¿Fue un misil Buk lo que derribó el vuelo MH17 de Malaysia Airlines en Ucrania?

  • 18 julio 2014
Vehículo oruga, parte de un sistema Buk ucraniano
Vehículo oruga, parte de un sistema lanzamisiles Buk ucraniano.

Nadie sabe a ciencia cierta qué ocurrió con el avión MH17 de Malaysia Airlines que cayó este jueves sobre el este de Ucrania, pero expertos en Occidente creen que se trató de un misil tierra-aire.

Sin cerrar la puerta a otras hipótesis, repasamos aquí detalles de la que sostiene que la aeronave en la que viajaban 298 personas fue derribada desde tierra cuando sobrevolaba territorio controlado por separatistas prorrusos.

Los rebeldes y las autoridades ucranianas se acusan mutuamente de haber derribado la nave que cubría la ruta Ámsterdam-Kuala Lumpur, con 298 personas a bordo.

En las últimas semanas, los rebeldes separatistas prorrusos han logrado derribar varios aviones militares con misiles en la misma zona de la tragedia en el este de Ucrania, donde luchan contra las fuerzas gubernamentales ucranianas desde el mes de abril.

SA-11 Buk

Michael Clarke, director del área de defensa y seguridad del Royal United Services Institute, con sede en Reino Unido, le dijo a la BBC que por lo que se sabe hasta ahora es posible que haya sido un ataque del lado rebelde y que haya sido por error.

"Toda la evidencia es circunstancial, pero apunta en una dirección: que los separatistas (...) usaron un lanzamisiles SA-11 Buk", dijo Clarke.

Buk

El sistema Buk (ver imagen), conocido también por el nombre Gadfly (que le da la OTAN) es de fabricación rusa y fue diseñado originalmente en los 70 (es sucesor del sistema SA-6).

Es un sistema tierra-aire de rango medio, con un alcance superior a los 20 kilómetros, diseñado para defenderse de aviones y misiles crucero.

Típicamente está compuesto por cuatro misiles montados sobre un vehículo oruga, que lleva un radar para guía y seguimiento, más otro vehículo que lleva el sistema Snow Drift de adquisición de objetivos.

Según expertos militares también puede funcionar sin este segundo vehículo.

¿Error?

"Sabemos que los separatistas se jactaron el 29 de junio de haber capturado un (lanzamisiles de fabricación rusa) SA-11 Buk de los ucranianos", contó Clarke, "incluso dijeron de dónde lo sacaron, de un regimiento de defensa aérea ucraniano; hasta dieron su número, que era A1402", dijo Clarke.

"Así que sabemos que tenían esto. No sabemos si era un Buk capturado o uno provisto por Rusia. Pero es muy probable que se haya usado un arma de ese tipo".

Restos del avión
Restos del avión de Malaysia Airlines.

A eso se suma el hecho de que en la que se cree que es su cuenta en la red social rusa VKontakte, el líder militar separatista Igor Girkin (alias Strelkov) publicó -poco después de que cayera el MH17- una entrada en la que aseguraba que los rebeldes habían derribado un avión de transporte militar ucraniano Antonov 26. Luego la borró.

El texto decía: "Cerca de Torez, acabamos de derribar un avión, un AN-26 (...). Avisamos que no se volara en nuestro espacio aéreo. El ave cayó en una escombrera. No fueron golpeadas áreas residenciales. No hubo civiles heridos".

Para Clarke, "Strelkov claramente pensaba que estaba atacando (...) un Antonov 26 (AN-26)", dijo Clarke, "se estaba jactando de que los cielos sobre su territorio no eran seguros, que nadie debía volar en ellos".

"Esto cada vez más parece un caso de error de identificación por parte de un grupo de rebeldes que tenían cierta tecnología", dijo el experto, para quien los separatistas pueden haber confundido un tipo de avión con otro al verlo en el sistema de radar del SA-11 Buk, por falta de conocimiento suficiente acerca del funcionamiento del sistema.

Grabaciones

Anton Herashchenko, asesor del Ministerio del Interior ucraniano, adhiere a la hipótesis de que el MH17 fue derribado con un lanzamisiles Buk y dice que el avión volaba a 10.000 metros (dentro del rango del SA-11).

El fiscal general de Ucrania, Vitaly Yarema, no cree que hayan usado un sistema que le quitaron a las fuerzas armadas ucranianas. Le dijo a la prensa local el viernes que "los militares informaron al presidente luego de que el avión fuera derribado que los terroristas no tenían en sus manos sistemas Buk nuestros".

Las autoridades ucranianas difundieron además grabaciones -no verificadas en forma independiente- de lo que aseguran son combatientes separatistas hablando con militares rusos y admitiendo haber derribado el avión.

Para el líder separatista Alexander Borodai fue el gobierno de Ucrania el que derribó el avión. "Lo tiró la fuerza aérea ucraniana", le dijo al canal estatal de televisión ruso Rossiya 24.

El presidente de Rusia Vladimir Putin también apuntó hacia Ucrania. "El país en cuyo espacio aéreo ocurrió (el hecho) es el responsable", dijo.

Tanto el gobierno ucraniano como los rebeldes prorrusos niegan públicamente haber hecho caer el vuelo.

Por ahora todas son declaraciones e hipótesis; las investigaciones acerca de lo ocurrido están recién comenzando.

Mapa