BBC navigation

La asombrosa transformación del hombre al que le trasplantaron la cara

Última actualización: Jueves, 31 de julio de 2014
Richard Norris hoy.

A los dos años del transplante, Richard Norris ha mostrado su cara en la edición estadounidense de GQ.

Richard Norris tiene un rostro nuevo, uno verdadero. El trasplante total de cara que le hicieron en marzo de 2012, la mayor y más compleja intervención de ese tipo realizada hasta el momento, resultó exitosa.

Tanto, que tras dos años recluido junto a sus padres, como él mismo cuenta, en "una nublada colina" perdida en la rural Virginia (EE.UU.), se ha animado a mostrarla.

La enseña en un reportaje que le dedica la edición estadounidense de agosto la revista especializada en temas masculinos GQ.

Norris fue operado en la Maryland Medical Center de Baltimore (EE.UU.). En una intervención que duró 36 horas, los cirujanos le trasplantaron la cara de un joven de 21 años.

"Básicamente retiramos todo lo que estaba deformado, lo que incluía la piel de la frente, la nariz reconstruida y la mandíbula, que fueron todas reconstruidas a partir de partes del tejido del cuerpo que no eran normales", explicó en su momento a BBC Mundo el cirujano jefe encargado del transplante, Eduardo Rodríguez.

clic Lea también: El trasplante de cara más completo jamás realizado.

"Y en el tercer día del postoperatorio me dijo que podía oler por primera vez en 15 años, que es algo que tendemos a olvidar", añadió el doctor.

Durante esos 15 años previos a la operación, Norris vivió también casi oculto en la casa familiar, debido a un accidente con un arma por el que perdió la nariz y los labios.

"Me escondía detrás de una máscara y hacía la compra de noche, para no cruzarme con la gente", dijo en unas declaraciones tras la operación, cuando los médicos hicieron públicas las imágenes del antes y el después.

Vida normal

El antes y el después de la intervención.

En una operación de 36 horas, los cirujanos transplantaron a Richard Norris, de 39 años hoy, el rostro de un joven de 21.

Pero eso ya quedó atrás. A pesar del cóctel de fármacos inmunosupresores-medicamentos que se usan para prevenir que el cuerpo rechace un órgano transplantado- que debe consumir a diario por el resto de su vida, Norris aseguró que lleva una vida normal.

A la pregunta de la periodista de GQ sobre si tiene un trabajo, novia, dónde vivir, respondió con un escueto "sí".

La intervención de Norris fue financiada por la Marina de Estados Unidos, con la esperanza de que la técnica se pueda utilizar en un futuro para ayudar a las víctimas de conflictos como los de Irak y Afganistán.

El gobierno estadounidense estima que al menos 200 soldados heridos podrían someterse a trasplantes faciales.

La primera operación de este tipo se realizó en Francia en 2005 en una mujer que había sido mordida por su perro.

En 2010, cirujanos españoles llevaron a cabo el primer trasplante completo de cara en el mundo.

Contexto

Temas relacionados

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.