La metida de pata de John Kerry al llamar "apartheid" a Israel

  • 29 abril 2014
John Kerry
Kerry ha sido fuertemente criticado por asociar a Israel con un "estado de apartheid".

El secretario de Estado John Kerry logró enfurecer al estado de Israel y a líderes judíos en EE.UU., después de que salieran a la luz pública unas afirmaciones en las que relacionó a Israel con el apartheid.

"Si Israel no hace la paz pronto, podría convertirse en un estado de apartheid", dijo Kerry en una reunión a puerta cerrada el viernes con miembros de la Comisión Trilateral, conformada por EE.UU., Japón y Europa.

Los comentarios de Kerry fueron capturados en una grabación y publicados el fin de semana por el medio digital The Daily Beast.

"Una solución de dos estados será claramente la única alternativa real, ya que un estado unitario termina siendo un 'estado de apartheid', con ciudadanos de segunda clase, o termina siendo un estado que destruye la capacidad de Israel de ser un estado judío".

Apartheid es un término que hace referencia al sistema de segregación racial y opresión que gobernó Sudáfrica entre 1948 y 1994. Es una palabra que despierta gran sensibilidad alrededor del mundo por ser parte de un episodio de la historia que la mayoría quisiera olvidar.

Los miembros del gobierno estadounidense rara vez la usan para referirse al conflicto de Israel con los territorios palestinos. Incluso el presidente Barack Obama la había rechazado en el pasado calificándola de inútil e inexacta.

Lea también: El amor de una chilena y un sudafricano en la Sudáfrica postapartheid

Reacciones

El Comité de Asuntos Públicos de EE.UU-Israel (AIPAC) emitió un comunicado en el que condenó los comentarios del secretario de Estado diciendo que es "profundamente preocupante".

"Cualquier sugerencia de que Israel es o está en riesgo de convertirse en un estado de apartheid es ofensivo e inapropiado", dice el comunicado.

Por su parte, el embajador de Israel en EE.UU., Ron Dermer dijo el martes en un programa en la Radio Nacional de EE.UU., NPR, que rechazaba la "etiqueta de apartheid", pero reconoció las dificultades que hay si Israel controla Cisjordania.

Mientras tanto, el senador republicano Marco Rubio, pidió la renuncia de Kerry, y el popular locutor de radio republicano, Mark Levin, condenó las declaraciones.

"John Kerry es un 'antisemita' que le da ayuda y protección a los terroristas. Debería dimitir", dijo el locutor.

El lunes John Kerry dijo mediante un comunicado que si pudiera "borraría de la cinta la palabra "apartheid"".

"He vivido suficiente para saber el poder que tienen las palabras en crear una impresión errónea, incluso cuando no es intencional. Si pudiera rebobinar la cinta, yo habría elegido otra palabra para describir mi firme creencia de que la única manera, a largo plazo, de tener un estado judío, y dos naciones y dos pueblos, que convivan en paz y seguridad es a través de una solución de dos estados".

Kerry también enfatizó que no admitirá que su compromiso con el proceso de paz sea puesto en duda.

"No permitiré que mi compromiso con Israel sea cuestionado por nadie, especialmente con fines partidistas, políticos, por eso quiero ser muy claro acerca de lo que creo y lo que no me creo"

"Otros líderes israelíes la han usado"

JOhn Kerry, Benjamin Netanyahu
John Kerry le ha puesto mucho interés y dedicación a lograr la paz entre Israel y los territorios palestinos.

En declaraciones a la BBC, el departamento de Estado dijo que otros líderes israelíes han usado en el pasado el término "estado de apartheid" para advertir sobre las consecuencias del fracaso de un proceso de paz en la región.

"El secretario Kerry, al igual que el ministro de Justicia (Tzipi) Livni, y los ex primeros ministros israelíes (Ehud) Olmert y (Ehud) Barak, estaba reiterando que no hay una solución de un solo estado en el principio de un estado judío", dijo la portavoz Jen Psaki.

"Él se refería a la clase de futuro que quiere Israel y el tipo de futuro que tanto israelíes como palestinos quieren imaginar. La única manera de tener dos naciones y que los dos pueblos convivan en paz y seguridad es a través de una solución de los dos estados. Sin esta solución conjunta el nivel de prosperidad y seguridad que ambos merecen no es posible".

Sin embargo, Paul Danahar, Editor de la BBC en Washington y quien por muchos años trabajó en Medio Oriente, cree que las declaraciones de Kerry son distintas a las de los líderes israelíes.

"Una cosa es lo que dicen los políticos israelíes, que utilizan un lenguaje provocativo en su propio ámbito político, y otra, cuando ese mismo lenguaje es utilizado por el secretario de estado de EE.UU., que legitima la equivalencia entre el antiguo régimen sudafricano y la situación en Cisjordania".

"Si la referencia de "apartheid" fue una metedura de pata o fue deliberada no hay duda de que el secretario de Kerry cree que el gobierno de Israel está ignorando tercamente sus advertencias de que un fracaso para acordar un acuerdo de paz, va a alimentar una campaña tratando de deslegitimar su estado", agregó Danahar.

La semana pasada, Israel suspendió la actual ronda de conversaciones de paz mediadas por EE.UU -reanudadas en julio tras una pausa de tres años- exigiendo la anulación de un acuerdo de reconciliación entre las dos principales facciones palestinas.

Fatah, liderado por el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, y Hamas, que gobierna Gaza, acordaron formar un gobierno de unidad en las próximas semanas.

Pero Hamas rechaza el derecho de Israel a existir y ha sido señalado como un grupo terrorista por EE.UU., la UE, y otros países.

El primer Ministro israelí Benjamín Netanyahu le dijo a la BBC que Abbas puede "tener paz con Israel o un pacto con Hamás pero no puede tener ambas cosas".

EE.UU. dijo que insistirá en sus esfuerzos de paz en Medio Oriente, pese a la decisión de Israel.

Lea también: Netanyahu dice que Abbas debe abandonar pacto con Hamás