James Rodríguez, el "crack" de Brasil 2014

  • 29 junio 2014
James Rodríguez

El volante colombiano se convirtió el sábado en el máximo goleador del Mundial Brasil 2014, superando a estrellas como Messi, Neymar y Thomas Muller. Pero ¿quién es James Rodríguez?

Desde pequeño lo suyo eran los goles, según había dicho en una entrevista a un medio colombiano en 2012. Nunca fue arquero, nunca fue defensa, siempre estuvo adelante creando y pateando goles.

Y es con esa misma claridad que el volante colombiano, de 22 años, está haciendo historia hoy en Brasil 2014.

"Jamás tuve dudas de que éste iba a ser el Mundial de James Rodríguez", dijo el director técnico de Colombia, José Nestor Pékerman, en la rueda de prensa al finalizar el partido contra Uruguay que clasificó a los cafeteros a los cuartos de final, el sábado.

"Aposté muchísimo con James porque le veía condiciones superlativas", agregó Pékerman.

Lea también: una vibrante Colombia hace historia y se mete en cuartos de final

Cuatro partidos, cinco goles

James Rodríguez
Rodríguez aseguró el paso de Colombia a cuartos de final al anotar el segundo gol contra Uruguay al minuto 50.

En los cuatro partidos que ha jugado la selección colombiana en Brasil, James –se dice así: ja-mes, no yeims- ha conseguido anotar cinco goles -al menos uno en cada partido-, convirtiéndose en el actual goleador de esta edición de la Copa del Mundo.

James fue instrumental en la victoria por 2-0 de Colombia sobre Uruguay, en la que marcó los dos goles, pero no sólo por la cantidad de anotaciones, sino por la calidad técnica de cada uno y por su capacidad de asociación con el resto del equipo, condiciones que han hecho que algunos analistas deportivos se refieran a él como un "crack" del fútbol.

Su gol contra Japón en el último partido de Colombia en la primera fase había sido escogido por varios medios internacionales como uno de los cinco mejores de Mundial, por la calidad de la jugada y la precisión en la anotación.

Y hoy, recibe comentarios similares de seguidores después de anotar los dos tantos contra los charrúas, de los que se destaca el primero, que bajó de pecho y sentenció sin titubeos con su pierna de oro zurda.

"James, jugador crack. Además de que hace jugadas individuales, también tiene mucho juego con sus compañeros, además gol por cada partido. ¡Vamos James, crack!", declaró Patricia Breuer, una comunicadora social colombiana, al corresponsal de BBC Mundo en el estadio Maracaná, en Río de Janeiro, a la salida del partido.

"La está metiendo. Qué Neymar, nada: James", le dijo entusiasmado al corresponsal el hincha colombiano Pedro Salamanca, quien viajó al mundial en compañía de su hijo.

No hay duda de que con su rendimiento, el joven jugador está cumpliendo con la responsabilidad que le cayó cuando se confirmó que Radamel Falcao García, su compañero del Mónaco y la gran estrella goleadora de Colombia, no podría jugar el torneo por no haberse recuperado completamente de una lesión.

James Rodríguez, Néstor Pékerman
James ha respondido con efectividad a la confianza que le entregó Pékerman después de haber perdido a Falcao para el Mundial.

Lea también: Brasil 2014: cómo bailar como un futbolista colombiano

Profesional a los 14 años

Muy apegado a su madre, quien le regaló su primer balón cuando tenía 4 años, James Rodríguez admiraba de niño las jugadas del francés Zinedine Zidane y del Pibe Valderrama, según dijo en una entrevista a la revista colombiana Bocas.

Aunque nació en la ciudad de Cúcuta, al oriente de Colombia, creció en la pequeña ciudad del centro del país Ibagué, de donde él mismo dice ser.

Debutó a los 14 años en el fútbol profesional colombiano con el Envigado FC, que por ese entonces estaba en la segunda división.

En 2009, cuando tenía 17 años, viajó a Argentina para unirse a las filas del Club Atlético Banfield, donde marcó su primer gol a los 20 días de jugar su primer partido. Banfield se consagraría campeón del torneo argentino con James en sus filas.

Un año más tarde, viajó a Europa para jugar con Porto F.C., en Portugal, donde armó una gran complicidad futbolística con los también jugadores de la selección colombiana Falcao y Fredy Guarín.

De la mano de los tres colombianos, el Porto vivió un momento dorado, consiguiendo entre otros éxitos, ganar la Liga Europa de la UEFA en la temporada 2010–2011. Rodríguez anotó 32 goles en los tres años que estuvo con el equipo.

En mayo de 2013, su pase fue vendido por US$61 millones al Mónaco, equipo con el que ya suma diez anotaciones.

En Portugal obtuvo varios reconocimientos, como el Balón de Oro de Portugal en 2012 o el Mejor nuevo jugador en 2011-2012. Y en el poco tiempo que lleva jugando en el Mónaco, que pertenece a la Liga profesional francesa, ya fue escogido como el Jugador del año 2013-2014.

Haciendo historia con Colombia

Colombia celebra
Los bailes con los que los futbolistas colombianos han celebrado los goles en Brasil 2014 han dado la vuelta al mundo.

El partido ganado por Colombia el sábado con los dos goles de James Rodríguez significa para el país su mayor logro en un mundial.

De los cinco mundiales en los que Colombia ha participado (1962, 1990, 1994, 1998 y 2014), la única vez que superó la fase de grupos fue hace 24 años, en 1990, pero quedó eliminada cuando Camerún la venció 2-1.

El equipo no sólo ha tenido 100% de efectividad, habiendo completado la primera fase con victoria en los tres partidos y el triunfo de la clasificación a cuartos de final, sino que además sólo ha visto entrar en su arco dos goles en lo que va corrido del mundial, frente a los 11 goles que ya ha anotado.

Arco que no sólo defiende el gran arquero David Ospina, sino el también cuñado de James, ya que el volante colombiano está casado con su hermana, con la que tiene una hija de un año.

Con sus cinco goles en Brasil, James Rodríguez se convirtió el sábado además en el máximo goleador de la historia de Colombia en los mundiales, al superar los dos goles que habían anotado Jackson Martínez (Brasil 2014), Bernardo Redín (Italia 1990) y Adolfo "El Tren" Valencia (EE.UU. 1994).

"Lo más sorprendente es que a su edad no tiene ningún inconveniente en ser responsable, hacer cosas que a muchos futbolistas les lleva años. Tiene todas las cosas de jugador de primer nivel mundial", concluyó Pékerman sobre el volante en la conferencia de prensa en Río de Janeiro.