El tiburón que se atragantó con un león marino australiano

  • 18 julio 2014
Tiburón blanco muerto en una playa de Australia
El ejemplar de tiburón blanco apareció en una playa del oeste de Australia.

Un gran tiburón blanco cuyo cadáver fue arrastrado hasta una playa australiana podría haberse "atorado" con un león marino australiano.

Eso al menos sugieren las autoridades, que también informaron que el animal de 4 metros de largo había sido visto en la orilla del mar en la playa Coronation Beach haciendo movimientos violentos, al norte de la ciudad de Perth.

El Departamento de Pesca de Australia Occidental dijo en un comunicado que no se habían hallado "signos visibles de lesiones o enfermedad", pero en cambio había "un gran león marino australiano" en su esófago.

Los tiburones respiran a través de sus branquias, por lo que un bloqueo del esófago no necesariamente interrumpe su respiración, pero los científicos creen que el tiburón puede haber muerto intentando desalojar la obstrucción.

"Esto podría explicar el comportamiento tan inusual del tiburón", dijo el jefe científico Rory McAuley.

"Un objeto tan grande puede haber dañado los órganos internos del animal o impedido el flujo de agua dentro de sus branquias, y haber contribuido a su muerte".

"Puede ser que el tiburón se haya varado accidentalmente en su intento de deshacerse de la obstrucción".

Investigación

León marino australiano
Un león marino australiano como el de la foto estaba en el esófago del tiburón.

Brad Tapper, un testigo que había estado con su familia en la playa durante el fin de semana, le dijo al periódico The West Australian que el tiburón volvió a la costa a pesar de los esfuerzos por arrastrarlo mar adentro.

"Cuando lo vimos, estaba a unos 50 metros de la costa y pensamos que era un submarinista", dijo.

"Fuimos a verlo, empezó a sacudirse violentamente otra vez así que pensamos que era mejor irnos".

El tiburón, que según las autoridades llevaba un dispositivo de identificación y rastreo colocado en el Sur de Australia, apareció en la playa el pasado martes.

Según informaron los funcionarios de pesca, ya están analizando la información del mencionado dispositivo y se han tomado muestras de vértebras y tejidos para investigar la causa de su muerte.

Aunque que los tiburones blancos están protegidos en Australia, se ha llevado a cabo una controvertida matanza selectiva con el fin de reducir los ataques a bañistas.

Quienes critican esta medida dicen que las matanzas no son la respuesta y que dañarán el delicado ecosistema del mar.

Síganos en Twitter @bbc_ciencia