Cómo ver mejor sin lentes gracias a la computación

  • 1 agosto 2014
Simulación
La simulación muestra el efecto de la pantalla en la nitidez de la imagen.

¿Usa lentes y a veces se incomoda a la hora de ver las pantallas de la computadora, la tableta o el televisor? Por años los técnicos han querido ayudarlo tratando de diseñar monitores que permitan prescindir de las gafas correctivas a quienes tienen problemas de la vista.

Ahora, un equipo de ingenieros equipo de la Universidad de California, en Berkeley, y del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) ha desarrollado un prototipo de pantalla de tableta que utiliza un software para alterar la luz a partir de cada píxel, según la graduación de los lentes que use la persona.

Los resultados de la investigación se presentará en la conferencia internacional de computación gráfica SIGGRAPH, en Vancouver (Canadá), este mes de agosto.

El equipo asegura que la tecnología podría ayudar a millones de personas que necesitan gafas a la hora de utilizar sus dispositivos digitales.

Si se considera que solo en Estados Unidos el 40% de la población sufre de miopía y otras afecciones oculares, o que en Asia es más de la mitad de la población la que tiene esos problemas, y que cada vez hay más pantallas que ver en más partes, se entiende que hay un mercado potencialmente grande de interesados en que esta tecnología prospere.

Múltiples usos

Pantalla
Prototipo de pantalla con filtro que corrige problemas de vista.

"La importancia de este proyecto es que, en vez de depender de la óptica para corregir la vista, usamos la computación", dice el principal autor de la investigación, Fu-Chung Huang.

"Es una clase muy distinta de corrección y es no intrusiva".

Los investigadores creen que la idea, cuando se perfeccione, podrá beneficiar a personas que sufren problemas de vista más difíciles de tratar.

"Vivimos en un mundo en que las pantallas son omnipresentes", dice el coordinador del proyecto en la Universidad de California, el profesor Brian Barsky.

"Las personas con problemas graves tienen, muchas veces, irregularidades en la forma de la córnea, y esta forma irregular dificulta que usen gafas", afirmó.

"En algunos casos, puede ser un impedimento para que realicen algunos trabajos, porque muchos empleados trabajan con pantallas. Esta investigación podría cambiar sus vidas", considera Barsky

Cuestión de algoritmos

Hombre con anteojos frente a pantalla
La nueva tecnología podría significar el fin del uso de anteojos frente a la computadora.

Los autores del estudio dicen que su prototipo ofrece "significativamente mayor contraste y resolución si se compara con soluciones anteriores".

El equipo desarrolló un algoritmo que tiene en cuenta el problema específico del usuario para ajustar la intensidad de cada punto de luz que emana de cada píxel en una imagen.

El algoritmo altera la luz de forma que, al pasar por un pequeño agujero en el filtro de plástico, los rayos luminosos llegan a la retina de forma nítida.

Los investigadores dicen que el objetivo es anticipar cómo distorsionan los ojos de forma natural lo que proyecta la pantalla (y que normalmente corrigen las gafas o las lentes de contacto) y ajustarlo con anterioridad.

La investigación está en fase inicial, pero los ingenieros del proyecto opinan que la tecnología tiene un gran potencial en el área de las correcciones visuales.

Creen que en el futuro habrá pantallas que puedan ser vistas al mismo tiempo, con nitidez, por múltiples usuarios con distintos problemas de visión.

"En un plazo largo, creemos que las pantallas flexibles permitirán múltiples usos: imágenes 3D sin lentes, pantallas con imágenes en dos dimensiones corregidas, y otras", pronostica Brian Barsky.