del año pasado Fintech adquirió el 68% que la telefónica Telecom Italia tenía en Telecom Argentina por unos US$860 millones, operación que aún tiene que ser aprobada por las autoridades argentinas.

"Estoy de acuerdo con la estrategia del gobierno. Es la forma correcta de recuperar la capacidad de conducción de sus negocios y reconstriur la cadena de pagos de los bonos reestructurados", señáló Martínez al diario argentino Página 12, refiriéndose a la estrategia desarrollada por el gobierno argentino para buscar normalizar sus relaciones con los acreedores pese a las limitaciones impuestas por el juez Griesa.

Nuevo gobierno

El fondo Bienville con sede en Nueva York, también considera que Argentina ofrece grandes oportunidades.

El director de la firma, Cullen Thompson, indicó a BBC Mundo que, a igual que Kyle Bass, su mirada es a mediano plazo.

Cartel contra el gobierno de Fernández

"Argentina se va a normalizar muy pronto porque va a haber un cambio de gobierno, algo que va a subir los precios de sus activos que están en este momento muy por debajo de su valor. Es el momento de entrar a pleno en el mercado. Apuntamos a la inversión en bienes raíces, energía, telecomunicaciones y productos financieros", señaló Thompson.

En este caso la apuesta está centrada en las elecciones de 2015 y el cambio de autoridades que, según espera el fondo, "traerá un nuevo gobierno más amistoso con el mercado".

En un documento de unas 65 páginas, Bienville critica el enfoque "heterodoxo" del Kirchnerismo, pero destaca que tanto el sector público como el privado tienen hoy muy poca deuda en relación con su Producto Interno Bruto y una situación holgada si se lo compara con la hecatombe 2001-2002.

Desde un claro respaldo al Kirchnerismo (el caso de Fintech), una buena relación con el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner (los de Soros o Hayman Capital) o una posición francamente crítica (la de Bienville) estos inversores han encontrado oportunidades en Argentina.

En medio del "sonido y la furia" que reina entre Argentina y los "fondos buitre" habrá que ver si los seguirán otros inversores.

Contexto

Temas relacionados

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.