Qué piensan los habitantes de Ferguson de la violencia en su ciudad

  • 19 agosto 2014
Manifestantes en Ferguson piden justicia
Los residentes de Ferguson se identifican con Mike Brown y piden justicia.

La muerte a tiros de un adolescente negro desarmado, el 9 de agosto, ha generado continuos disturbios y protestas en Ferguson, un suburbio de St. Louis, Misuri, Estados Unidos. La BBC visitó esa localidad para conversar con la ciudadanía sobre el conflicto.

Los familiares de Michael Brown, de 18 años, dicen que la comunidad se ha consolidado en torno a ellos para brindarles apoyo en su momento de necesidad.

Un primo de Brown que no quiso ser identificado expresó a la BBC que "es difícil pero intentamos sobrellevar la situación con todo el apoyo".

Otra pariente que también se abstuvo de dar su nombre describió a Brown como "respetuoso" y "humilde", muy "tímido".

"La violencia que ocurre ahora, afectando a nuestra comunidad, es algo que él no hubiera querido", añadió la mujer. "Estamos simplemente manteniendo la fe. Debemos tener esperanza y rezar porque si no se tiene esperanza y no se tiene fe y no se reza, no vamos a obtener justicia".

Reacción exagerada

Después de una movilización organizada por el líder de los derechos civiles reverendo Jesse Jackson, éste describió la muerte del joven como parte de "un patrón que se da en todo el país de un hombre negro baleado por policías blancos, de arrestos (injustificados), de detenciones y cateos, de encarcelamiento excesivo".

"Esta es una versión de linchamiento en 2014", agregó Jackson.

Pancarta y flores en Ferguson
Los residentes de Ferguson dijeron a la BBC que no se sienten seguros en sus comunidades ni en el país.

Los residentes de Ferguson hicieron eco de la frustración que siente Jackson ante el trato que recibe la población negra de parte de la policía.

"Yo he sido acosado por la policía, así que definitivamente entiendo cuando la gente dice que la policía te puede parar y hostigarte y decirte '¿de dónde vienes o dónde has estado?'", afirmó un residente no identificado a la BBC.

"Yo soy un hombre adulto así que ¿por qué tengo que contestar a eso? Yo no he hecho nada. ¿Me ves huyendo? ¿Alguien hizo una denuncia?

"La policía abusa de su autoridad. Algunos se creen que están por encima de la ley... Cuando nos detienen, creen que tienen más poder que nosotros", manifestó un hombre en una muchedumbre que no dio su nombre.

"Se trata de poder. Ellos tiene el poder y sienten que nosotros no lo tenemos. Por eso es que hacen las cosas que hacen. Lo que le hicieron al joven Michael Brown, eso no fue necesario. Fue una reacción exagerada".

Otro individuo no identificado dijo que la vehemencia de las autoridades lo hace temer por la seguridad de su familia.

"No nos sentimos seguros como hombres en Estados Unidos, en este momento. No sentimos que podemos proteger a nuestros niños", explicó. "Tengo un hijo que tiene edad para conducir y me preocupo por él cuando sale a estas carreteras. Tengo una esposa y me preocupo por ella".

"Desaliento"

Manifestación en Ferguson
La sensación es que demasiados jóvenes negros están siendo baleados en las calles de EE.UU.

Más personas declararon que lo ocurrido en Ferguson representaba un creciente problema nacional.

"Es simplemente desalentador escuchar que la policía tuvo que dispararle a ese joven tantas veces", comentó un residente. "El caso es que, como comunidad, no nos sentimos seguros, no solo en St. Louis, sino en cualquier otra gran ciudad de Estados Unidos".

Shawn, que también vive en Ferguson, dijo: "Ellos son nuestros jóvenes negros que están siendo baleados en las calles por todo Estados Unidos".

"Los culpables siempre parecen salir libres. Eso envía un mensaje al país y al mundo que puedes matar a un joven negro en cualquier momento con tal de que seas blanco... te saldrás con la tuya. En estos momentos se está dando una gran lucha por nuestro pueblo afroamericano... No podemos permitir que estas cosas continúen sucediendo".

Shenae, una residente de la vecina Jennings, afirmó que los esfuerzos de las autoridades para frenar las protestas no tenían nada que ver con mantener la ley y el orden sino mantener el estatus quo.

"Nos quieren callar. No están tratando de mantener el orden o mantener la seguridad. Están tratando de silenciarnos para que no haya cambio, que no haya progreso", insistió. "Para que hechos como los que le sucedieron a Mike Brown puedan continuar dentro de nuestra comunidad. No es la primera vez ni será la última".

"Montaña rusa"

Entretanto, algunas personas que conversaron con la BBC describieron las protestas en Ferguson como principalmente pacíficas y comunales, con un propósito compartido.

Sarah, de la cercana University City, ha pasado cuatro días en Ferguson.

"Lo que muchos de los medios no están mostrando es la diversidad de estos grupos de personas que están viniendo aquí y lo acogedores que son todos", expresó. "Es realmente maravilloso estar dentro de esta comunidad en este momento. Hay tanto amor y apoyo".

Manifestación en Ferguson
Varios describieron las manifestaciones como un acogedor evento comunal.

Otro entrevistado describió los esfuerzos de jóvenes de proteger a las tiendas locales y la comunidad en general de los saqueadores.

"La gente se preocupa por su comunidad y las personas que están saqueando no son necesariamente residentes de Ferguson. Son oportunistas", aseguró. "Es realmente triste ver que todavía haya gente que quiere aprovecharse de la situación y se sienten con derecho a saquear. Pero un pecado no es más grande que otro y la ignorancia no justifica la ignorancia".

Chris compara los días después de la muerte de Brown como una "intensa montaña rusa".

"He visto protestas pacíficas pero también he visto una gran cantidad de violencia. He visto ira y animosidad contra la policía de parte y parte", dijo. "He aspirado ese gas lacrimógeno en dos ocasiones diferentes. Ha sido una semana muy dura y, como van las cosas, no sé cuándo va a terminar esto".

"Creo que hay mucha gente como yo en esta comunidad que está frustrada y quiere ver que se haga justicia".