Costa Rica, el equipo sin estrellas, sorprende al Grupo de la Muerte

  • 20 junio 2014
Bryan Ruiz autor del gol de Costa Rica ante Italia
Bryan Ruiz supera al arquero italiano Gianluigi Buffon.

Lo que ninguno de los expertos internacionales podía prever ocurrió.

Costa Rica, el equipo en teoría más débil del grupo D del Mundial de Brasil 2014, el de "la Muerte", dio la sorpresa y se convirtió este viernes en el primer clasificado de este grupo a la segunda ronda del campeonato al derrotar 1-0 a Italia este viernes.

Ya habían ganado 3-1 en su primer encuentro contra los bicampeones mundiales, Uruguay.

"Esto está pasando porque los equipos tradicionales nos menospreciaron, pensaron que como somos un país pequeño nos iban a ganar muy fácil", aseguró a BBC Mundo Ronald Araya, un trabajador de una librería en las inmediaciones de San Pedro, el barrio capitalino donde se realizaban las celebraciones este viernes tras el triunfo del equipo local.

En los meses previos al mundial, la prensa internacional se concentró en reseñar las virtudes de los otros tres contrincantes del grupo D.

Mientras que a Costa Rica casi ni se le mencionaba.

Antes de los partidos contra Uruguay e Italia, al ser consultado sobre las posibilidades de Costa Rica, el astro argentino Diego Armando Maradona hizo mofa del asunto y aseguró que si él fuera costarricense se pegaría un tiro.

Las ventajas del ser desconocido

jugadores de Costa Rica celebran el triunfo sobre Italia
Los ticos, un equipo sin estrellas, ha derrotado a dos campeones mundiales.

Una de las claves del buen papel que está haciendo Costa Rica en Brasil es la disciplina táctica que ha impuesto el técnico colombiano Jorge Luis Pinto en sus jugadores.

"Soy muy estudioso. Me gusta preparar meticulosamente los partidos", aseguró con voz calmada a BBC Mundo el colombiano al ser consultado sobre su método de trabajo cuando el equipo se preparaba para su viaje a Brasil.

En ese momento Pinto se mostró optimista por comandar a Costa Rica en el "Grupo de la Muerte".

"¿Temor? No, para nada. Respeto sí. Es más, estoy feliz de estar en este grupo. Vamos a dar lo mejor de nosotros", expresó Pinto, ante la perspectiva de enfrentarse a tres escuadras campeonas del mundo.

Pinto, de 62 años, es originario de Santander, en el noreste de de Colombia. Tiene una larga carrera de entrenador que data de 1984, cuando comenzó a dirigir al equipo colombiano Millonarios de Bogotá. Tuvo un exitoso paso por el fútbol peruano, a donde hizo campeón al Alianza Lima, y por el costarricense, donde se coronó campeón con la Liga Deportiva Alajuelense.

En 2004 se hizo cargo por primera vez de la selección de Costa Rica, conocida por los costarricenses como "La Sele". Sin embargo, su sueño mundialista se vio frustrado y debido a magros resultados Pinto fue destituido. En 2007 asumió la dirección técnica de la selección Colombia, donde tampoco logro clasificar a su equipo al Mundial de 2010.

Parece ser que a la tercera fue la vencida. En su tercera incursión como entrenador de una selección nacional logró clasificar a Costa Rica al Mundial, con resonados triunfos en la eliminatoria contra sus rivales regionales más enconados, Estados Unidos y México.

Cuando BBC Mundo le consultó cuáles eran sus expectativas para la Copa del Mundo sólo respondió con una palabra: "Extraordinarias".

Sin estrellas

jorge luís pinto, entrenador de Costa Rica
Jorge Luís Pinto tiene razones para la euforia.

Otro de los factores que está influyendo en el buen papel de la escuadra tica es la uniformidad que hay entre sus jugadores.

Si bien algunos de ellos juegan en el extranjero, como Keylor Navas, Joel Campbell y Bryan Ruiz, ninguno es una megaestrella ni se ha comportado como diva durante el proceso eliminatorio o la concentración mundialista.

"Lo que ha pasado es que estos muchachos están jugando como nunca lo habían hecho. Están jugando con buen fútbol, sin encerrarse, tocando la pelota, dando espectáculo", destacó a BBC Mundo el periodista Manuel Bermúdez.

La prensa local ha destacado esa disciplina impuesta por el entrenador y llevada a la cancha por sus pupilos.

Un ejemplo de cómo en el ambiente local se está privilegiando el espíritu de lucha es el titular en doble sentido de un periódico costarricense tras el triunfo contra Uruguay: "Pinto con huevos" (El desayuno costarricense tradicional es el llamado "gallo pinto con huevos").

La celebración

celebraciones en san josé de costa rica
Los costarricences celebran su mejor actuación en mundiales desde Italia 90.

Esta es la cuarta vez que Costa Rica asiste a un Mundial de fútbol. Hasta ahora su mejor presentación había sido Italia 90, cuando asistió por primera ocasión al máximo evento de este deporte. En esa oportunidad le ganó a Escocia 1 a 0, perdió contra Brasil 1 a 0 y le ganó a Suecia 2 a 1. En la segunda ronda cayó frente a la antigua Checoslovaquia por 4 a 1.

Este viernes, una vez que el árbitro dio el silbatazo final del partido contra Italia, miles de personas se lanzaron a las calles en todo el país.

"¡Estoy muy feliz! ¡Ya superamos a Italia 90! ¡En este mundial nos está yendo todavía mejor!", aseguró a BBC Mundo Marianne Siles, una aficionada de 31 años, que mientras sonreía tomaba fotos con su teléfono inteligente a sus amigos frente a la Rotonda de la Bandera, uno de los puntos donde se congregaba una multitud para celebrar el triunfo de este viernes.

"Esto es lindísimo. Los ticos estamos muy orgullosos porque esto casi nunca pasa", afirmó a BBC Mundo Jimena Sánchez, una joven de 16 años, mientras sonreía y caminaba rápidamente.

En San José, la capital, ríos de gente comenzaron a dirigirse hacia la Fuente de la Hispanidad del barrio de San Pedro, donde sonaba una sinfonía de bocinazos y grupos entonaban el grito de guerra del equipo: "¡Oé, oé, oé, oé, ticos, ticos!".

El próximo encuentro será la semana entrante con Inglaterra, ya eliminada, pero siempre un rival de cuidado ante el que los pupilos de Pinto, con seguridad, querrán lucirse una vez más.

celebraciones en San José de Costa Rica
Una sorpresiva actuación en el Grupo de la Muerte.
Celebración en San José de Costa Rica
La locura se desató en San José tras el triunfo frente al tetracampeón.