Cómo perder peso y no volver a ganarlo

  • 17 agosto 2014
Tenedor, metro y pesa

"Sólo se vive una vez", solía decir Helen Whewell, una británica que estaba en la categoría de obesa mórbida. "Hay que disfrutar de las cosas buenas de la vida", era su filosofía a la hora de comer.

Pero cuando desarrolló una grave enfermedad cardíaca y le dijeron que su peso era un riesgo para su vida, ella y su familia finalmente decidieron que la situación había llegado al punto de "dieta o muerte".

Con la ayuda de Sioned Quirkel, una dietista especializada, resume así para la BBC lo que en su experiencia resulta efectivo a la hora de perder peso.

Olvídese de las dietas yo-yo

Muchos tenemos sobrepeso y tratamos de perder kilos. Pero más de la mitad de los que se ponen a dieta vuelven a ganarlos.

A mí me negaron tratamientos médicos importantes hasta que perdiera una cantidad considerable de peso.

Había estado más delgada antes, pero necesitaba encontrar la manera de perder peso y no volver a engordar.

¿Cómo dejar las dietas yo-yo?

Aunque uno debe pedirle consejos personalizados a un profesional de la salud, he aquí algunos métodos que me sirvieron.

Compenétrese

Pesa
¡Deje el miedo y enfrente la realidad!

Aunque la tentación es evitar que a uno lo pesen, estar ciego a la realidad no ayuda a perder kilos.

Súbase a la pesa

Yo le tenía pavor a que me pesaran pero es la única forma de saber cuánto hay que perder y, después, cuánto se ha perdido. El sólo bajar 5 a 10% de peso ya trae un beneficio significativo para la salud.

Póngase una meta

No se trata sólo del peso al que le apunta, sino también la razón por la cual quiere alcanzarlo. Cambiar su dieta y estilo de vida traerá beneficios adicionales. Si los escribe, le servirán de motivación cuando la necesite.

Pueden ser sentirse más seguro de sí mismo o evitar problemas de salud asociados con el sobrepeso. O quizás volver a usar una prenda favorita o jugar con sus hijos o nietos.

Incluya a su familia

Helen Whewell
El sobrepeso que cargaba Helen Whewell estaba poniendo en riesgo su vida.

Asegúrese de que la gente más cercana sea su mejor aliada. Pídales que se ocupen de la cena, mientras va a hacer ejercicio. Y que no se quejen cuando la nevera ya no esté llena de tentempiés cargados de calorías. Habrá momentos difíciles cuando su fuerza de voluntad podría fallarle pero tener cerca a alguien que le apoye ayudará.

Premios

Establezca unas minimetas en el camino a la meta final y dese premios cuando las alcance.

Asegúrese de que los premios no son alimentos pues eso refuerza el poder que puede tener la comida en nuestras vidas.

Eche al crítico

Todos somos nuestros peores críticos pero eso tiene que cambiar. Cierto, usted es una persona con sobrepeso, pero está haciendo algo al respecto. Y recuerde: la perfección no existe así que no se critique por darse un gusto de vez en cuando: lo que importa es la moderación.

Manténgase activo

Danza del vientre
Ir al gimnasio no es la única manera de hacer ejercicio.

Me aterraba la idea de ir a un gimnasio... sencillamente sentía que no pertenecía a ese ambiente.

Necesitaba encontrar algo con lo que me sintiera cómoda.

Yo tengo un empleo sedentario así que lo que empecé a hacer fue caminar unos 20 minutos en mi hora de almuerzo.

Luego, descubrí una clase de danza del vientre cerca de casa y voy cada miércoles. No importa si no me sé todos los pasos, es una clase tranquila, divertida y definitivamente nos hace sudar.

Así empecé a sentir un poco más de confianza en mí misma y lista para ir al gimnasio.

Lo que aprendí es que si uno va poniéndose en forma de a poquitos, encuentra lo que se ajusta más a su personalidad y empieza a disfrutarlo.

No deje que el hambre le venza

El hambre puede ser uno de los asuntos más difíciles con los que va a tener que lidiar y quizás va a tener que aprender a adquirir hábitos nuevos de comida.

He aquí siete consejos que pueden ayudar.

1. Mantenga suministros saludables

Contenido de la nevera

Asegúrese de que tiene a mano tentempiés saludables pero deshágase de toda la comida chatarra que tiene poco o ningún valor nutricional.

2. Compre inteligentemente

Planee lo que va a comprar y no olvide incluir cosas saludables que le gusten mucho. Nunca vaya al mercado con el estómago vacío. Siempre lleve una lista y no se deje lleva por la tentación.

3. Manténgase hidratado

Tome mucha agua. Uno puede sentirse hambriento cuando lo que realmente está es sediento, así que tome unos dos litros de fluidos al día.

4. Distráigase

Un antojo no dura mucho tiempo. Distráigase por unos 15 minutos y pregúntese: ¿realmente necesito comerme eso? ¿Vale la pena?

5. Déjese llevar por la nostalgia

Busque fotos de cuando estaba más contento con su peso y ponga alguna en la nevera. Escríbase también notas de aliento.

6. No coma por consuelo

Aprenda a reconocer cuando su hambre es una señal de otra cosa, como estrés o fatiga. Comer por razones emocionales puede llevar a un círculo vicioso así que busque otras maneras de lidiar con ese tipo de problemas.

7. Dígale 'no' a soluciones temporales

Si quiere perder peso y no volverlo a ganar, tiene que cambiar su forma de pensar: es un estilo de vida a largo plazo. Es normal fallar ocasionalmente en el camino pero no se dé por vencido completamente.

¿Cuál es su debilidad?

Perder peso es difícil y todos tenemos nuestro propio "talón de Aquiles". ¿A cuáles de estos le queda más difícil renunciar?

Alcohol

Vino

Evite tener trago en la casa y use el dinero que se ahorre para comprar algo que realmente le guste.

Comer afuera

Restaurante

Perder peso significa moderación así que si usted realmente quiere darse un gusto, incorpórelo a su estilo de vida saludable: no tiene que renunciar a todo.

El sofá

Gimnasio

Si la idea de ir al gimnasio le hace sudar, busque alternativas como caminar, montar bicicleta, consolas de juegos activos o equipo de ejercicio en casa.

Cocinar e invitar amigos

Utensilios de cocina felices

Encuentre versiones más saludables de la comida que le fascina y experimente con cosas como kebabs de frutas en vez de pasteles.