¿Cómo sobresalir en internet cuando te llamas Juan Pérez?

  • 22 agosto 2014
Tarjeta de presentación vacía

Para buscar trabajo en el siglo XXI, los expertos consideran fundamental que cualquier candidato a un puesto pueda distinguirse en internet del resto de los posibles aspirantes. ¿Pero qué pasa cuando te llamas Juan Pérez o María García? Destacar en la red es una tarea mucho más ardua si tu nombre es muy común.

A un potencial empleador le lleva mucho trabajo buscarte en línea si tu nombre se repite por miles en buscadores de internet como Google o LinkedIn y y para ti es más difícil sobresalir entre la multitud.

Si alguien que te quiere contratar tiene dificultades para saber cuál de esos Juan Pérez eres tú y tal vez pase directamente al siguiente candidato cualificado.

En la caza laboral actual, tan extremadamente relacionada con internet, ¿cómo puedes evitar que confundan tu nombre y evitar que un futuro empleador preste atención a tus capacidades en una búsqueda por la red?

Para empezar, tienes que ganar en el juego de los resultados.

La "Quinta Avenida"

"Google es solo un motor de búsqueda que rastrea tu nombre o tu ‘vivienda’ en línea", escribió el experto en marca Ted Clohosey.

"Por ejemplo, cuantas más viviendas poseas, en cuantos más lugares aparezca mencionado tu nombre y más activamente contribuyas en los distintos medios de comunicación, más posibilidades tienes de que te encuentren", añadió.

Esto aumentará las posibilidades de que tu información aparezca en la primera página de los resultados de Google.

Estar en esa primera página es el equivalente a tener un local comercial en la Quinta Avenida en Nueva York o en Bond Street en Londres, según Clohosey.

"Estas son las calles de tiendas más caras: las tiendas que están ahí consiguen a los mejores clientes y logran los beneficios más altos porque hay mucho tráfico por todas estas calles. Pagan un alquiler elevado porque quieren que su marca esté posicionada en un lugar exclusivo", escribió el experto que reside actualmente en Irlanda.

Para Clohosey, si no trabajas para posicionar su nombre en internet, continuando con la metáfora de las avenidas comerciales, "tendrás el equivalente de Google a languidecer en una callejuela".

Personas iguales

Cuanto más alta esté tu posición en el buscador, más posibilidades tienes de que te vean, según dice el catedrático en Redes Sociales del sur de California de la Universidad de Chapman Niklas Myhr.

Si no estás entre los 10 primeros, la persona que te quiera contratar puede pensar que eres otra persona o llevarse una impresión poco favorable.

Porque ni siquiera eres competitivo en lo que respecta a la marca de tu propio nombre y puede pensar, "¿cómo vas a ayudar entonces a que una empresa construya su marca?", dice Myhr.

Pero hay varias cosas que puedes hacer para conseguir la codiciada primera página, por ejemplo, añadir una letra o una palabra a tu nombre.

Un pequeño cambio, un gran salto

"Si quieres destacar en internet, tienes que crear un nombre de usuario más largo en las redes sociales y en tu página web personal", dice Dan Schawbel, autor de "Promote Yourself: The New Rules For Career Success" ("Tú eres tu marca, ¡promuévete!").

Utiliza la inicial de tu segundo apellido o algo relacionado con tu sector o profesión para crear una identidad más única, más particular.

El músico estadounidense John Smith, cuyo nombre es lo más similar a Juan Pérez en español, aplicó este enfoque con éxito.

Cuando llegó el momento de elegir un nombre de dominio para su empresa en Trampealeau, Wisconsin, no fue ninguna sorpresa comprobar que johnsmith.com ya estaba ocupado. Pero johnsmithmusic.com, no.

Smith lo eligió y claramente, fue un sabio gesto. Si buscas "John Smith" en Google, su página web aparece cuarto en la primera página de resultados.

"Parece ser que cualquier pequeño cambio puede ayudar a dirigir el tráfico a tu página de internet", opina Smith.

Otros consejos

Cuando decidas qué nombre o eslogan vas a utilizar, regístralo en las redes sociales más famosas que suelen aparecer primero en las búsquedas de Google: Facebook, LinkedIn, Twitter y Quora, tal y como sugiere Schwabel.

También puedes considerar comprar tu propio nombre de dominio. Incluso si no pretendes utilizarlo, esto evitará que los demás creen una página de internet utilizando tu nombre y que se diluyan los resultados de búsqueda que te afectan.

Y sé consistente para que no haya ninguna confusión. Asegúrate de que cualquier nombre o eslógan que utilices es el que vas a llevar contigo el resto del camino. Si no, tendrás que volver a establecer una nueva identidad en línea otra vez.

Un pequeño cambio puede ayudar a distinguirte de los otros que llevan tu nombre.

Aprovecha también las secciones de titular y resumen de LinkedIn como sugiere Lisa LaRue, una entrenadora laboral que vive en Londres y que es la propietaria de la Consultora para el desarrollo laboral CareerWorx.

Incluye una descripción concisa de tu identidad profesional para que "la gente puede distinguirte rápidamente de todos tus tocayos", escribe LaRue y añade: "Tienes que asegurarte de que has establecido tu marca personal de forma efectiva".

Asegúrate además de que tu perfil de LinkedIn está completo y de que incluye una foto profesional, como aconseja Myhr de la Universidad de Chapman. Y más importante, consigue recomendaciones de colegas con los que has trabajado o trabajas. "Nunca son demasiadas", opina el experto.

Cuando se trata de crear tu resumen, pregúntate lo siguiente después de cada oración: "¿Se puede aplicar esto a cualquier persona que esté en LinkedIn?".

Myhr señala que si la respuesta es afirmativa, debes "borrar" lo que has escrito y empezar de nuevo.

Sigue adelante

No basta con establecer tu identidad en línea. También tienes que mantenerla y expandirla. Si lo que te preocupa es Google, concéntrate en las páginas que son propiedad de Google, como YouTube y Google+.

"Google clasifica los sujetos dentro de (su) campo así que subir videos a YouTube o estar activo en Google+ ayuda a tu posición a los ojos de Google", dice Clohosey y sugiere cargar varias imágenes profesionales a Google+.

"Esto aparecerá cuando alguien escriba tu nombre. Cuantas más imágenes profesionales tengas ahí, mejor".

Escribir en un blog con regularidad también ayuda a que te encuentren... y a que te recuerden.

"Es bueno para optimizar el motor de búsqueda, te ayuda a estar en la primera página pero también demuestra que eres una autoridad en el campo elegido", concluye Clohosey.