BBC navigation

Los científicos que defienden los cigarrillos electrónicos

Cigarrillo electrónico

Los cigarrillos electrónicos, también conocidos como e-cigarettes, están en auge. Se presentan como la alternativa al tabaco y, por el momento, no hay directrices o regulaciones claras del producto.

Este año las negociaciones internacionales para el control del consumo de tabaco tienen en la agenda este producto en el que las industrias tabacaleras están invirtiendo miles de millones de dólares.

Ahora, una carta abierta firmada por más de 50 investigadores y expertos en salud pública hicieron un llamado a la Organización Mundial de la Salud para que "resista la necesidad de controlar y reprimir los cigarrillos electrónicos".

El grupo de especialistas incluye a científicos que trabajan en la ciencia del tabaco y cómo dejar de fumar, tres de ellos consejeros de las directrices para la reducción de los daños del tabaco del Instituto Nacional para la Salud y la Excelencia del Cuidado (NICE, por sus siglas en inglés) de Reino Unido.

En el documento, los expertos escriben que "estos productos pueden estar entre las innovaciones más importantes para la salud del siglo XXI, y quizás salvar cientos de millones de vidas".

Pero críticos a los e-cigarettes sostienen que es muy poco lo que se sabe de sus efectos a largo plazo.

"Un informe reciente de la oficina de Salud Pública de Inglaterra sugiere que los cigarrillos electrónicos requieren de 'una regulación apropiada, vigilancia y manejo de riesgos'", explicó Jane Dreaper, periodista de salud de la BBC.

Sin embargo, Dreaper agrega que quienes apoyan el producto sostienen que es un sustituto de bajo riesgo del cigarrillo.

Cuestión de definición

"Si los reguladores le dan a estos producto bajos en nicotina el mismo tratamiento que a los de tabaco tradicionales, los estarán definiendo de forma inapropiada poniéndolos como parte del problema", se lee en la carta de los científicos.

Cigarrillo electrónico

Los e-cigarettes son dispositivos que funcionan con batería y en los que se inhala nicotina líquida.

Entre tanto, la OMS informó que todavía están decidiendo qué recomendaciones dar a los gobiernos.

Los organizadores del documento citaron un documento filtrado de la OMS en el que se refiere a los e-cigarettes como una "amenaza que podría resultar en una nueva ola de adicciones al tabaco".

El tratado para el control de tabaco del organismo internacional fue suscrito por 178 países, que representan el 90% de la población mundial.

"La OMS está trabajando en las recomendaciones para los gobiernos sobre las regulaciones y promoción de los e-cigarettes y dispositivos similares", declaró un portavoz de la organización. "Esto será parte de un documento que este año se enviará a los miembros del Convenio del Control del Tabaco de la OMS".

"También estamos trabajando con cuerpos de regulación nacional, así como con expertos en toxicología a fin de entender mejor sobre el posible impacto para la salud de los cigarrillos electrónicos y productos parecidos".

"Regular como lo que son"

Cigarrillo electrónico

Los cigarrillos electrónicos son unos dispositivos que funcionan con batería y que imitan la experiencia de fumar. Los consumidores inhalan el vapor de un líquido que contiene una concentración de nicotina.

clic Lea también: ¿Cuán seguros son los cigarrillos electrónicos?

Uno de los firmantes, el profesor Robert West, de la University College London y quien la semana pasada publicó un estudio en el que sugiere que este producto puede ayudar más a la gente a dejar el tabaco que los métodos convencionales, le dijo a la BBC que los e-cigarettes se deberían "regularse como lo que son", según él, como un producto más seguro que el tabaco.

En Estados Unidos, sólo los e-cigarettes comercializados para usos terapéuticos están regulados por la Agencia de Control de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés).

No obstante, la FDA busca promulgar restricciones para los "productos novedosos de tabaco" (e-cigarette, geles de nicotina y algunos productos de tabaco soluble) que, como se lee en su sitio "reducirían la iniciación y aumentarían la cesación", especialmente entre los jóvenes.

La British American Tobacco ya tiene un cigarrillo electrónico en el mercado y está gastando US$270 millones al año para mejorar productos nuevos y más seguros.

Se estima que cada año más de seis millones de fumadores de todo el mundo mueren de enfermedades relacionadas con el consumo de tabaco.

clic Síganos en Twitter @bbc_ciencia

Comentarios

Ya no se aceptan más comentarios

Saltar a la paginación de los comentarios
 
  • valorar
    0

    Comentario número 1.

    Comparto plenamente la opinión de estos científicos. De hecho, sin considerarme uno, soy un profesional dedicado a la cesación tabáquica desde hace 30 años, si bien mi condición de licenciado en psicología no me autoriza a opinar con el mismo enfoque que lo hace un profesional médico. Pero desde el punto de vista del factor psicológico, que en este caso es uno de los importantes condicionantes que tiene la cesación tabáquica, el e-cigar es excelente. Por supuesto que no alcanza para garantizar dejar de fumar, pero ayuda mucho si se utiliza correctamente. Pues lo que hace desde el punto de vista del fumador, es introducir un cambio en su rutina y su ritual de años. Y eso es algo muy valioso, si se considera un paso en el proceso de dejar de fumar. Ayuda a avanzar en los estadíos de la cesación (Ver las etapas del cambio de Prochaska).
    En cuanto a que estimula la adicción a la nicotina, debemos pensar que es información sesgada. Hay cartuchos que no contienen nicotina, para comenzar. Por razones costo económicas nadie va a iniciar a fumar con cigarros electrónicos. Para los jóvenes que son la población objetivo de las campañas para inciar el consumo, no son accesibles. Para las poblaciones del tercer mundo, que es donde más se fuma, tampoco. Está muy claro que los que vapean (así se llaman a si mismo los que usan e-cigar) son personas que quieren reemplazar el consumo ya incorporado a sus vidas de tabaco. Es decir, que están intentando buscar alternativas, y ese impulso amén de loable es necesario protegerlo y estimularlo. La provisión y apoyo complementario pueden ayudar a curar la enfermedad de tabaquismo. Hay pacientes que se han literalmente muerto fumando porque no han podido parar de consumir el tabaco esclavizante ni aún a sabiendas de que éste iba a acabar con sus vidas. El e-cigar puede salvar vidas. Un paciente con EPOC o enfisema, que es la enfermedad oportunista más frecuente en fumadores crónicos, puede tener mucha mejor calidad de vida si deja de consumir tabaco y comienza a vapear. El vapear no incorpora alquitrán ni muchos otros componentes cancerígenos al sistema. Sí lo hace con el propelinglicol, el "humo". Pero las máquinas de humo de los recitales y otros eventos del mundo del espectáculo hace mucho que lo usan. Y no han sido prohibidos, pues a corto plazo es evidente que no producen gran daño para la salud, si bien es cancerígeno. Pues millones de jóvenes lo han respirado y siguen vivos. Claro que es dañino, pero en este caso se trata de ver cual es el mal menor, y el e-cigar es claramente un daño menor que la combustión del tabaco. Pues otra cosa que no consumen los que vapean es el mortal monóxido de carbono. Y en todo el mundo se usan sustitutos no tan buenos para solucionar problemas mayores. El ejemplo más claro es el tratamiento de adictos a drogas duras en las clínicas de metadona. O sea que prohibir los cigarros electrónicos me parece claramente una decisión algo liviana o apresurada, si no queremos pensar, como ha sucedido en interminables oportunidades, que intereses espúreos de empresas corruptoras estén en juego. Por comenzar, quiero declarar que no tengo ningún contacto con ninguna empresa comercial relacionada a este rubro. Está en Ud. lector creerme o no, pero yo tengo la conciencia tranquila. Es mi experiencia en el rubro lo que me impulsa. Pueden saber quien soy en chaufumar.info

 
 

Contexto

Temas relacionados

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.