Por qué a Estados Unidos y Europa les cuesta tanto criticar a Israel

  • 31 julio 2014
protesta proisraelí
En varias ciudades del mundo ha habido protestas a favor y en contra de la operación israelí.

Mientras en distintas ciudades del mundo ha habido protestas contra Israel por sus ataques militares en la Franja de Gaza, en Estados Unidos, Europa y Asia, muchos gobiernos han sido reacios a cuestionar la estrategia militar israelí.

Desde que hace ya tres semanas comenzaron los ataques aéreos en Gaza, más de 1.300 palestinos han muerto, el 75% víctimas civiles, según datos de la Organización de Naciones Unidas. Las víctimas israelíes ascienden a 55, casi todos militares.

Pero este miércoles, ante el bombardeo de una escuela de la ONU en el campo de refugiados de Jabaliy en Gaza, que causó la muerte a 15 personas, la organización internacional y Estados Unidos, tuvieron duras críticas para con los israelíes. Aunque en el caso estadounidense, el lamento por la acción no llegó a responsabilizar expresamente al lado de Israel.

En días pasados Reino Unido, Francia, Alemania, Italia y Estados Unidos, mientras pedían un cese el fuego, han rechazado la pérdida de vidas, aunque en sus muy cuidados comunicados dejan claro que reconocen el derecho de Israel a "defenderse".

Cuando el Consejo de Derechos Humanos de la ONU votó el pasado miércoles abrir una investigación para determinar si Israel ha cometido crímenes de guerra en Gaza, el resultado fue de 29 a 1, el voto de Estados Unidos. Pero los países europeos presentes tampoco votaron a favor. Francia, Alemania y Reino Unido, entre otros, se abstuvieron.

Lea también: ¿Por qué a los alemanes les cuesta protestar por Gaza?

"Rodeado de enemigos"

soldado israelí

Una de las explicaciones de esta cautela frente a las acciones de Israel es la responsabilidad histórica que Occidente tiene con ese país.

La creación misma del Estado de Israel, tras el Holocausto judío, está muy anclada en el deseo de las potencias –como Estados Unidos y Reino Unido- de que se pudiera crear un territorio propio para los judíos.

Washington reconoció al Estado de Israel el mismo día en que David Ben Gurión lo proclamó, en 1948, y con el paso del tiempo ha convertido a ese país –considerado como la única democracia de Medio Oriente- en su aliado más confiable en la región. La Casa Blanca no ha dudado, además, en defenderlo en escenarios internacionales cuando ha sido necesario.

"Estados Unidos, en diferentes gobiernos, siempre ha sentido la necesidad de defender a Israel de ataques globales, particularmente en Naciones Unidas, donde hay un amplio número de países de África, Asia y América Latina que están dispuestos a unirse para criticar a Israel", dice a BBC Mundo Edward Gnehm, exembajador de Estados Unidos en Jordania y ahora profesor de la Universidad George Washington, en la capital estadounidense.

protesta propalestina
La operación israelí ha generado rechazo entre algunos grupos. Esta protesta ocurrió en el norte de Francia.

La relación actual entre los dos países está basada en más de US$3.000 millones de ayuda financiera militar que Washington le entrega al año a su aliado. Según el Servicio de Investigaciones del Congreso (CRS, por sus siglas en inglés), Israel es el principal receptor de ayuda extranjera de Estados Unidos desde la Segunda Guerra Mundial, con una asistencia bilateral acumulada de US$121.000 millones.

Además, el gobierno de este país sabe que una parte importante de la población simpatiza con Israel. Una encuesta de esta semana, realizada por el Centro de Investigación Pew, reveló que el 40% de los estadounidenses considera que Hamas es el culpable de la violencia actual en Gaza, mientras el 19% cree que es Israel.

Además, el 25% opina que Israel se ha excedido en su respuesta al conflicto, mientras el 35% asegura que ha sido adecuada.

Por otro lado, la historia de Israel y los múltiples conflictos que ha tenido desde su creación han jugado un rol en la forma cómo el país es visto por algunos miembros de la comunidad internacional.

Gnehm le dice a BBC Mundo que si bien las amenazas y las capacidades militares de Israel han cambiado con el tiempo, "todavía permanece la percepción internacional de este pequeño estado rodeado de enemigos".

Esto puede explicar, en parte, el argumento reiterado por Estados Unidos y algunos gobernantes europeos de que Israel tiene el derecho a defenderse de las provocaciones externas, aunque con un sentido de proporción. Para algunos observadores, esta proporcionalidad no está ocurriendo en el terreno.

pariente de un soldado israelí fallecido
53 miembros de las Fuerzas de Defensa de Israel han muerto, así como dos civiles israelíes.

Europa

En Europa, la postura de los países no es homogénea ni responde a los mismos condicionantes.

"Una de las razones más importante es el sentimiento de culpabilidad hacia la comunidad judía", explica Mariano Aguirre, director del Centro Noruego de Construcción de la Paz. Aguirre se refiere al Holocausto y las persecuciones sufridas por los judíos durante siglos.

"La comunidad judía lo recuerda constantemente a través del Estado judío y de los grupos de presión", dice Aguirre.

En este sentido, es clave la postura de Alemania, muy sensible en sus relaciones con Israel y atenta a cualquier surgimiento de estereotipos antisemitas.

Según Michael Brenner, director del Centro de Estudios de Israel en American University, en Washington, en algunas manifestaciones recientes los participantes no han distinguido entre Israel y los judíos.

"Cualquier crítica a Israel es permitida, pero (el gobierno) será más severo con los efectos antisemitas de estas manifestaciones", dice a BBC Mundo Brenner. El gobierno de Alemania emitió la semana pasada un comunicado en el que criticó "en los términos más fuertes posibles" que se presentara una retórica antisemita en protestas propalestinas y antiisraelíes.

Esta no es la única razón de raíces historicas que influye en la postura de los países europeos. La historia colonial también juega un papel muy importante, según Aguirre. "El colonialismo francés y británico creó el germen de la situación actual", afirma el experto.

Barack Obama
La postura del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, influye en la Unión Europea.

Estos países están "atrapados en su propio discurso", en la medida en que las decisiones que ambos tomaron desde principios del siglo XX han creado una "inercia diplomática" que ahora no van a revisar.

Diplomacia

Otro factor muy importante para los países europeos es el apoyo que, como se ha dicho con anterioridad, Estados Unidos profesa a Israel. "Si critican a Israel, los países saben que están poniendo en duda la postura de Estados Unidos", dice Félix Arteaga, investigador principal de Seguridad y Defensa en el Real Instituto Elcano.

Los gobiernos europeos, atentos para no enfadar al amigo estadounidense, no criticarán la desproporcionalidad de los ataques si no lo hace antes el gobierno de Barack Obama, según Arteaga.

Al mismo tiempo, dice el investigador, la opinión pública tiende a vincular el sentimiento con respecto a Estados Unidos e Israel. "El sentimiento antiamericano y las críticas a Israel suelen ir de la mano", dice Arteaga a BBC Mundo.

En el caso de los ataques de estos días sobre Gaza, hay un factor coyuntural que también complica que las potencias se posicionen con más rotundidad. "La Unión Europea ya tiene muchos problemas para articular sanciones contra Rusia por el conflicto con Ucrania, como para abrir otro frente", explica el investigador del Instituto Elcano.

Consejo de Seguridad
El Consejo de Seguridad de la ONU pidió un cese el fuego humanitario.

El resultado de todos estos factores, según Aguirre, es que Israel siente que goza de "impunidad". "Hace tiempo que Estados Unidos y Europa, líderes en este conflicto, han aceptado implícitamente que Israel tiene impunidad", afirma el investigador.

"Por eso puede violar sistemáticamente el derecho internacional, el derecho humanitario y los acuerdos de los que forma parte sin ser condenado", concluye.

Israel ha violado 32 resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU desde 1968, según un estudio de Steven Zunes, de la Universidad de San Francisco, que publicó el diario israelí Haaretz.

Hamás

"La política occidental está clara", afirma Nadim Shehadi, investigador asociado sobre Oriente Medio en Chatham House, un centro de estudios basado en Londres. "Estados Unidos y Europa consideran que Hamas es una organización terrorista", dice Shehadi, "y que Israel tiene derecho a defenderse".

Si del conflicto actual se obtuviese una solución, esto reforzaría a Hamas frente a la Organización de Liberación Palestina (OLP), que es quien ha representado la causa palestina históricamente en las negociaciones. "Hamas se declararía victorioso", dice Shehadi, algo que en su opinión Estados Unidos y Europa quieren evitar por todos los medios.

Aguirre abunda en esta idea. Según el experto, Estados Unidos y Europa se han quedado sin una "respuesta política" tras el fracaso de las negociaciones para los dos Estados dirigidas por el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry. "Una vez fracasado, se han quedado sin marco de referencia y sin modelos de negociación que ofrecer".