BBC navigation

Los millonarios que se oponen al estadio de David Beckham en Miami

Última actualización: Martes, 29 de abril de 2014
Proyecto de estadio

Beckham quiere su estadio al borde del mar.

Todavía no se ha puesto un ladrillo pero el estadio de fútbol que pretende construir el exfutbolista británico David Beckham en Miami ya le ha hecho ganar algunos enemigos.

Y el problema no es el estadio; es difícil encontrar a alguien en esa ciudad estaduounidense que esté en contra de la idea de que Miami cuente con uno y con un equipo profesional de fútbol.

Lo que ha hecho que algunos empresarios se opongan al excapitán de la selección inglesa de fútbol es que éste quiere construir la cancha en el Puerto de Miami.

Beckham desea aprovechar las espectaculares vistas del mar y los rascacielos del centro de la ciudad que ofrece la terminal de cruceros más grande del mundo.

Pero la idea no es del agrado de todos. Está lejos de entusiasmar a Miami Beach, donde a políticos locales y vecinos les preocupa el tráfico que podría generar un estadio con capacidad para 25.000 personas.

Y sobre todo en el propio puerto, que se renueva a toda prisa para dar cabida a los enormes barcos que próximamente podrán transitar por el ampliado Canal de Panamá. Estos trabajos de renovación ya han costado unos US$2.000 millones, la mitad en un túnel.

clic Lea también: La apuesta por el fútbol en Miami de Beckham y James

Miami

Miami se considera la capital mundial de los cruceros.

"Un insulto"

Es por eso que un grupo de empresas de cruceros y estibadores se ha unido a la Miami Seaport Alliance (MSA) para hacer frente a la idea de Beckham.

"Para el puerto sólo hay un sitio y para estadios hay muchos a lo largo de toda la ciudad", le dice a BBC Mundo John Fox, presidente de la MSA.

Fox se muestra muy crítico con quienes defienden que un estadio en un lugar espectacular servirá para construir internacionalmente la "marca Miami".

"Para el puerto sólo hay un sitio y para estadios hay muchos a lo largo de toda la ciudad"

John Fox, Miami Seaport Alliance

"La idea de que por 125 años Miami estaba esperando que alguien viniera e hiciera de nosotros una marca es absurda y francamente la encuentro insultante".

La MSA considera que la construcción del estadio en el extremo suroeste del puerto podría poner en riesgo los 200.000 empleos y US$27.000 millones que genera el puerto, segundo motor económico de la ciudad después del turismo.

Las autoridades del que con 4 millones de pasajeros en 2013 se considera "la capital mundial de los cruceros" esperan acercarse a los 5 millones este año, y además doblar el negocio de la carga.

clic Lea también: La carrera de Beckham en fotos

Post-Panamax

Precisamente para la carga, Miami ha invertido más de US$2.000 millones en una serie de enormes grúas y en dragar el canal del puerto, a fin de recibir a los supercargueros que podrán pasar por el Canal de Panamá una vez se termine la ampliación.

David Beckham

Beckham quiere poner su franquicia de la MLS en Miami.

La obra del Canal es vista como una oportunidad para diversos puertos de la zona. Pero hay que estar preparados: debe tener una profundidad mínima de más de 15 metros y, por las dimensiones de los barcos, las grúas de descarga y toda la infraestructura de comunicaciones del caso deben ser enormes.

En la carrera de inversiones millonarias están Colombia, Costa Rica, Jamaica, así como en otras ciudades de EE.UU. Y Miami ha hecho una apuesta muy fuerte en su puerto para adelantarse a lo que en el sector del transporte de mercancías consideran será una nueva era.

"Nuestra alianza cree que un estadio es una amenaza", le dijo Fox a BBC Mundo.

Para ellos, cualquier cosa que no esté estrictamente orientada a cruceros o carga, supone un peligro.

"Esta es la capital de los cruceros y la puerta de entrada de la carga a las Américas. No queremos que eso sea arrebatado a la comunidad".

clic Lea también: Beckham y Messi, los futbolistas más ricos del mundo

¿Caminando?

Lejos de una amenaza, los promotores de la idea lo consideran una enorme oportunidad tanto de publicidad como de negocio para el puerto.

Beckham, aunque ha estudiado otras 30 ubicaciones, quiere el estadio de su equipo cerca de la entrada del puerto, no muy lejos del American Airlines Arena, donde juegan los Heat de Miami, campeones de baloncesto de la NBA.

En los alrededores hay marinas y, sobre todo, unas vistas espectaculares del mar y la primera línea de rascacielos del centro de Miami.

Carguero

El Puerto de Miami espera estar entre quienes aprovechen la ampliación del
Canal de Panamá.

"El puerto de Miami es el lugar que mejor transmite la marca global de la ciudad", le dijo a BBC Mundo John Alschuler, arquitecto responsable del proyecto.

Para Alschuler, lo que trae Beckham es una inversión sin subsidios "para hacer evolucionar la ciudad. El lugar ayuda a que avance el centro de la ciudad, a crear empleos, y comunica esta gran marca global a todo el mundo".

"¿Deberíamos dejarlo como un aparcamiento? ¿O deberíamos hacer con el lugar algo productivo, lo que necesita el puerto, generar ingresos para mantener las tasas bajas y crea empleos y hace avanzar el puerto?"

John Alschuler, arquitecto asesor de Beckham

La idea de Beckham es que alrededor de un 30% de los aficionados lleguen directamente a los aparcamientos del lugar. El resto, aprovecharía las instalaciones de estacionamiento del equipo de la NBA en el centro de la ciudad y desde allí caminaría menos de diez minutos por un puente peatonal.

Éste es uno de los asuntos más delicados pues en Miami, ciudad muy volcada al automóvil, con calor abrasador y frecuentes aguaceros tropicales, eso de caminar no se da con frecuencia.

clic Lea también: Beckham, jugador fuera de la cancha

¿Sólo un aparcamiento?

El lugar donde Beckham quiere ubicar su estadio está predestinado a actividades no marítimas, según los planeamientos de la autoridad portuaria, ya que es de difícil acceso para barcos de calado y algo a desmano de las terminales de carga.

"Para este lugar, el Plan Maestro ha definido un propósito primario: beneficios. Somos el único inversor dispuesto a poner US$250 millones de nuestro dinero para generar ingresos y que el puerto pueda mantener sus tasas bajas y tenga más empleos", explica Alschuler.

Alschuler señala que el lugar es en la actualidad un aparcamiento que usa la compañía de cruceros Royal Caribbean y a esa empresa atribuye el lobby surgido para oponerse al estadio, lo que considera una "alianza inexistente".

EStadio

En el lugar en que quieren el estadio, en la actualidad hay un aparcamiento privado.

"¿Deberíamos dejarlo como un aparcamiento? ¿O deberíamos hacer con el lugar algo productivo, lo que necesita el puerto, generar ingresos para mantener las tasas bajas y crear empleos y hacer avanzar el puerto?", se pregunta.

"Obviamente, la prioridad son los cruceros y la carga, y no vamos a hacer nada que lo ponga en riesgo. Pero puede que quepa la posibilidad de que coexistan"

Genaro Iglesias, vicealcalde de Miami

"La gran mayoría de los trabajadores del puerto está a favor, sólo está en contra una compañía, la Royal Caribbean, una gran y distinguida empresa que ingresa US$8.000 millones al año y tiene mucho dinero para gastar en desinformar. No hay tal alianza, es un fraude", asegura el arquitecto.

Alschuler se muestra confiado en que un equipo de fútbol en Miami va a ser un éxito. "Más gente en Miami ve por televisión el Mundial de fútbol de la que ve la Serie Mundial de Béisbol. Más gente ve el Mundial que la final de la NBA. Esta ciudad ama este deporte y estamos trayendo un equipo".

clic Lea también: ¿Por qué los Beckham son malos para el medioambiente?

Lo que preocupa, sobre todo en Miami Beach, una isla conectada al continente por diversos puentes –el principal muy cercano al proyectado sitio del estadio– sería la congestión del tráfico.

Temen un tráfico de pesadilla en una zona ya de por sí congestionada de forma recurrente.

Alschuler, que reivindica ser el único con un estudio serio del impacto en el tránsito, recuerda que los horarios de mayor tráfico en el puerto, por la actividad de cruceros, se dan de mediodía en adelante. A las cuatro ya se han marchado los trasatlánticos.

"Nuestros fanáticos aparecen a las 18:30 (hora local). Somos el uso perfecto para la compatibilidad con los cruceros y tenemos datos muy detallados".

Túnel

Sólo en el túnel para evitar el tráfico de camiones en el centro de Miami se ha invertido
US$1.000 millones.

Alcaldía ilusionada

En medio del fuego cruzado está la Alcaldía de Miami, que se ha mostrado muy ilusionada con la idea de tener un equipo de fútbol y está abierta a estudiar la ubicación del estadio.

Sobre colocarlo en el puerto, el vicealcalde, Genaro Iglesias, le dijo a BBC Mundo que todavía no se ha encontrado con datos que le hagan descartarla.

Según Iglesias, poner el estadio en el puerto "tiene sus cosas muy positivas, como que el transporte público está cerca y el estacionamiento ya construido para el baloncesto y obviamente las vistas que de ahí son espectaculares y está en el centro", apunta Iglesias.

"Sí hay otras cosas que tenemos que mirar, como el impacto en los cruceros y el movimiento de carga", agrega.

El alcalde, de hecho, ya se ha mostrado dispuesto a estudiar la posibilidad de tener un estadio en el puerto, advirtiendo que no va a dejar que impacte al negocio tradicional.

"Obviamente, la prioridad son los cruceros y la carga, y no vamos a hacer nada que lo ponga en riesgo. Pero puede que quepa la posibilidad de que coexistan".

Contexto

Temas relacionados

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.