Cayó Homs, bastión rebelde y "capital de la revolución" siria

  • 7 mayo 2014
Evacuación en Homs
Unos 2.000 combatientes fueron evacuados de Homs.

Homs, la "capital de la revolución" en Siria, la ciudad que había sido clave en el levantamiento contra las fuerzas de Bashar al Asad, volvió al control del gobierno.

El miércoles los combatientes rebeldes fueron evacuados del Centro Histórico de la ciudad, el último bastión que mantenían en Homs. La salida se logró bajo un acuerdo alcanzado por Naciones Unidas tras meses de negociaciones entre rebeldes y fuerzas del gobierno.

Su salida marca el fin de tres años de resistencia y fuertes combates en esta ciudad política y económicamente estrátegica que desde el inicio de la guerra civil estuvo bajo el control del movimiento de la oposición.

En BBC Mundo le explicamos a continuación ¿qué significa la caída de este bastión clave del movimiento de oposición en Siria? y ¿qué impacto tendrá en una guerra que en tres años ha causado unos 150.000 muertos?

Lea nuestra cobertura sobre Siria

¿Por qué importa Homs?

Homs es la tecera ciudad más grande de Siria. Fue aquí donde estallaron las primeras protestas masivas contra el gobierno de Bashar al Asad y donde miles de residentes en abril de 2011 participaron en las manifestaciones que fueron reprimidas brutalmente por las fuerzas de seguridad.

Desde esa fecha gran parte de Homs fue cayendo bajo control de las fuerzas de oposición. Pero durante los últimos dos años el ejército fue recuperando la mayoría de los distritos controlados con una estrategia de combates, bombardeos y bloqueos de ayuda.

Al final, los rebeldes sólo tenían el control del Centro Histórico de la ciudad y el distrito de Al Wair.

Para el gobierno de Bashar al Asad, sin embargo, la importancia de Homs va mucho más allá.

"Homs está ubicada casi a la mitad entre Damasco y Alepo y cerca de Líbano" explica Feras Killani, periodista sirio del Servicio árabe de la BBC. "Es la principal vía de comunicación desde la capital en el occidente del país. Así que al Asad fue implacable en su lucha para recuperar el control de la ciudad".

"Por eso es una victoria muy importante para al Asad" agrega.

Homs
La ciudad ha sido escenario de tres años de combates.

¿Cómo se logró la salida de rebeldes?

La evacuación fue alcanzada con un acuerdo auspiciado por Naciones Unidas tras meses de negociaciones entre representantes rebeldes y del gobierno.

El trato involucró transportar en autobuses a los combatientes armados desde la ciudad hacia el norte, escoltados por vehículos de la ONU.

A principios de año se logró otro trato para evacuar a 1.400 civiles del Centro Histórico, también bajo una operación de Naciones Unidas y la Media Luna Roja. Pero la evacuación del miércoles, de unas 2.000 personas, incluyó sólo a militantes y sus familias, a quienes se les permitió viajar con sus rifles y una bolsa cada uno con sus pertenencias.

Tal como señala el corresponsal de la BBC en Beirut, Paul Wood, muchos rebeldes y sus familias resistieron hasta el último momento en Homs pero finalmente tuvieron que ceder después de dos años de estar sitiados con una táctica que algunos oficiales del ejército sirio llamaban "rendirse o morir de hambre".

La tercera parte del acuerdo será la evacuación del distrito de Al Waer, al noroeste de Homs, explica Feras Killani. "Pero el trato establece que toda la ciudad de Homs quede vacía el miércoles".

¿Hacia dónde transportan a los rebeldes?

El primer grupo de combatientes evacuados fue transportado a las ciudades de Talbisah y Ar Rastan, a unos 20 km al norte de Homs. Ambas localidades están controladas por los rebeldes.

"La idea de Al Asad es concentrar a todos los rebeldes en estas localidades y empujarlos gradualmente hacia el norte del país" dice Feras Killani.

"Asad está logrando su objetivo: que es tener el control de todo el occidente del país, que incluye la costa del Mediterráneo y la frontera con Líbano, además de la vía principal de Damasco hasta Alepo. Para lograrlo intenta empujar a los rebeldes hacia el norte, a una zona del país donde los yihadistas y Al Qaeda tienen cada vez más poder".

"Después de la evacuación de Homs el gobierno concentrará ahora su batalla en Alepo, donde todavía debe recuperar varias zonas que continúan bajo control de los militantes. E indudablemente la recuperación de Homs fue un paso sumamente importante para Al Asad" agrega el periodista de la BBC.

A cambio de la salida de rebeldes de Homs, el acuerdo de la ONU involucra permitir la entrada de ayuda humanitaria a dos ciudades de mayoría chiita musulmana en el norte del país que son leales a Al Asad: Nubul y Zahraa, que estaban sitiadas por los militantes.

Y también incluye la liberación de rehenes retenidos por los rebeldes en Alepo.

Homs
Homs deberá ser evaucada totalmente bajo un acuerdo de la ONU.

¿Es este el fin de la resistencia siria?

No. Tal como explica Feras Kiralli, "una de las facciones de la oposición, el Frente al Nusra -que está afiliado a Al Qaeda- intentó repetidamente detener el proceso de evacuación y evitar el acuerdo. Para ello llevó a cabo varios ataques suicidas en los últimos días donde varias personas murieron, pero no logró su objetivo".

"De hecho el acuerdo fue negociado sólo con las principales facciones de oposición, y todas lo acordaron".

"Ahora quedan varias zonas en Alepo que están bajo control de los rebeldes, por eso es probable que en los próximos días los combates del gobierno se concentren en esa ciudad".

"Si Al Asad logra recuperar toda la ciudad de Alepo será su victoria más importante porque entonces sí tendrá todo el control del occidente de Siria" afirma Kiralli.

Cómo impactará en el gobierno de Bashar Al Asad

Bashar al Asad
La caída de Homs es una victoria para Al Asad.

El gobierno de Bashar al Asad ha estado consolidando gradualmente su control alrededor de la capital, Damasco, y las zonas clave del occidente y centro de Siria. Con la evacuación de Homs ha dado un paso enorme hacia esa dirección.

Según Feras Kiralli, "con Homs el régimen está ahora en una posición dominante en esta región del país y ahora es posible ver cómo los yihadistas han consolidado su presencia en las provincias del norte y en la frontera con Irak".

"Los países de occidente y aliados de los militantes esperaban que los extremistas vinculados a al Qaeda fueran aislados y suprimidos. Pero eso no ocurrió porque nunca tuvieron una posición coherente ante Siria. Ahora es muy tarde".

"Lo cierto es que para al Asad ésta es una enorme victoria que surge días antes de que se celebren las elecciones presidenciales en Siria. Y mi opinión es que permanecerá en el poder los próximos cinco años", asegura Feras Kiralli.