México: el cartel que protagonizó el peor enfrentamiento del gobierno de Peña Nieto

  • 2 julio 2014
Alfredo Beltrán Leyva al momento de ser capturado. Foto Getty Images.
El origen: la detención de Alfredo Beltrán Leyva, en 2008, provocó el enfrentamiento de sus hermanos con "El Chapo" Guzmán. A la muerte de Arturo se desintegró el cartel y surgieron grupos como los Guerreros Unidos. Foto Getty Images.

En los 19 meses que lleva Enrique Peña Nieto en el poder en México no se había visto algo así: un enfrentamiento entre el ejército y un cartel que dejara más de 20 muertos.

Los hechos se presentaron el lunes en el municipio de Tlatlaya, estado de México. La información empezó a salir en cuentagotas, pero con el transcurrir de las horas el panorama se hizo un poco más claro.

Según la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) el choque se produjo cuando personal del Ejército intentó inspeccionar una bodega en la población de Cuadrilla Nueva, donde habían detectado hombres armados.

Entonces se presentó el intenso tiroteo en el que murieron 22 personas: 21 hombres y una mujer, todos considerados por las autoridades como "presuntos agresores".

Sólo se reportó como herido a un soldado.

Además, se liberó a tres mujeres que dijeron estar allí como secuestradas.

Además de la magnitud del enfrentamiento, otros dos detalles llaman la atención: que ocurriera en el estado de México, a menos de cuatro horas por carretera de la capital de país.

Y que los muertos sean -al decir de las autoridades- integrantes de un grupo criminal poco conocido fuera de México, pero al parecer intensamente violento: los Guerreros Unidos.

La conexión Beltrán Leyva

Expertos y periodistas por igual coinciden en que el cartel de los Guerreros Unidos surgió en 2009, con la muerte de Arturo Beltrán Leyva, conocido como "El Jefe de Jefes".

Arturo Beltrán Leyva, foto Getty Images.
Arturo Beltrán Leyva en una de las pocas fotos que se conocen de él.

"Es una de las varias células que se separaron de la organización de los Beltrán Leyva tras la muerte Arturo Beltrán en diciembre de 2009" confirmó a BBC Mundo Roberto Arnaud, consultor en seguridad nacional, análisis estratégico y crimen organizado.

Arturo, junto a sus hermanos Carlos, Alfredo y Héctor formaban parte del Cartel de Sinaloa -o del Pacífico, que debe verse como una federación de carteles-.

De hecho, existe la versión de que fue Arturo Beltrán Leyva quien introdujo a Joaquín "El Chapo" Guzmán -ambos son oriundos de Badiraguato, Sinaloa- en el tráfico de drogas.

Sin embargo, la amistad y la asociación terminaron en 2008, cuando los Beltrán Leyva acusaron a "El Chapo" de haber entregado a las autoridades a su hermano Alfredo, alias "El Mochomo". Entonces formaron su propia agrupación y se aliaron con los Zetas, enemigos jurados del Cartel de Sinaloa.

Siguió una sangrienta guerra de la que todavía se habla en las calles de Culiacán, capital de Sinaloa. En ella, Edgar, uno de los hijos de "El Chapo" fue asesinado.

Quince días después de la muerte de Arturo, el 30 de diciembre de 2009, fue arrestado Carlos Beltrán Leyva. Héctor sigue en libertad y por su captura Estados Unidos ofrece US$5 millones.

Aunque Héctor supuestamente asumió la comandancia del cartel, no lo pudo mantener unido. Al menos siete grupos diferentes (algunos dicen que son más de diez) surgieron de la desintegración de la organización criminal. Uno de ellos, los "Guerreros Unidos".

Los "guerreros" de Guerrero

Esta organización tiene su principal centro de operaciones en el estado de Guerrero, en la zona que se conoce en México como "Tierra Caliente", una región montañosa en el sur del país donde además coinciden los estados de Michoacán y México. También actúan en el estado de Morelos.

Desde el principio este grupo se ha distinguido por su gran agresividad y violencia.

Su principal rival en Guerrero -como lo advierte el analista Robert Arnaud- son Los Rojos, otro grupo surgido de la escisión del cartel de los Beltrán Leyva.

"Desde su surgimiento sostienen una disputa con Los Rojos por el control de rutas de tráfico de Guerrero hacia el centro del país. También mantienen conflictos con células de La Familia Michoacana y Los Caballeros Templarios", aseveró Arnaud a BBC Mundo.

Y agrega: "Participan en el tráfico de drogas, pero de manera marginal. Por esta razón han recurrido a otras fuentes de financiamiento como el secuestro, la extorsión y el cobro de cuotas".

En diciembre de 2012, sicarios de los Guerreros Unidos disfrazados como médicos dieron muerte a Crisóforo Rogelio Maldonado (alias "Bocinas"), líder de Los Rojos, mientras estaba internado en un centro de salud en Ciudad de México, luego de sobrevivir a otro atentado.

"El incidente provocó una serie de retaliaciones que incrementaron los niveles de violencia en Morelos y Guerrero", recuerda Arnaud.

Debilitado

Recientemente, tanto Los Rojos como los Guerreros Unidos se han convertido en objetivos prioritarios del gobierno federal "y los gobiernos de los estados en los que operan porque utilizan el secuestro como una de sus principales fuentes de recursos. Por tanto se les considera responsables de la alta incidencia de estos delitos en el centro del país".

Del seguimiento y la presión de las autoridades mexicanas sobre los Guerreros Unidos dan cuenta no sólo el enfrentamiento de este lunes, sino la detención de su fundador y principal líder, Mario Casarrubias Salgado, capturado el pasado 30 de abril en la ciudad de Toluca, estado de México.

Las autoridades mexicanas adelantan una guerra contra los carteles hace varios años (foto de archivo).

Casarrubias Salgado, de 34 años de edad y conocido con el alias de 'El Sapo Guapo', fue parte del sistema de seguridad los Beltrán Leyva y fundó su grupo con varios antiguos guardaespaldas de sus ex jefes.

Aunque la influencia de Los Guerreros Unidos en el tráfico de drogas es marginal, al momento de la captura de Mario Casarrubias se destacó que, por haber vivido en Chicago, Estados Unidos, conocía rutas seguras para llevar cocaína a esa ciudad, donde era uno de los principales distribuidores.

Sin embargo, tanto la captura del capo como el enfrentamiento de esta semana hacen que Roberto Arnaud considere al grupo bastante debilitado.

"La muerte de 22 de sus sicarios puede ser un golpe sensible porque no se considera que Guerreros Unidos sea una banda numerosa; sin embargo, el incidente es muestra del perfil agresivo de esta agrupación", concluye.

____________________________________

Siga al corresponsal de la BBC en México y Centroamérica a través de Twitter en @JCPerezSalazar