¿Por qué son tan impredecibles las semifinales del Mundial Brasil 2014?

  • 7 julio 2014
David Luiz, Thomas Müller, Arjen Robben, Lionel Messi

A Brasil le ha costado hacerle frente a la expectativa de una nación, Alemania brilló en breves períodos, Argentina supuestamente es excesivamente dependiente de Lionel Messi y Holanda necesitó una improbable sustitución de porteros para vencer a Costa Rica.

Brasil vs. Alemania (8 de julio, 20:00 GMT, Estadio Mineirao, Belo Horizonte)

Brasil y Alemania chocan por segunda vez en una Copa del Mundo.

La única otra ocasión fue en la final de 2002 en Japón, cuando dos goles de Ronaldo le dieron la victoria a la Canarinha.

Como ahora, Luiz Felipe Scolari era el entrenador de Brasil pero, ¿puede la Alemania de Joachim Löw evitar un segundo triunfo del DT?

BRASIL

Brasil no ha brillado pero durante la primera media hora del partido contra Colombia mostró el ímpetu, y la determinación física, que finalmente justifca su condición de favoritos.

Scolari está utilizando en el plantel a la psicóloga Regina Brandao, una medida que no ha sido bien recibida por todos, sobre todo por leyendas como el capitán campeón en 1970, Carlos Alberto. Pueden necesitarla ahora más que nunca.

La lesión que puso fin al torneo de Neymar afecta las chances del equipo brasileño y Scolari debe esperar que su ausencia, junto a la suspensión del capitán Thiago Silva, no tenga un impacto en el espíritu y el creciente empuje.

Lea también: Brasil se eriza por la salida de Neymar

Neymar
Neymar quedó fuera del Mundial tras recibir un rodillazo del colombiano Zúñiga.

El exseleccionado inglés y comentarista de la BBC, Chris Waddle, asegura que Brasil podría ser "el peor equipo en ganar un Mundial". Es cierto que no han convencido pero a cada paso que den, sentirán que el destino está escrito.

Brasil tuvo buena suerte con las decisiones del árbitro en el debut contra Croacia, no pudo vencer a México en el grupo y necesitó de los penaltis para derrotar a Chile en octavos.

Contra Colombia, sin embargo, hubo indicios de que las piezas quizá hayan empezado a encajar y el ferviente apoyo local le da una vital ventaja.

ALEMANIA

Alemania, como siempre, está cumpliendo con el trabajo. La victoria contra Francia los clasificó a su cuarta semifinal consecutiva.

El equipo de Joachim Löw ha mostrado múltiples facetas en el torneo, desde el poder ofensivo a la ocasional fragilidad en defensa.

Pero van a sentir que el trofeo está cerca y que pueden convertirse en el primer equipo europeo en ganar un Mundial en suelo americano.

Han honrado al torneo con entretenidos juegos contra Ghana y Argelia pero ahora deben dar el paso final.

El viejo cliché de la eficiencia alemana es un insulto a la habilidad desplegada en Brasil.

Pueden haber mantenido el arco en cero más que nadie (3, mismo número de partidos que Costa Rica), pero no por eso hay que confundirse y pensar que su enfoque es áspero.

¿Por qué puede ganar Brasil?

Presenciar en el estadio Castelao de Fortaleza los cuartos de final entre Brasil y Colombia fue estar rodeado de una atmósfera casi sin precedentes en el deporte.

Brasil está en medio de una ola de emociones camino a lo que creen es el triunfo definitivo: ganar un Mundial en casa.

Este Brasil puede no ser de las mejores Seleçãos pero el apoyo popular está intacto y podría llevar a estos jugadores a la gloria.

El regreso del no reconocido Luiz Gustavo, suspendido para el partido con Colombia, proporcionará seguridad a una defensa, por momentos, vulnerable.

Y en Dante tienen un defensor con experiencia para reemplazar a Thiago Silva, pero es el resplado de un país el que puede ser su arma más poderosa.

¿Por qué puede ganar Alemania?

La respuesta simple podría ser debido a que Alemania lo hace a menudo.

Un equipo con oficio, difícilmente perturbable por la atmósfera del estadio y con siete jugadores del Bayern Múnich que saben lo que es ganar en las grandes citas.

Y tienen en Manuel Neuer a un portero especial.

La parada que le hizo a Benzema sobre el final del partido con Francia ilustra la barrera que Brasil debe atravesar y también juega como un defensor adicional saliendo del área cuando es necesario.

Alemania tiene clase en todo el equipo: el capitán Philipp Lahm, el defensa Mats Hummels, Sami Khedira en el medio y el peligroso Thomas Müller.

Y en el banco está el olfato goleador de Miroslav Klose, quien con 15 goles igualó a Ronaldo como máximo goleador en la historia de los mundiales.

Predicción: Brasil 2-1 Alemania

Alemania
Oficio, experiencia, clase: Alemania.

Holanda vs. Argentina (9 de julio, 20:00 GMT, Arena de Sao Paulo)

Ambos tienen historia mundialista.

Desde el 4-0 de los holandeses en la segunda ronda de 1974 a la victoria 3-1 de la Albiceleste en la final en casa cuatro años después.

Muchos recordarán el tardío gol de Dennis Bergkamp en los cuartos de final en Francia 1998 para poner el 2-1, aunque el empate a cero en la fase de grupos de Alemania 2006 no inspira muchos recuerdos.

Argentina y Holanda han sido efectivos en Brasil 2014. Y ahora están a dos pasos de la gloria.

ARGENTINA

Muchas de las esperanzas de Argentina descansan en la brillantez de Lionel Messi.

Sin embargo, otras estrellas también se han destacado y esa capacidad integral representa una amenaza real.

Lea también: La "Messidependencia" argentina

En octavos contra Suiza apareció Ángel Di María en el último suspiro y en octavos contra Bélgica llegó el tempranero gol de Gonzalo Higuaín.

Con jugadores duros como Pablo Zabaleta, Javier Mascherano y Ezequiel Garay, este es un equipo para todas las ocasiones.

Y es más que la mera presencia de Messi.

Lionel Messi
¿Por qué puede ganar Argentina? Dos palabras. Lionel Messi.

HOLANDA

Holanda quizá no haya vuelto a tener el éxito del 5-1 del debut frente a España, pero han demostrado talento, aptitud física y determinación para alcanzar las semifinales.

La Oranje también tiene a un hombre con un plan: el DT Louis Van Gaal lo demostró cuando cambió al portero en el final de la prórroga para la definición por penaltis en cuartos de final contra Costa Rica.

Tim Krul paró dos remates, mientras el titular Jasper Cillessen festejaba desde afuera.

Lea también: Van Gaal: ¿un irrespetuoso o un genio de la estrategia?

Mientras que Arjen Robben ha sido la inspiración del equipo, no sucumbieron al calor de Fortaleza y lograron marcar dos veces en el final del partido de octavos contra México.

Este equipo tiene más color que el que hace cuatro años perdió una física final pero también es un equipo duro.

¿Por qué puede ganar Argentina?

Dos palabras. Lionel Messi.

Aunque no anotó en la victoria de cuartos de final contra Bélgica, el DT Alejandro Sabella se mostró efusivo y no hizo ningún intento de minimizar su importancia para Argentina.

El entrenador dijo: "Leo hizo un gran partido, porque cada pelota en su poder es una esperanza para nosotros y una situación comprometida para el rival. Lo que él influye es determinante, los partidos tienen mucha facetas, que no la pierda nunca o casi nunca, que la tenga un poco, que se la dé a un compañero, es agua en el desierto".

La lesión de Di María es un revés pero la magia de Messi unida a la fortaleza del equipo es una combinación formidable, capaz de inspirar y conseguir victorias trabajosas.

¿Por qué puede ganar Holanda?

Holanda nunca está corta de confianza: de hecho, ha sido el exceso de confianza y las relaciones fracturadas dentro del plantel las que han dañado sus posiblidades en torneos anteriores.

Y en Van Gaal tienen a un hombre que siente que él y su equipo están cómodos en las grandes ocasiones.

El estilo de Van Gaal da confianza a sus jugadores y la decisión de reemplazar al portero contra Costa Rica aumentará su prestigio dentro del equipo. Valiente, audaz pero sobre todo exitoso. No fue el acto de un rebelde, sino de un entrenador que se prepara para ocasiones específicas.

En el campo, Arjen Robben ha demostrado ser un ganador de partidos y Robin van Persie y Wesley Sneijder han dado muestras de brillantez. También pueden alimentarse de la decepción de perder la final de Sudáfrica 2010.

Predicción: Argentina 1-0 Holanda

Tim Krul
Genialidad de Van Gaal: Krul x Cillessen en el final de la prórroga.