La transformista con barba que arrasó en el festival Eurovisión

  • 11 mayo 2014

"Barba en la multitud".

Así titulaba esta semana la revista austríaca Falter, uno de los principales referentes culturales del país.

Se refería a Conchita Wurst, la transformista que viste de mujer y usa barba, favorita para ganar la versión número 59 del conocido festival de la canción Eurovisión en el minuto de la publicación.

Y la noche del sábado, los vaticinios se volvieron realidad.

Wurst es el alterego de Thomas Neuwirth, un joven cantante de 25 años. Pero fue Conchita la que se adjudicó el primer premio de la competencia.

Su canción "Rise Like A Phoenix" le dio el estado alpino su primera victoria en la competencia en casi medio siglo.

Es la primera vez que Austria gana el concurso desde 1966 y la segunda en que compite en la final en los últimos 10 años, ya que o bien no participó o no calificó.

El domingo en la mañana los austríacos seguían celebrando a su nueva heroína, Conchita, quien se ganó la portada de los principales diarios del país.

Favorita y ganadora

Conchita Wurst
Wurst logró 290 puntos y recibió amplio apoyo no sólo de los países occidentales, sino también de Europa del este.

La prensa internacional le dice "la mujer barbuda" y ella lo toma con humor. De hecho, el marketing de su carrera y parte importante de su popularidad se basan en la explotación que Wurst hizo de esta imagen.

Y su actuación en la final del certamen le valió 290 puntos.

El rendimiento de Conchita sedujo a la crítica y muchas naciones de Europa del Este le dieron puntos. La cantante recibió el máximo de 12 en casi todos los estados de occidente.

El dúo holandés The Common Linnets, quedó en segundo lugar con 238 puntos, su mejor posición en el Festival de Eurovisión desde 1975. La española Ruth Lorenzo quedó en noveno lugar, en empate con Dinamarca.

Discurso pro tolerancia y anti Putin

La cantante le dedicó su victoria "a todo aquel que cree en un futuro de paz y libertad. Ustedes saben quiénes son. Estamos unidos y somos imparables".

Además añadió que la victoria también era un mensaje para el presidente de Rusia, Vladimir Putin, quien introdujo el año pasado una ley que prohíbe la llamada propaganda gay.

"Sueño con un mundo donde no se hable de cosas innecesarias, como la sexualidad o a quién amas. Sentí esta noche que Europa mostró ser una comunidad de respeto y tolerancia", comentó la ganadora.