Cuatro formas de reciclar los neumáticos usados

  • 7 agosto 2014
Sandalias hechas con neumáticos usados
Se venden en las calles de Nairobi por US$2 a US$5.

Podría parecer incongruente pensar que neumáticos usados desechados puedan utilizarse para crear encantadoras y funcionales sandalias o piezas de mobiliario.

Pero de Kenia a India, de Detroit a Suecia, empresarios ingeniosos y preocupados por el medio ambiente están transformando uno de los desechos más comunes y de los que es más difícil deshacerse (se estima que 1.500 millones de neumáticos se botan todos los años en el mundo entero) en productos extrañamente atractivos -y superfuertes- con un poco de, ¿cómo decirlo?, "alma".

La BBC exploró cuatro productos que actualmente están siendo fabricados a partir de neumáticos usados en diferentes partes del mundo.

Sandalias

Empresarios locales en Kenia han creado una industria artesanal de la confección de la así llamada "sandalia akala", con la "piel" de llantas usadas. Se venden en las calles de Nairobi por un precio de oscila entre los US$2 y los US$5 el par, una suma considerablemente menor al calzado que venden las tiendas en los alrededores, al tiempo que ofrecen una durabilidad diez veces mayor.

De hecho, miembros de los masáis, que deambulan por el sur de Kenia y el norte de Tanzania, han venido utilizando estas chanclas -también conocidas como las "mil kilométricas" por su durabilidad- por décadas para caminar entre maleza más ruda que piel de rinoceronte.

Zapatos

Los zapatos hechos de neumáticos se están poniendo de moda, ahora que algunas tiendas por internet están usando ese material. Algunos diseños pueden venderse hasta por US$80.

En Detroit, EE.UU., la reverenda Faith Fowler siguió el ejemplo de las "mil kilométricas". En el Cass Community Social Services, una organización de lucha contra la pobreza, emplea a decenas de personas que transforman los neumáticos viejos -la división de Green Industries recolecta cerca de 35.000 al año- en sandalias que se venden por US$25, de una gran durabilidad.

Cauchos desechados
Se estima que miles de millones de neumáticos usados están acumulados por todo el mundo.

Destinadas a los hipsters urbanos, cansados de vestir siempre lo mismo, las sandalias son diseñadas por estudiantes de la Universidad de Michigan en Ann Arbor y el College for Creative Studies en Detroit.

Muebles

En Bombai, India, la empresaria Anu Tandon Vieria estableció una compañía llamada The Retyrement Plan, cuyos trabajadores trasnforman neumáticos viejos y otros materiales reciclados en mobiliario exterior impermeable que "inflaría" el ambiente de cualquier patio o jardín.

Pisos

En otro plano, la compañía sueca Apokalyps Labotek hace laminados para piso, duraderos y con estilo, a partir de los cuatro millones de llantas que son desechadas en todo el país cada año.

La compañía muele los neumáticos hasta convertirlos en polvo, y con ayuda de cierta forma de alquimia, las mezcla con plástico reciclado y -¡todo listo!- crea pisos de parqué tan fuertes como la sandalia mil kilométrica.

Ahora bien, es cierto que las fabricantes de neumáticos están tratando de desarrollar una llanta reciclable y sin aire que ponga fin al problema de la disposición de los cauchos usados, que son más difíciles de sacarse de encima que un Volkswagen Escarabajo.

Pero no se preocupe, no es necesario correr a comprar akalas. Se estima que miles de millones de neumáticos están permanecen acumulados alrededor del mundo, así que esta fuente de materiales reciclables no va a desaparecer muy pronto que se diga.

Esculturas hechas con neumáticos reciclados
En una nota más creativa y menos empresarial, algunos creativos han usado llantas para hacer esculturas.

Lea la historia en inglés en BBC Autos