BBC navigation

Las modas más famosas del Mundial de Fútbol

Última actualización: Viernes, 4 de julio de 2014
Valderrama, Forlán y Ramos con sus estilso mundialsitas

Cabelleras al viento, camisetas ceñidas y uniformes coloridos... Algunos de los más célebres de la historia de los mundiales.

Las camisetas del seleccionado uruguayo causaron furor en Twitter cuando el equipo jugó su primer partido de la Copa del Mundo 2014, y fueron referidas como camisetas que "ajustan el pezón moderadamente".

Pero no han sido las únicas. Cada vez más, estar "en forma para un partido" tiene más de un significado. Hablar de astros de fútbol hoy en día implica más que hablar de sus habilidades en la cancha: a veces, se trata de quién tiene la mejor cara, el mejor cabello y la mejor contextura.

En las últimas décadas, los jugadores de fútbol se han vuelto seguidores y, a veces, íconos de la moda.

David Beckham y su corte de pelo 'Faux Haux' fueron seguidos por el tatuaje de pantera del excapitán sueco Freddie Ljungberg, descubierto en anuncios de publicidad de ropa interior para Calvin Klein, y el jugador japonés Hidetoshi Nakata se ubicó en la primera fila en desfiles de Gucci y Givenchy.

El astro brasileño Neymar apareció en la portada de la revista Vogue de su país, en una toma de Mario Testino, y también ha modelado varias veces en publicidades de ropa interior para la marca Lupo.

¿Cuáles son los estilos más memorables de la historia de la Copa del Mundo? He aquí una colección de vestuario, cortes de pelo y barbas más recordados de la historia del campeonato.

Camiseta

El jugador uruguayo Cavani, en la camiseta blanca

La camiseta blanca de Uruguay es aún más reveladora...

El uniforme de la selección de Uruguay puede resultar un poco revelador, pero teóricamente cumple un propósito: la cinta de compresión está cosida a la ajustada tela para "brindar a los jugadores un suministro de energía más rápido y eficiente de manera de activar los músculos", según la marca fabricante, Puma.

No es la primera vez que el uniforme uruguayo da que hablar: si bien lo común es que los equipos agreguen una estrella a sus camisetas cada vez que ganan la Copa del Mundo, Uruguay exhibe cuatro estrellas, a pesar de haber conquistado sólo dos. El seleccionado sostienen que las medallas de oro olímpicas, ganadas antes de que comenzara el campeonato en 1930, también deberían ser contadas.

Jorge Campos, en 1995

El recordado arquero mexicano Campos se lleva el premio a la indumentaria más colorida de todos los tiempos.

Pero tal vez sea otra camiseta la más reconocida de todas, debido a su historia inusual.

La vez anterior que Brasil fue sede de una Copa del Mundo, en el año 1950, su selección perdió la final contra Uruguay: el uniforme fue considerado de mala suerte a partir de la trágica derrota. Un periódico de Río organizó un concurso para un nuevo diseño y la camiseta pasó de ser blanca con cuello azul a tener los colores de la bandera nacional.

Otras selecciones han cambiado sus uniformes blancos: Francia e Italia se pasaron al azul, convirtiéndose en Les Bleus y Gli Azzurri respectivamente. Inglaterra, en cambio, se quedó con el blanco, a pesar de que la única vez que fueron campeones de la Copa del Mundo vestían de rojo.

La indumentaria más recordada de la historia del campeonato del mundo no fue utilizada por una selección, sino más bien por un único jugador: el guardameta mexicano Jorge Campos.

Campos, que jugó en la Copa del Mundo de los años 1994 y 1998, desechó los colores simples (y el buen gusto) en favor de una serie de modelos que él mismo había diseñado. Su finalidad no era únicamente vestir modelos excéntricos, sino también distraer al contrincante.

Vello facial

Ollof Mellberg

La barba de Olof Mellberg tiene su propia cuenta en Twitter.

De acuerdo con el Frente de la Liberación de la Barba, "la barba deportiva puede otorgar una ventaja aerodinámica en el campo de juego, cambiando la dirección de las corrientes de aire y, por lo tanto, ejerciendo un efecto sobre la dirección de la pelota".

Desde que el británico George Best estableció el estilo del guante en la década de 1960, los jugadores de fútbol han cultivado el vello facial para mejorar el rendimiento.

En las décadas de 1970 y 1980, jugadores como el brasilero Roberto Rivellinoy el escocés Graeme Souness se hicieron famosos por sus bigotes, mientras que el alemán Rudi Voller anotó ocho goles en la Copa del Mundo luciendo un pequeño mostacho que fue copiado por muchos de sus compatriotas.

El francés Djibril Cissé esculpió durante varios años su incipiente barba con toneladas de peróxido, mientras que Alexi Lalas se convirtió en la figura del fútbol estadounidense con su tupida barba de candado, cuando jugó en la Copa del Mundo de los años 1990 y 1994.

La barba del defensa sueco Olof Mellberg incluso tiene su propia cuenta en Twitter. Mellberg, quien jugó dos campeonatos del mundo, ha lucido vello facial en gran parte de su carrera. Según el blog deportivo Beardwatch, "no es la barba más grande; no es la más larga; pero siempre ha estado ahí; se siente bien".

Andrea Pirlo

Algunos creen que la barba y la cabellera de Andrea Pirlo son de "galán de Hollywood".

Sin embargo, incluso Mellberg ha sido opacado por la exuberante barba y cabellera del volante Andrea Pirlo. El veterano italiano, que ha jugado en tres Copas del Mundo, anunció en junio que después de este campeonato se retirará del fútbol internacional.

El director de estilo masculino de Matches Fashion, Simon Chilvers, ha mostrado admiración por la barba de Pirlo en el periódico The Guardian, agregando que "tiene la cabellera de un galán de Hollywood, alguien que hace el papel de héroe de acción pero con un lado sensible".

Peinado

El peinado al estilo mohicano parece ser la elección para el 2014, con el francés Paul Pogba, Die Serey -de Costa de Marfil-, el chileno Arturo Vidal y el ganés Asamoah entre los representantes del modelo "cabeza afeitada" a los dos lados.

David Beckham, en 1998

David Beckham ha tenido sus altas y sus bajas... pero siempre con estilo.

Mientras tanto, el francés Bacary Sagna luce unas trenzas rubias, resultado de una apuesta con su padre. Otra apuesta, esta vez con el entrenador de la selección rumana Anghel Iordanescu, llevó a que el equipo se tiñera el cabello de rubio oxigenado durante la Copa del Mundo de 1998.

Sin embargo, Carlos Valderrama se lleva la corona. La leyenda colombiana fue al principio despreciada por su peculiar melena. Pero llegó a ser capitán del equipo en tres Copas del Mundo, con un estilo afro rubio que desconcertaba a los contrincantes al mismo tiempo que parecía un santo iluminado por el resplandor del sol.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.