¿Cómo terminó Lionel Messi ganando el Balón de Oro?

  • 14 julio 2014
  • comentarios
Tras la caída ante Alemania, la decepción de Messi al recibir el trofeo fue evidente.

La decisión de la FIFA de otorgarle el Balón de Oro de Brasil 2014 al astro argentino Lionel Messi fue recibida con sorpresa y críticas.

Messi deslumbró en el inicio del campeonato, marcando cuatro goles en tres partidos de la fase de grupos, pero su estrella fue perdiendo brillo hacia el final del torneo.

Un total de 10 jugadores fueron nominados. Por Argentina también aparecieron Angel Di María y Javier Mascherano. Por el campeón, Alemania, estuvieron Mats Hummels, Toni Kroos, Philipp Lahm y Thomas Muller. El brasileño Neymar, el holandés Arjen Robben y el colombiano James Rodríguez, líder goleador del torneo, completaron la lista.

A diferencia de mundiales anteriores, la selección corrió por cuenta del Comité de Estudios Técnicos de la FIFA, un grupo de 13 expertos de distintas nacionalidades.

Previamente, el elegido surgía de una votación a cargo de medios de comunicación acreditados en el torneo.

Controversia histórica

Para muchos el mejor jugador del torneo fue el colombiano James Rodríguez.

Por otra parte, Messi no apareció en el once ideal del Mundial, basado en el índice que mide el rendimiento de los futbolistas a lo largo del torneo.

Sin embargo, no es la primera vez que la decisión del Balón de Oro genera controversia.

Para muestra, basta recordar que en el Mundial de 1998, el brasileño Ronaldo fue el premiado tras perder con Brasil la final ante Francia en un partido en el que pasó desapercibido.

Es además la quinta vez consecutiva que el ganador no pertenece al equipo que se coronó como campeón.

Cuando España ganó en Sudáfrica 2010 el premio se lo llevó el uruguayo Diego Forlán en una decisión que también trajo polémica.

De mayor a menor

Messi arrancó el Mundial en gran forma, recibiendo cuatro premios al jugador más valioso del partido (MVP) por su actuación en los tres encuentros de la primera fase y en el choque de octavos de final ante Suiza.

Ante Bélgica en cuartos de final el mejor jugador fue su compañero Gonzalo Higuaín y, en semifinales, el más destacado fue el portero Sergio Romero. Ya en la final, ante Alemania el 10 argentino tuvo escasos momentos de protagonismo.

Según muchos analistas, el premio se basó más en la fama y la indudable calidad de Messi. Para el ex capitán de la selección de Inglaterra y comentarista de la BBC, Rio Ferdinand, el galardón debió corresponderle a James Rodríguez.

"Jugó un fútbol de ataque y emocionante y buscó hacerle daño a los rivales. Messi tuvo algunos momentos mágicos, pero uno quiere verlo rindiendo de forma consistente".

La opinión de Ferdinand se vio reflejada en encuestas de varios diarios deportivos como Marca, As, la Gazzetta dello Sport y L'Equipe donde James apareció en el primer lugar de preferencias.

El técnico de Argentina, Alejandro Sabella, salió en defensa de Messi señalando que "jugó un gran Mundial" y "fue un factor fundamental para que llegáramos donde llegamos".

Sin embargo, para el recuerdo quedará su imagen de decepción, recibiendo el trofeo al final del partido en el que más se esperaba su contribución.

Vea también: Argentina aplaude a sus jugadores y a un Messi que no es inmortal