Venezuela: el estado de los 11 motores para incentivar la economía

  • 5 mayo 2014
Bolívares y dólares
La situación económica de Venezuela es una de las causas del malestar y las protestas.

La economía de Venezuela está en problemas. Y en eso, más allá de las causas y soluciones que cada uno alega, coinciden gobierno y opositores.

Por eso, el presidente Nicolás Maduro dio inicio esta semana a una nueva "ofensiva económica" para acabar con la alta inflación, el desabastecimiento de productos básicos y el déficit fiscal que aquejan a un país que, además, vive momentos de tensión política y social.

La "ofensiva" consta de varios elementos, pero sobre todo busca reanimar la producción nacional, estancada por décadas en parte por el rentismo petrolero que impera en el país con mayores reservas de crudo del mundo.

En eso Maduro quiere contar con la empresa privada, un sector de la economía golpeado por las nacionalizaciones impulsadas por su antecesor, el fallecido Hugo Chávez.

Y la idea es que, con dineros de la renta petrolera y de los privados, Venezuela pueda incentivar la inversión y la producción en 11 sectores considerados motores de la economía.

Pero, ¿en qué estado está cada uno de ellos?

1. Petróleo

Nicolás Maduro
El presidente Maduro anunció el establecimiento de un estado mayor de desarrollo económico.

La economía de Venezuela está basada en la producción petrolera, que genera el 95% de las exportaciones del país.

Cuando Hugo Chávez asumió, en 1999, el barril de petróleo estaba a US$8. Pero desde 2005 está por encima de US$70 y desde 2011 de US$100.

Sin embargo, el país produce hoy casi la misma cantidad que producía en 2003: 2,8 millones de barriles al día, según la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Por otro lado, Venezuela entrega a diferentes países y compañías -por convenios o deudas- alrededor del 30% de los barriles que produce a diario.

Si bien la renta petrolera ha sustentado, como afirma el oficialismo, una "exitosa" lucha contra la pobreza, el hambre y la falta de vivienda y educación, muchos sostienen que -con semejantes recursos- el gobierno no ha sabido llevar al país a niveles de calidad de vida y bienestar más altos.

2. Petroquímica

Extracción de petróleo en Venezuela
El petróleo venezolano es propiedad del estado, a través de la empresa Pdvsa.

Tanto oficialistas como opositores coinciden en que el aprovechamiento de la petroquímica, la industria dedicada a la producción y comercialización de relativos al petróleo, está por verse.

Aquellos productos, sobre todo los de aseo personal y del hogar, son difíciles de conseguir en las tiendas venezolanas por las dificultades que hay para producirlos o importarlos.

Y los últimos años Venezuela ha tenido que importar desde Estados Unidos productos de esta industria debido a problemas operativos en las refinerías locales.

Este año la estatal Corporación Petroquímica de Venezuela (Pequiven) cerró varios acuerdos con firmas internacionales para activar la producción.

Y, como parte de la "nueva ofensiva económica", el gobierno ha firmado nuevos acuerdos.

Mientras opositores alegan que la industria de los derivados del crudo se ha visto relegada por la prioridad que ha tenido la explotación misma de los pozos, el gobierno dice que las empresas agropetroleras estaban en decadencia cuando inició el proceso revolucionario y ahora tienen el potencial de producir e innovar.

Lea también: Por qué una potencia petrolera como Venezuela importa gasolina

3. Construcción

La construcción tuvo un importante impulso durante la primera década de gobierno revolucionario, gracias a la fuerte inversión pública en infraestructura y viviendas iniciada durante la administración de Chávez. Se trata del sector que más empleo genera en Venezuela.

Hasta ahora, los diferentes programas gubernamentales han entregado 558 mil viviendas.

Y el último de ellos, la Gran Misión Vivienda, inaugurado por el entonces presidente Chávez en 2011, actualmente construye 241 mil residencias, según dijo el gobierno recientemente.

Sin embargo, desde 2008 la inversión ha ido cayendo y el crecimiento del Producto Interno Bruto del sector pasó de ser del 8% a -2,3% el año pasado, según el Banco Central de Venezuela (BCV).

Además de la falta de inversión, el sector se ve afectado por el reciente desabastecimiento de insumos para la construcción.

4. Industrias (manufactura)

Construcción en Venezuela
El gobierno ha invertido sumas sustanciales en la llamada Misión Vivienda.

Varias industrias venezolanas pasaron a manos del Estado después de ser nacionalizadas por Chávez.

Muchas de ellas hoy están parcialmente estancadas por problemas de gestión.

No obstante, el gobierno alega que sus estrategias económicas han permitido que, desde 1999, el desempleo descienda en ocho puntos porcentuales, para situarse hoy en 7,2%, según cifras oficiales.

El ministro para Industrias, José David Cabello, aseguró la semana pasada que "nadie puede hablar de un modelo (económico) fracasado", pero admitió que "tenemos que corregir errores, hay que buscar los mecanismos y por eso estamos aquí (en la Conferencia Económica para la Paz)".

El BCV dice que, en 2013, 30% de los bienes y servicios en la oferta general fue importado. Y eso contribuye a que la actividad manufacturera se vea parcialmente estancada: entre 1998 y 2013, la manufactura fue el rubro registrado en el PIB que menos creció, según el BCV.

El mismo Banco informó recientemente que la manufactura terminó el año pasado con una caída de 0,3% del PIB.

5. Minería

Expertos de oposición creen que el gobierno revolucionario ha despreciado la oportunidad de convertir a Venezuela en una potencia regional en minería, pues los recursos probados del país en hierro, oro y diamantes -entre otros- son enormes.

Pero el gobierno sostiene que el sector volvió a manos de los trabajadores gracias a Chávez, quien compró -o nacionalizó- varias de las empresas más importantes.

Entre 1998 y 2013, el sector minería presentó un decrecimiento del 24% del PIB, según cifras del BCV.

La explotación ilegal de minas -en Bolívar y Amazonas- ha crecido en los últimos años, en parte debido a la crecida del precio del oro y las facilidades con que cuentan los mineros al operar ilegalmente Venezuela.

Zapatería semivacía en Caracas
La escasez de productos en Venezuela va desde insumos básicos hasta zapatos.

6. Agropecuaria y agroindustrias (alimentos)

La lucha contra el hambre del gobierno venezolano, que dice haber invertido más de US$551.000 millones en sus programas contra la pobreza, ha sido reconocida por diferentes organizaciones internacionales como las Naciones Unidas.

Pero actualmente este sector de la economía está en una difícil situación, lo que se manifiesta especialmente en los niveles de escasez, que según el BCV llegaron al 30% en marzo.

De acuerdo con el reciente informe de rendición de cuentas del ministerio de Alimentación, en 2013 las empresas del Estado produjeron unas 550.000 toneladas de alimentos, algo que muchos creen no es suficiente para satisfacer la demanda local: por ejemplo, solo el consumo anual de Mercal, uno de las cuatro redes de supermercados del Estado, suma 1 millón 680 mil toneladas al año.

La Comisión de Administración de Divisas (Cadivi), encargada de asignar los dólares en el país, mantiene actualmente una deuda de US$2.700 millones con las empresas de alimentos.

7. Turismo

Isla La Tortuga
Venezuela tiene un enorme potencial turístico en sus playas bañadas por el Caribe.

Venezuela es uno de los países con más violencia criminal en América Latina, razón por la cual se explica, según observadores independientes, la baja del turismo.

El gobierno, sin embargo, dice que ha habido un crecimiento del sector.

El estatal Instituto Nacional de Estadísticas dice que entre 2001 y 2011 (que es el último año del que se revelaron datos) entraron al país entre 400.000 y 560.000 pasajeros internacionales al año.

No obstante, el Instituto de Aeropuerto Internacional de Maiquetía Simón Bolívar dice que solo 30% de los viajeros extranjeros entraron por vacaciones, mientras que los demás ingresaron por razones laborales, de salud o educativas.

"En 2012 y 2013, cuyas estadísticas no han sido divulgadas oficialmente, el número de visitantes del exterior se mantuvo casi igual, solo aumentó alrededor de 15%. Las condiciones de inseguridad, de infraestructura y calidad de servicios que ofrece el país no incentivan el crecimiento", le dijo José Yapur, presidente de la Cámara de Turismo de Nueva Esparta, al diario El Nacional recientemente.

El gobierno ha desarrollado varias campañas para promocionar al país como destino turístico, pues -según el ministro del sector, Andrés Izarra- "una matriz mediática negativa afecta la imagen" de Venezuela.

8. Textil

El sector textil sufre problemas similares a los de algunos de los otros sectores, según indican algunos observadores: entre ellos, las dificultades a la hora de producir, en parte por falta de insumos, lo que hace más competitivo importar.

Entre 1998 y 2013, el volumen de manufactura textil privada creció en 8%, según el BCV.

Aunque el Banco Central reportó repuntes del PIB en 2013, los representantes del sector dijeron no haber visto dichos avances.

La actividad textil opera al 60% de su capacidad y genera 4.000 empleos directos, según la Asociación Textil Venezolana.

David Fihman, presidente de dicho organismo empresarial, le dijo al diario El Universal en junio pasado que "en 1987 teníamos 19.500 trabajadores sindicalizados en (el estado de) Aragua y actualmente 1.400".

Este año el gobierno firmó convenios de trabajo, producción y cooperación con empresas textiles después de haber decretado una ley de precios justos en este y otros sectores para combatir lo que denomina la "especulación" de gremios capitalistas como parte de la guerra económica.

Lea también: La ley venezolana que limita las ganancias al 30%

9. Automotriz

La industria automotriz en Venezuela ha estado en crisis durante los últimos años y la deuda en dólares con varias de las empresas aún no se cancela.

Algunas de las marcas más grandes, como Ford e Iveco, han registrado pérdidas, por lo que han detenido sus operaciones temporalmente.

Las plantas de Toyota y Chrysler también están fuera de funcionamiento.

BBC Mundo ha podido constatar que la mejor forma de comprar un auto nuevo por estos días es a través del gobierno, que importa autos chinos gracias a acuerdos con la nación asiática y los vende por debajo del costo de mercado.

El procedimiento puede tomar, en algunas ocasiones, años, y la oferta de autos importados por el Estado no alcanza a satisfacer el total de la demanda.

Lea también: Más barato nuevo que usado, el mundo al revés de los autos en Venezuela

Cola para el supermercado
Las filas en los supermercados venezolanos son un reflejo de la crisis económica.

10. Tecnología

El gobierno ha anunciado el desarrollo de nuevas tecnologías en el campo espacial, petrolero y aeronáutico, entre otros.

Como parte de esa estrategia, el gobierno le ha dado énfasis a la incorporación de tecnologías en la educación: por ejemplo, el Proyecto Canaima Educativo le ha dado una computadora a más 2 millones de niños venezolanos, según cifras oficiales.

Según las Leyes de Presupuesto de cada año, en la última década el gasto en educación, cultura, ciencia y tecnología pasó de representar el 16% al 12,8% del gasto total del gobierno.

Venezuela tiene dos satélites en órbita, el Simón Bolívar y Francisco de Miranda, que según el gobierno conectan a más de cuatro millones de personas a internet.

Y si bien la penetración de internet es alta (13 millones de internautas), la calidad de la conexión -según estudios- es la peor del continente.

11. Comunicaciones

Las comunicaciones es el sector que más ha crecido en los últimos años, debido a la alta demanda que tienen los teléfonos celulares en el país, los cuales son producidos y distribuidos tanto pública como privadamente.

En Venezuela hay más celulares que habitantes.

Los rubros con más crecimiento del PIB entre 1998 y 2013 fueron las Comunicaciones (328%) y las Instituciones Financieras y Seguros (292%).

Sin embargo, desde el año pasado se ha vuelto difícil conseguir celulares nuevos en Venezuela -incluso aquellos producidos por el gobierno- porque, debido a las falta de divisas, las empresas operadoras no los importan.

El tráfico telefónico y de internet, no obstante, es uno de los más altos del continente.