Costa Rica busca romper el maleficio del segundo juego

  • 20 junio 2014

Costa Rica salta este viernes a la cancha con el desafío de superar lo que ha sido para ellos la tradicional maldición del segundo juego cada vez que participan en un Mundial de Fútbol: nunca ganan.

Y para agregar dificultad, enfrenta a Italia en las eliminatorias del Grupo D, aún cuando derrotaron sorpresivamente a Uruguay.

Para algunos, son difíciles las segundas sorpresas, tal como aseveró el reconocido entrenador del Chelsea inglés, José Mourinho, quien hablo del conjunto tico sobre sus posibilidades frente a la tetracampeona.

"Costa Rica ya dio la gran sorpresa, es difícil hacer una segunda gran sorpresa cuatro días después", dijo a la agencia de noticias EFE.

Pero tal como no pueden haber segundas sorpresas, el director técnico costarricense, Jorge Luis Pinto, hace entender que la maldición del segundo juego tampoco es eterna.

"Me sorprende lo que dijo (Mourinho), entonces quiere decir que el que con su equipo juega los miércoles y domingos no puede repetir actuaciones victoriosas".

La clave, el segundo

Campbell
El juego de Campbell en la punta es una de las claves de los costarricenses.

Y es que la historia ha hecho que los segundos juegos de Costa Rica sean claves en sus aspiraciones de pasar a la siguiente ronda.

En las tres copas del mundo que han disputado previamente, los ticos tienen balance de un empate y par de derrotas, de las que una de ellas les confirmó la eliminación.

En Alemania 2006 necesitaban imponerse a Ecuador para mantenerse con vida, pero sucumbieron 3-0.

En Japón-Corea 2002, empataron a un gol con Turquía, terminando a la postre igualados con los turcos en el segundo lugar del grupo C, pero quedándose en el camino por diferencia de goles.

En Italia 90, cayeron ante Brasil 1-0, lo que los puso contra la pared, obligándolos a derrotar a Suecia en el tercer juego, lográndolo con marcador de 2-1 para obtener así su pase a octavos de final.

El primer juego de Costa Rica en Brasil 2014 terminó con triunfo 3-1 sobre Uruguay -y pese a que el resultado pareciera indicar que los ticos estuvieron dominantes todo el juego- el mediocampista José Miguel Cubero se mostró poco triunfalista: "En el primer juego ante Uruguay cometimos errores que nos pudieron salir caros, pero los estamos corrigiendo para poder llegar lejos".

Ojo al calor

El periodista Juan José Herrera, del diario costarricense La Nación, le dijo a BBC Mundo que dentro de la selección y del propio país no existe ningún tipo de preocupación por lo que ha sido el referente histórico de la selección en segundos juegos.

"La selección y los costarricenses no estamos fijándonos en el pasado, sino en lo que pueda pasar este viernes (…). Costa Rica va a salir sin cambios, va a apostar a lo mismo, al juego de bandas y contragolpe sabiendo la fortaleza de Italia (...) incluso las variantes podrían ser las mismas que en el primer juego", indicó.

Costa Rica sorpendió a Uruguay en su primer partido en Brasil.

Herrera explicó que la victoria ante Uruguay terminó de borrar las dudas que había en torno a lo que podía o no hacer la selección en Brasil: "Mañana, perdiendo aún tenemos la posibilidad de clasificar, el juego si no está para la sorpresa pues está para un empate", comentó.

El otro factor es el clima, considerado ya el jugador número 12 del Mundial de Brasil.

Los italianos lucen más cómodos frente a los ingleses. Pero ahora en contrincante es del trópico, jugará como en casa.