Muere Julio Grondona y el fútbol argentino se queda sin "dueño"

  • 30 julio 2014
Julio Grondona

En Argentina murió este miércoles una de las personas más poderosas del país: Julio Grondona, quien dirigió la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) por 35 años.

Grondona, de 82 años, falleció en Buenos Aires como consecuencia de problemas cardíacos.

Nada que ocurriera en Argentina relacionado con el deporte de la pelota escapaba de la influencia de "Don Julio", que en 2011 fue elegido como presidente de la AFA por novena vez consecutiva y también era vicepresidente primero de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA).

Grondona también era una de las personas más cuestionadas en este deporte. Una encuesta realizada hace unos años por el diario deportivo mexicano Récord lo posicionó sexto entre "los 15 personajes más odiados del fútbol".

Muchos en Argentina también lo acusaban de manejar las riendas del fútbol con total discrecionalidad y de monopolizar el poder.

Diego Maradona
Diego Maradona fue uno de los mayores críticos de Grondona en los últimos años.

De todas las veces que se postuló para la presidencia de la AFA casi no tuvo un candidato opositor, ya que fueron pocos los que lograron el aval de al menos siete miembros de la asociación, como exige el reglamento para poder aspirar a la candidatura a la presidencia.

En 2011 el empresario de los medios Daniel Vila quiso desbancarlo pero fue impedido de entrar a la asamblea donde se votó, por lo que Grondona fue el único postulante.

Uno de los principales críticos del dirigente durante los últimos años fue el futbolista Diego Maradona, quien se distanció de Grondona tras su paso como técnico del seleccionado durante el Mundial de Sudáfrica 2010.

A pesar de las críticas, tanto Maradona como varios grandes referentes del fútbol mundial expresaron su pesar por la muerte del dirigente.

"Muy triste por la pérdida de un gran amigo", dijo por la red social Twitter el presidente de la FIFA, Joseph Blatter. Mientras que el capitán del seleccionado argentino, Lionel Messi, afirmó por la misma vía: "Día muy triste para el fútbol, para toda la Argentina y para mí".

Por su parte, el exdirector técnico de la escuadra nacional Carlos Bilardo defendió la gestión de Grondona: "Es muy difícil manejar el fútbol y él hizo todo lo posible. Hizo mucho, mucho, mucho", señaló a la prensa en Buenos Aires.

Tras la muerte de Grondona, la AFA quedará en manos del primer vicepresidente del organismo, Luis Segura, quien conducirá la entidad hasta que los presidentes de los clubes elijan a un nuevo líder en octubre.

La AFA anunció que se suspenderá la liga local de fútbol por siete días en señal de duelo por el fallecimiento.

"Sistema mafioso"

Los críticos de Grondona atribuían su longevidad al mando de la AFA a métodos que calificaban de "extorsivos".

Mónica Nizzardo, ex dirigente del Club Atlanta y actual directora de la ONG Salvemos al Fútbol, dijo a BBC Mundo durante la última elección de Grondona que muchos directivos de los clubes tenían "miedo a no recibir más dinero de la asociación " si no lo reelegían como jefe.

En tanto, el ex presidente de Vélez, Raúl Gámez, acusó al dirigente de operar un "sistema mafioso" de prebendas y de financiar a los hinchas más violentos (o "barra bravas"), cargo que el dirigente negaba.

Muchos también culpaban a Grondona por la crisis que atraviesa actualmente el fútbol argentino. Pero el dirigente aseguró que los responsables eran los mismos clubes.

"Fui tolerante, bondadoso con el reparto del dinero. La problemática del fútbol no se sintió antes porque la AFA ayudó permanentemente a todos los clubes. Y no lo hice por votos, sino porque yo también fui dirigente y sabía muy bien que la pasión superaba la economía", afirmó en 2009 al diario Perfil, una de las pocas entrevistas que concedió en la última década.

El periodista Ariel Borenstein, que en 2001 publicó el libro "Don Julio", sobre Grondona, dijo a BBC Mundo que el dirigente era considerado "El Padrino" del fútbol argentino.

Según el biógrafo, Grondona fue la figura pública argentina que más logró subsistir al frente de un organismo nacional, superando por lejos a la mayoría de los funcionarios y políticos del país, cosa que demostró su enorme astucia política.

El dirigente también contaba con muchos que lo admiraban.

El periodista deportivo Pablo Silva, creador de la espuma en aerosol que utilizaron los árbitros durante el último Mundial de Brasil, dijo a BBC Mundo que su invento nunca hubiera prosperado si no hubiera sido por "Don Julio".

Lea también: El aerosol argentino que deja su huella en el Mundial

"Grondona impulsó nuestra idea y jamás sacó rédito de su comercialización", destacó Silva, quien resaltó la generosidad del dirigente.