BBC navigation

No fueron los europeos: las focas llevaron la tuberculosis a América

Última actualización: Jueves, 21 de agosto de 2014
Lobos marinos nadando.

La tuberculosis puede saltar de humanos a animales como las focas y viceversa.

Durante mucho tiempo se pensó que los europeos fueron los primeros en traer la tuberculosis al continente americano cuando llegaron en el siglo XV.

Pero un nuevo estudio sugiere que la mortal enfermedad estaba presente en la zona cientos de años antes de que Cristóbal Colón llegara a las playas americanas.

Pruebas genéticas revelan que los más probables primeros portadores no fueron humanos sino focas y lobos marinos.

"¿Quién hubiera pensado que las focas transmitieron una de las enfermedades más letales en América del Sur hace alrededor de mil años?", dijo Johannes Krause, investigador de la Universidad de Tuebingen de Alemania.

"Fue definitivamente una sorpresa", contó el científico, cuyo trabajo se publica en la revista especializada Nature.

Cuando los europeos llegaron al que para ellos era el Nuevo Mundo, trajeron una ola letal de enfermedades. Se estima que cerca del 90% de los indígenas americanos murieron a causa de nuevas infecciones.

Pero la investigación de Krause y su equipo sugiere que al menos una de estas bacterias –la de la tuberculosis– ya estaba circulando en América.

Los científicos desenterraron y analizaron tres antiguos esqueletos peruanos que contienen ADN de cepas de tuberculosis. Y estos restos de 1.000 años de antigüedad anteceden la llegada de los españoles en unos 500 años.

Ilustración antigua de la llegada de Colón a América

La llegada de Cristóbal Colón a América dio inicio a nueva era de enfermedades para los indígenas.

"Comparamos el genoma –la información genética entera– de estas antiguas cepas con la bacteria moderna que forma el compuesto Mycobacterium tuberculosis de hoy y lo que hallamos es que las antiguas cepas peruanas no eran las típicas europeas, asiáticas o africanas que encontramos en los humanos de hoy", le explicó Krause a la BBC.

El gran enigma era que mientras la enfermedad se estaba propagando alrededor de África, Europa y Asia hace 1.000 años, los científicos no sabían cómo una nueva y extraña cepa había saltado a través del océano para afectar a los americanos.

"Nosotros bromeábamos, ¿lo hizo volando, tal vez nadando?", contó Krause.

"Pero entonces vimos que de hecho fue nadando: la diseminaron las focas".

Foca para cenar

Lobo marino

Lobos marinos y focas fueron, probablemente, los primeros que transportaron la tuberculosis hasta América.

Los investigadores observaron que la cepa de tuberculosis presente en los esqueletos peruanos era muy similar las cepas que se encuentran en la actualidad en focas y lobos marinos.

Ellos creen que estos mamíferos marinos contrajeron la enfermedad de la gente en África, donde se originó la tuberculosis, y la transportaron a través del océano.

Luego la contagiaron a los antiguos americanos, quienes cazaban focas y probablemente comieron su carne contaminada.

"Hay evidencias de la explotación de focas en la costa de Perú", explicó Krause.

"Estos animales han sido un factor económico muy importante. Los cazaban, usaban sus pieles, su carne, su aceite. Eran bastante importantes".

Lo que aún no está claro es si la tuberculosis que los habitantes americanos se contagiaron de las focas también se transmitía de una persona a otra.

Pero si bien las animales marinos fueron probablemente los primeros en traer la tuberculosis, las pruebas sugieren que los primeros europeos que llegaron a América traían otra cepa mortal de la enfermedad.

"Los españoles trajeron consigo la tuberculosis europea, y esto probablemente causó epidemias masivas en América del Norte y del Sur", explicó Krause.

"Parece bastante claro que lo que existe hoy en el continente es una versión europea de la tuberculosis".

clic Síganos en Twitter @bbc_ciencia

Contexto

Temas relacionados

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.