Por qué los inventos malos son buenos

8 junio 2014 Última actualización: 11:43 GMT

Una bicicleta anfibia, jaulas para colgar a bebés de los edificios... Es fácil reírse de ideas que jamás llegan a funcionar pero el fracaso juega un rol vital en la formación de los dispositivos que rigen nuestras vidas.
AVE Mizar
El AVE Mizar, un auto volador, mató a su inventor en 1973. Es uno de los muchos inventos notables recopilados en esta galería. (Doug Duncan/Wikipedia/CC BY 3.0)
Bicicleta anfibia
Una bicicleta "anfibia" llamada Ciclomer de 1932; probablemente no es ideal si uno está vestido con un traje formal. (Wikimedia Commons)
Máquina de Tesla
Nikola Tesla soñaba con transmitir electricidad sin la necesidad de cables, a través del cielo, en vez de usar torres de alta tensión. (SPL)
Bebé en su jaula
En los años 30 fueron instaladas unas jaulas en la parte de afuera de los edificios de apartamentos para poner a los bebés a asolearse y airearse. (Getty Images)
Vehículo C5 y su creador
El vehículo C5 de Clive Sinclair, lanzado en los años 80, se sumó a una larga lista de vehículos de transporte personal que no lograron convencer a las masas. (Getty Images)
Diseños de Leonardo Da Vinci
Hay quienes creen que Leonardo Da Vinci deliberadamente dejó fallas en sus inventos militares para asegurarse que no fueran usados jamás. (SPL)
Chaqueta paracaídas
Franz Reichelt diseño una chaqueta paracaídas pero murió demostrando que funcionaba cuando se tiró de la Torre Eiffel en 1912. (Wikimedia Commons)
Auto con tocadiscos
En la década de los 50, los autos Chrysler venían con un tocadiscos para discos fonográficos de vinilos. Su inventor, Peter Goldmark, aseguraba que la aguja no brincaba cuando el camino tenía baches. (Getty Images)
Newton y iPad de Apple
Antes del iPad, Apple trató de capturar al mercado de las tabletas con su dispositivo Newton (izq); no dio resultado. (Wikimedia Commons)