BBC navigation

España eliminada de Brasil 2014: cinco claves del adiós a una generación de oro

Última actualización: Jueves, 19 de junio de 2014
Casillas

El portero español asumió su responsabilidad en la eliminación del equipo.

“Hemos estado en lo más alto y ahora estamos en lo más bajo, es un mazazo que nadie esperaba”. Así resumió el mediocampista Andrés Iniesta, autor del gol que le dio el título a España en Sudáfrica 2010, las sensaciones después de la derrota que deja a la campeona del mundo fuera de Brasil 2014.

Atónitos, cariacontecidos y apelando a la unidad en un momento malo como este se fueron retirando del estadio los jugadores españoles, camino del hotel donde están concentrados.

clic Lea también: Chile da la estocada final a España

Un estupor similar al que sintieron los miles de aficionados que no podían creer lo que estaban viendo. Avanzaba el reloj en el emblemático estadio Maracaná de Río de Janeiro, y pese a que el marcador era favorable a Chile y el conjunto latinoamericano era claramente superior al español, había quienes esperaban una ligera reacción de última hora de la vigente campeona del mundo.

Pero la reacción no llegó y España hará las maletas, dentro de unos días porque todavía le toca jugar el tercer y último partido de la fase de grupos contra Australia, también eliminada de esta Copa del Mundo tras perder con Holanda.

Por más que el entrenador español Vicente del Bosque insiste en que es precipitado sacar conclusiones, los titulares más repetidos en las horas posteriores a la derrota son: “fin de una generación", "fin de un ciclo", "fin de un estilo”.

BBC Mundo sondea algunas de las claves para explicar este fracaso.

¿Fueron los mejores a Brasil?

Hay quienes se preguntan si el director técnico de la selección, Vicente del Bosque, llevó a Brasil a los mejores jugadores del momento.

Muchos de ellos son los mismos que se alzaron con la Copa hace cuatro años: Iker Casillas, Sergio Ramos, Sergio Busquets, David Silva, Andrés Iniesta, Xavi Hernández, Xabi Alonso, Fernando Torres, Pedro Rodríguez, entre otros.

Pero se ha cuestionado el estado de forma de muchos de ellos.

Sergio Ramos

El conjunto español reconoció no haber estado a la altura de las circunstancias.

El portero Iker Casillas lleva año y medio sin ser titular en su equipo, el Real Madrid. Atrás quedó la imagen de quien fuera considerado uno de los mejores porteros del mundo, “San Iker”, como se le conocía cada vez que lograba clasificar a la selección en las siempre azarosas tandas de penaltis.

Otros jugadores llegaron a Brasil en un estado de forma muy justo tras superar lesiones que los han mantenido apartados del campo de juego esta temporada, como es el caso de Gerard Piqué, Jordi Alba y Sergio Busquets. Sin olvidar que la gran apuesta del ataque español, Diego Costa, apenas se está recuperando de otra lesión.

El seleccionador sabía todo esto, ¿debía haber llevado un equipo renovado? Es una decisión difícil que se ve más clara una vez consumado el desastre. Y de seguro ocupará la mayor parte de las críticas por cómo se ha preparado la competición.

Algunos comentaristas deportivos, sin embargo, consideran que se debe tener en cuenta la fuerte presión que pudo suponer para Del Bosque dejar fuera del conjunto a grandes jugadores que, en los últimos años, “lo han dado todo” por la selección.

Cansancio de los jugadores

Los jugadores de la selección española pueden haber sido víctimas de una larga temporada, donde el campeón de Liga se decidió en la última jornada y en la que dos equipos españoles -Real Madrid y Atlético de Madrid- disputaron la final de la Liga de Campeones hace menos de un mes (el pasado 24 de mayo en Lisboa, Portugal).

Bien es verdad que en las alineaciones de los equipos nacionales figuran muchos jugadores extranjeros, pero el desgaste sobre los españoles es indudable, hasta el punto de que son quienes tienen más minutos de juego en el cuerpo en todo este Mundial.

Del Bosque niega que esta sea la explicación. “Han luchado, se han entregado. Yo creo que no es una cuestión física”, señaló el entrenador español tras el encuentro.

Y los jugadores que se han decidido a hablar este miércoles corroboran esta visión. Aseguran haber llegado con fuerza.

Seguidores de España

El defensa Sergio Ramos pidió perdón a la afición española por la decepción.

Mala temporada del Barcelona

Si los triunfos de la selección española se alimentaron de la era dorada del FC Barcelona, no es extraño que su declive coincida con una de las peores temporadas del conjunto catalán.

Quien fuera uno de los cerebros del juego en el centro del campo, Xavi Hernández, con 36 años, se asoma a los últimos años de su carrera futbolística. Precisamente en estos días se habló sobre su probable marcha a un equipo de Qatar.

Además, los ya mencionados Busquets, Piqué y Alba, todos ellos jugadores del Barcelona, han estado lesionados este año y les faltan minutos de juego.

No es la primera campeona que se despide pronto

Esta razón responde más a las estadísticas que a una explicación pragmática sobre un estilo de juego.

No es la primera campeona del mundo que cae eliminada a las primeras de cambio.

Sin ir más lejos, ocurrió en el Mundial de Sudáfrica 2010. Italia, que llegó como campeona, no superó la fase de grupos. Con una derrota y dos empates, Italia quedó última en un grupo que en principio parecía asequible en el que estaban Paraguay, Nueva Zelanda y Eslovaquia.

Francia, campeona de la Copa que se celebró en su país en 1998, se despidió del Mundial de Corea del Sur en 2002 en la primera fase, sin haber marcado un solo gol.

Probablemente, el mal desempeño de los campeones no sea una mera casualidad, sino una combinación de nervios ante las expectativas creadas y una motivación especial de sus contendientes.

En el caso de este Mundial, holandeses y chilenos salieron hipermotivados contra España. Por su parte, los españoles llegaron al encuentro con Chile llenos de las dudas que les generó por la contundente derrota frente a Holanda.

Curiosamente, el portero de Chile que este miércoles cerró las puertas a España, Claudio Bravo, acaba de fichar por el equipo catalán.

¿Fin de un estilo?

Esta selección española, de la que se llegó a debatir si era la mejor de la historia, con sus triunfos consecutivos en la Eurocopa 2008, el Mundial 2010 y la Eurocopa 2012, basó su juego en el célebre “tiki taka”, una suerte de combinación entre control y triangulaciones cortas para asegurarse la posesión del balón.

Para ello, el equipo contaba con un centro del campo creador, una defensa sólida y puntas en los extremos que hacían temblar la portería contraria.

Sin embargo, en los dos partidos perdidos frente a Holanda y Chile se ha visto no sólo una mala defensa y un mal portero –a una semana del comienzo, es uno de los equipos más goleados del Mundial- sino también un centro del campo fallón, en el que se han cometido más errores que de costumbre. España perdió la pelota y así, perdió su seguridad.

¿Y si se acabó la suerte?

Las reacciones de los jugadores y el seleccionador español tras la temprana eliminación han sido prácticamente coincidentes.

Todos dicen que, al igual que se supo ganar, hay que saber perder, que hay que mantener la cabeza alta y que hay que reconocer que los rivales han sido superiores.

Y otra de las frases repetidas ha sido que “España fue poco afortunada de cara al gol”, como señaló por ejemplo Vicente del Bosque.

El seleccionador español reconoció que, en algunos de los pasados triunfos de España, la suerte estuvo del lado del equipo, y recordó que esta vez se fallaron ocasiones claras de gol, como sendos remates de Busquets y Costa en la segunda parte.

Sin duda, la explicación menos científica o constatable de todas, pero también la que menos daño o amargura produce.

Vicente del Bosque

Del Bosque dijo que no es momento de hacer un análisis profundo de este fracaso,

Comentarios

Ya no se aceptan más comentarios

Saltar a la paginación de los comentarios
 
 

Comentarios 5 de 31

 

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.