Brasil se eriza por la salida de Neymar

  • 5 julio 2014
Neymar sufrió fractura de vértebra.

La brasileña Claudia Braga cuenta que, como muchos en su país, vio con lágrimas en los ojos la lesión de Neymar, el crack de la selección de su país que quedó afuera del Mundial por una fractura de vértebra.

"Lloré mucho", dice esta profesora de inglés de 53 años, que siguió por TV con amigos en Río de Janeiro la costosa clasificación de Brasil a semifinales, tras vencer a Colombia 2-1 el viernes.

"Hay mucha tristeza por perder a un ídolo, un muchacho con todas las chances de brillar que es interrumpido abruptamente", sostiene sobre el rodillazo en la espalda que Neymar recibió del lateral colombiano Camilo Zúñiga y lo obligó a dejar el campo en camilla a los 86 minutos de juego. "Fue una cobardía".

Pero lejos de creer que la baja del goleador de 22 años deja sin esperanzas a Brasil para el duelo con Alemania por un pasaje a la final, Braga espera que haya "una reacción de todo el equipo" para suplir a su genio.

Claudia Braga dice que lloró mucho.

Y no es la única brasileña que lo siente así.

"Brasil va a perder mucho en creatividad, pero el corazón va a ser más fuerte", afirma Fernando Fedeli, un funcionario público de 39 años que este sábado caminaba con su bebé y su perro por las calles de Río. "Los jugadores van a jugar por él".

De hecho, un día después de recibir la peor noticia del Mundial, Brasil entero parece abocado a la difícil tarea de convencerse de que sin su principal futbolista aún puede alzar su sexta copa del mundo, alcanzando la tan anhelada gloria en casa.

Y tal vez tenga razones para eso.

"Cara de dolor"

El propio Neymar alentó a sus compañeros de selección este sábado, durante una emotiva despedida antes de abandonar la base de concentración del plantel en Teresópolis.

"Me quitaron el sueño de disputar una final de Copa del Mundo, pero el sueño de ser campeón mundial todavía no terminó", indicó el delantero según informó la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF). "Faltan dos partidos y tengo la seguridad de que mis compañeros van a hacer de todo para levantar esta copa".

Las portadas de los diarios brasileños este sábado son un buen reflejo de la conmoción que significó para el país la fractura de la tercera vértebra lumbar su delantero.

El título "Neymar fuera de la Copa" se repite en las principales portadas sobre la foto a color del número 10 gritando de dolor. "Cobardía saca a Neymar de la Copa", destaca el diario Extra.

La lesión de Neymar copó las portadas de los diarios.

La acción de Zúñiga sobre Neymar pasó desapercibida para el árbitro de un partido que tuvo entradas fuertes de ambos lados, y el propio lateral colombiano negó que haya querido "causar mal" a su rival.

De todos modos, el comité disciplinario de la FIFA decidió analizar el episodio, como aspiraban asesores de la CBF citados por la prensa de su país.

El técnico brasileño, Luis Felipe Scolari, se quejó tras el partido del rodillazo de Zúñiga sin sanción y Ronaldo, exgoleador de la Canarinha, lo calificó como una acción "muy violenta" y con intención de causar daño.

Los aficionados locales recuerdan que en 1962 pasó lo mismo con Pelé.

Neymar recibió el alta del hospital anoche mismo y apareció en silla de ruedas en un video divulgado por la CBF, consolado por sus compañeros. Estaba previsto que este sábado abandonara la concentración brasileña en Teresópolis para pasar unos días de descanso con su familia.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, envió una carta de apoyo al futbolista, definiéndole como un "gran guerrero" expresándole: "Tu cara de dolor, ayer en el césped del Castelão, hirió mi corazón y el de todos los brasileños y brasileñas".

Pero hasta Rousseff citó la posibilidad de "compensar" la salida de Neymar, en otra carta que envió a la selección brasileña.

"Una vez más demostraron talento, garra, espíritu de lucha y capacidad de superación --lo que, inclusive, va a ayudar a compensar el gran desfalco causado por la contusión de nuestro querido Neymar", escribió.

"Parece imposible"

La pregunta de si Brasil podrá llenar el vacío dejado por su artillero y principal creador de fútbol se ha vuelto casi un dilema existencial para Brasil.

"Es una gran pérdida: es la estrella de Brasil, pero hay jugadores para sustituirlo", opina Marcos Soares, un carioca profesor de educación física. Y sostiene que uno de ellos es el mediocampista Bernard, de 21 años.

Para los brasileños, la de Neymar es una gran pérdida.

Algunos brasileños como Michelle Pereira, una farmacéutica de 29 años, destacan que en el Mundial de 1962 "pasó la misma cosa con Pelé", el entonces crack de la Canarinha que se lesionó pero fue sustituido exitosamente por Amarildo.

Brasil conquistó aquella copa en Chile y la esperanza es que ahora ocurra lo mismo, como el propio Pelé declaró tras la lesión de Neymar.

Sin embargo, otros recuerdan que en 1962 Brasil tenía también a Garrincha, cuyo aporte futbolístico fue clave para el bicampeonato.

Juca Kfouri, un periodista deportivo brasileño, aseguró en el diario Folha de S.Paulo que "parece imposible" que Brasil derrote a Alemania sin Neymar ni su zaguero capitán Thiago Silva, suspendido por acumulación de amarillas.

Pero advirtió que frente a Colombia "la selección tuyo la mejor actuación en esta Copa y Neymar la peor", citó a Willian, Bernard u Oscar como eventuales sustitutos del crack y planteó la posibilidad de que lo "imposible" se logre.

"Si el equipo brasileño gana el Mundial, será todavía más heroico. Si pierde, ya existe una disculpa convincente", escribió en el mismo medio Tostão, exfutbolista brasileño campeón del mundo en 1970.

Claro que no todos son optimistas. Lucas Thiago, un electricista de 23 años, cree que "Brasil se acabó" sin Neymar.

"Es la estrella, hizo cuatro goles, si no era por él Brasil ni clasificaba", dice.

Pero su amigo Yuri Viana, un herrero de la misma edad, intenta apuntalarlo rápidamente. "La esperanza es lo último que muere", le asegura. "Somos brasileños".

Contenido relacionado