Cese al fuego en Gaza: ¿qué quieren Israel y Hamas y por qué no se ponen de acuerdo?

  • 16 julio 2014
Bombardeo a Gaza
El fuego no cesa sobre Gaza.

Tras nueve días de enfrentamientos entre Israel y el grupo islámico Hamas más de 200 personas han muerto en la Franja de Gaza y el primer israelí perdió la vida en las últimas horas, pero el fracaso de la propuesta de cese al fuego planteada este martes por Egipto no vaticina, al menos en el corto plazo, que los ataques de ambas partes se detendrán.

Un portavoz de Hamas, Sami Abu Zuhri, dijo en las últimas horas que el grupo islámico ha notificado oficialmente a Egipto que rechaza la iniciativa de alto el fuego.

El gobierno egipcio propuso el fin de los ataques como una medida básica para luego iniciar conversaciones de alto nivel en El Cairo. Con la situación estabilizada, la propuesta sugería que se discuta una apertura de fronteras con ese territorio palestino y que se facilite el movimiento de gente y de bienes.

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, dijo que la propuesta egipcia ofrece "una oportunidad para terminar con la violencia y restaurar la calma", pero calma no es el único objetivo deseado por las partes beligerantes.

Israel quiere el fin de los lanzamientos de cohetes por parte Hamas contra territorio israelí. Por eso, tras aprobar la propuesta egipcia por 6 votos a 2 en el gabinete de seguridad, decidió relanzar su ofensiva cuando comprobó que los ataques de su enemigo no se habían detenido.

Hamas, por su parte, ha reclamado el fin de la ofensiva israelí y la liberación de varios prisioneros del grupo islámico que han sido nuevamente detenidos tras ser parte del intercambio de prisioneros palestinos por el soldado israelí Gilad Shalit en 2011.

La ola de arrestos se produjo tras el secuestro y asesinato de tres adolescentes israelíes en Cisjordania, por el que Israel responsabiliza a Hamas.

Hasta ahora la única pausa a las hostilidades ha venido de Israel, que declaró este miércoles un alto el fuego "humanitario" para las 10 de la mañana de este jueves, según explicó a la BBC Yoav Mordechai, general del ejército israelí.

El alto el fuego durará entre las 10:00 a.m. y las 03:00 p.m., hora local.

Los cálculos de Israel

Soldado israelí mira hacia Gaza desde un tanque
Soldado israelí mira hacia Gaza desde un tanque.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo que su gobierno había aceptado la propuesta egipcia "para darle una oportunidad a la desmilitarización de Gaza de sus cohetes", lo que va más allá de un temporal fin de los lanzamientos.

Como dice el corresponsal de la BBC en Medio Oriente Kevin Connolly, "el gobierno de Israel se ha puesto a sí mismo la barra muy alta, hablando de un final definitivo de los ataques y no simplemente de una tregua de semanas o meses".

Cuando lanzó la nueva ofensiva militar contra Hamas, el primer ministro dijo que el objetivo era "el restablecimiento de la calma por un largo período mientras se infringía un significativo golpe a Hamas y las otras organizaciones terroristas en la Franja de Gaza".

Pero en ningún caso se habló del fin de Hamas, una posibilidad que preocupa -más que agrada- al gobierno israelí, como dijo al diario británico The Guardian Daniel Levy, director de Medio Oriente en el Consejo Europeo de Relaciones Exteriores.

"Es un cálculo muy fino entre debilitar lo suficiente a Hamas y no debilitarlo demasiado. Netanyahu aún quiere a Hamas en Gaza, de otra forma habrá caos y desbordes".

A Israel le preocupa que el vacío dejado por una eventual desaparición de Hamas sea llenado por un grupo aún más radical.

El disgusto de Hamas

Militantes de Hamas
Hamas quiere el fin del bloqueo a la Franja de Gaza.

Osama Hamadan, un vocero clave de Hamas, le dijo a la BBC que el grupo islámico se había enterado de la propuesta egipcia por los medios de comunicación.

Hamadan agregó que no se puede aceptar un cese al fuego y luego intentar una solución negociada, sino que el orden debería ser el inverso, saber qué se está negociando para lograr un cese al fuego.

Lea también: ¿Qué es Hamas? El enemigo más obstinado de Israel

Hablando con la revista estadounidense Times, el científico político Mkhaimar Abusada explicó que nadie del gobierno egipcio había consultado con Hamas su plan, "por eso están tan disgustados".

El académico de la Universidad de al Azhar en Gaza recordó cómo en noviembre de 2012, cuando tuvo lugar la anterior ofensiva israelí contra Hamas, el entonces presidente egipcio Mohamed Morsi trabajó de forma conjunta con los líderes de la facción islámica para alcanzar un cese al fuego.

Pero los tiempos han cambiado, el líder de los Hermanos Musulmanes ya no está en el poder en El Cairo y con su caída en desgracia Hamas ha perdido a su principal aliado a nivel internacional. El nuevo gobierno egipcio, comandado por Abdel Fattah al Sisi, no ha sido tan benévolo con el grupo islámico palestino.

Tanto Hamas como la Yihad Islámica han solicitado el fin del bloqueo israelí de Gaza, pero este llamado también ha sido dirigido a su vecino árabe. Desde que Sisi llegó al poder en 2013, el paso fronterizo de Rafah -el único que comunica a la Franja con territorio egipcio- no ha estado tan abierto y tan concurrido como en el pasado.

Lea también: ¿Cómo es la vida cotidiana en Gaza?

La Autoridad Nacional Palestina (ANP), que fue la primera en sugerir que el gobierno egipcio podría lograr un cese al fuego entre las dos partes, ha llamado a una relajación de las restricciones en los cruces fronterizos de la Franja tanto con Egipto como con Israel en una etapa posterior.

Mahmoud Abbas, el presidente de la ANP, se encuentra este miércoles en El Cairo para relanzar esta iniciativa.

Contenido relacionado