Por qué las celebraciones en Colombia terminan con muertos

  • 19 junio 2014
Fans colombianos celebran en Brasil
Aficionados colombianos celebran la victoria sobre Grecia en Brasil. En Bogotá, luego de los festejos, se contabilizaron nueve muertos.

Cuando Colombia gana en el fútbol, el país entero celebra. Pero demasiado a menudo los festejos terminan provocando pleitos y causando muertes que le quitan brillo a la ocasión.

"La celebración del Mundial dejó 3.000 riñas, 15 heridos, 9 muertos. Así no es", se quejó el domingo pasado vía Twitter el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, un día después de la victoria sobre Grecia con la que Colombia hizo su debut en Brasil.

"Mañana consejo (de seguridad) para plan del jueves", informó luego el alcalde capitalino, en referencia al juego del combinado nacional contra Costa de Marfil que tendrá lugar hoy.

Y aunque algo tapados por la felicidad del 5 a 0 infligido a Argentina en ruta al Mundial de 1994, los colombianos no olvidan los 76 muertos y 912 heridos de aquella apoteósica celebración.

"Fue una celebración desbocada", recuerda el periodista Mauricio Silva, autor del libro "El 5-0, o la increíble crónica del partido que cambió para siempre la historia del fútbol colombiano".

"Y es una cosa muy ligada al fútbol. Porque con el Giro de Italia (los colombianos) no salen de la misma forma a las calles, ni con una medalla olímpica, que son logros mucho más grandes que ganar un partido de primera ronda", le dice a BBC Mundo.

En cambio, explica Silva, desde la década del 90 los triunfos futbolísticos colombianos acostumbran ser celebrados en la calle "echando maicena" –harina de fécula de maíz– a los transeúntes.

"Y los festejos casi siempre terminan en la mezcla maldita del alcohol con la riña, que es lo que produce las muertes", afirma el periodista de El Tiempo, quien espera que en esta oportunidad las autoridades estén más preparadas para la ocasión.

Intolerancia y alcohol

El experto en convivencia y seguridad ciudadana Hugo Acero, ofrece una explicación muy parecida a la de Silva.

Pero él considera que las muertes del sábado no son un problema achacable al fútbol, sino a un déficit de cultura ciudadana que es particularmente evidente en el caso de Bogotá.

Aficionado colombiano en Brasil 2014
Colombia es un país de apasionados por el fútbol.

"Si miras las cifras de otras ciudades, no sucede lo mismo. En el caso de Barranquilla, por ejemplo, el pasado fin de semana fue uno de los más tranquilos. Y Barranquilla es una ciudad que vive y goza el fútbol", le dice a BBC Mundo.

"Lo que pasa es que en Bogotá hay un problema de abandono de lo que tiene que ver con cultura ciudadana y se está celebrando con cierto irrespeto. Y eso hace que se presenten riñas, algunas con consecuencias fatales" asegura el experto.

Además, según Acero, en contraste con los barranquilleros, que año con año celebran el carnaval más importante del país, los bogotanos no están acostumbrados a las celebraciones masivas y eso se nota en sus reacciones al uso de ciertos elementos, como harinas o agua, durante los festejos.

"En Barranquilla la gente sabe que esto se va a dar y se prepara, no sólo en su vestimenta, sino en su actitud. En el caso de Bogotá no hay costumbre y algunas personas se sienten agredidas, lo que genera los enfrentamientos, a menudo bajo efectos del licor," explica el experto.

Jugadores colombianos celebran durante el juego contra Grecia
La celebración colectiva de los jugadores colombianos fue considerada una de las mejores del mundial.

Y el licor es también el elemento común a la violencia presente en otras celebraciones, como la del Día de la Madre o el Día del Amor y la Amistad, que también suelen saldarse con elevados números de muertos en este país suramericano.

De hecho, el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, anunció a través de su cuenta de Twitter una ley seca en la capital desde 10 de la mañana de este jueves hasta las 6:00 AM de este viernes. "Esperamos celebración de fútbol en paz. Rechaza la violencia", escribió en la red social.

"Es tradicional, y no solamente en Colombia, sino en la mayoría de los países que los muertos se incrementen los fines de semana y los días de pago –y más si coincide con el fin de semana– porque hay ingesta de alcohol y esa ingesta de alcohol hace que la gente esté más predispuesta a enfrentar el riesgo", explica Acero.

Mientras que, según el experto, el aumento del número de muertos durante el Día de la Madre tiene que ver con que la ocasión propicia el reencuentro de familiares "que en algunos casos han tenido problemas y no los han solucionado. Y bajo efectos del licor explota el problema y genera enfrentamientos".

"Igual sucede con el día del amor y la amistad: aparecen los desengaños, los celos y bajo los efectos del licor afloran esas cosas que no se han podido decir".

Educación ciudadana

Por eso, para Acero, para evitar violencia y muertes durante las celebraciones colombianas es necesario garantizar la aplicación de normas de seguridad, que en algunos casos pueden incluir la prohibición de venta de alcohol en espacios públicos, además de un necesario aumento de la presencia policial.

"Pero en el mediano y largo plazo la solución pasa, sobre todo, por ayudar a crear cultura ciudadana, de manera que se respeten las normas pero también que se respete al otro", le dice el especialista a BBC Mundo.

Y proyectos como el "Golombiao" (ver video) –un juego de fútbol con reglas modificadas para ayudar a inculcar en los niños los conceptos de tolerancia e inclusión social, iniciativa de Unicef– demuestran que deporte más popular del mundo puede ser empleado en esa labor.

Vea: "Golombiao", el futbol para la paz

El ministerio del Interior, por su parte, también trabaja con un Plan Decenal de Fútbol que lo utiliza para promover valores de convivencia, aprovechando que siete de cada diez colombianos afirman que este deporte es muy importante para su vida. (Y la cifra probablemente aumenta cuando juega la selección).

Y a través de su campaña "Fútbol en paz" también ha estado invitando a la gente a celebrar sin violencia en caso de un buen resultado ante Costa de Marfil.

Por lo pronto, sin embargo, Mauricio Silva no cree que haya que preocuparse especialmente por las celebraciones que pudieran seguir a una victoria de Colombia sobre el conjunto africano, aunque eso prácticamente sellaría la clasificación a a la segunda ronda del Mundial.

"Yo creo que con lo que pasó el sábado (las autoridades) ya deben estar muy alertadas", explica Silva, quien antes de los partidos importantes de la selección acostumbra recurrir a Twitter para pedir que la fiesta se tenga en paz.

"Pero además, a octavos de final llegamos en el 90. Pero si llegan a cuartos, será el logro más importante en la historia del fútbol colombiano", le dice a BBC Mundo.

Una importante victoria. Que sería doble si además nadie muere durante la celebración.