BBC navigation

El aeropuerto donde hay que pagar para respirar

Última actualización: Viernes, 11 de julio de 2014
Aeropuerto de Maiquetia

Los colores del aeropuerto de Maiquetía son obra del artista venezolano Carlos Cruz-Díez.

El aire en el aeropuerto que sirve a Caracas, Maiquetía, ahora tiene precio.

Son 127 bolívares, entre US$2 y US$20 dependiendo la tasa de cambio que se use, que cada pasajero debe pagar por su derecho a respirar aire acondicionado ozonificado.

El impuesto por respirar entró en vigor el 1º de julio, cuando el Instituto Aeropuerto Internacional de Maiquetía (IAIM) oficializó su proyecto de ozonificación para "proteger la salud de los pasajeros".

Se trata de un valor más que los venezolanos tendrán que añadir a los ya costosos boletos que con mucho esfuerzo se encuentran, producto de una crisis económica que ha impactado fuertemente a las aerolíneas, la mayoría de las cuales han reducido sus frecuencias a Venezuela.

"Bioseguridad"

Según el IAIM, en mayo se instaló un servicio de ozonización para "la eliminación de contaminantes en el ambiente y protección de la salud".

"Los usuarios con vuelos nacionales e internacionales, desde Maiquetía, deberán cancelar este arancel a su aerolínea al momento de chequearse", dice un comunicado de la entidad aeroportuaria.

Y continúa: "Para este proyecto, la Gobernación del estado Vargas instaló un sistema de bioseguridad y ozonizado en los conductos de aire acondicionado del aeropuerto, lo cual consolida a Maiquetía como el primer aeropuerto de Suramérica y El Caribe en adoptar esta tecnología".

Entre burlas y críticas

Todos los aeropuertos cobran diferentes impuestos, pero este es el primero en su especie en América Latina, y de ahí la sorpresa de muchos venezolanos al haber conocido la noticia.

Panel con información de salidas

Según fuentes del sector, el impuesto tiene como objetivo aliviar el impacto de la crisis.

Algunos, por supuesto, se tomaron la noticia con humor, como el comediante Laureano Márquez, que en una parodia de la Ley "decretó" que "los pasajeros que se nieguen a cancelar dicha tasa (…) deberán salir a las afueras de las instalaciones, agarrar bastante aire y contener el resuello mientras se encuentren en el interior de la terminal".

Algo parecido acotó el blog de humor El Chigüire Bipolar, que en una parodia de noticia tituló "Aeropuerto de Maiquetía estrena robot que te pone de cabeza y te quita el dinero".

Por su parte, la cuenta opositora de Twitter @VVperiodistas dijo que "pronto nos cobrarán impuesto por tragar 'gas del bueno'", en referencia a los gases lacrimógenos que las fuerzas oficiales usan para dispersar las protestas opositoras.

Crisis de las aerolíneas

Sin embargo, muchos otros recibieron la medida con indignación, pues la ven no solo como un impuesto "absurdo" que puede ser una fuente de corrupción, sino como una prueba de que el aeropuerto internacional más grande de Venezuela está corto de efectivo.

El mensaje del presentador y locutor Daniel Martínez en Twitter resume el pensamiento de muchos: "¿Me explican lo del ozono en Maiquetía? Los baños no tienen agua, el aire acondicionado se daña, hay perros callejeros adentro, pero ¿hay ozono?"

Y es que este aeropuerto, famoso por la obra de colores del artista venezolano Carlos Cruz-Diez en el terminal internacional, también parece haberse visto impactado por la crisis que azota a las aerolíneas, pues la frecuencia de pasajeros, ha constatado BBC Mundo, es cada vez menor.

Fuentes del sector le dijeron a BBC Mundo que el objetivo del impuesto por respirar es aliviar el impacto de la crisis, pues la baja de frecuencia de las aerolíneas significa una reducción de los ingresos para el aeropuerto.

Por ejemplo, el recorte de los vuelos de American Airlines en un 80% significa que el aeropuerto pasará de recibir US$80 millones al año a US$10 millones, según Humberto Figuera, presidente de la Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.