Dramático testimonio de un sobreviviente del ferry hundido en Corea del Sur

  • 23 abril 2014
Eun-su Choi
Choi cuenta que un amigo logró salvar a una niña de seis años.

Uno de los pasajeros del ferry que se hundió la semana pasada cerca de la isla turística de Jeju, en el suroeste de Corea del Sur, habló con la BBC sobre la difícil decisión que debió tomar de saltar por la borda y salvarse, dejando atrás a los estudiantes que estaba tratando de ayudar cuando el barco empezó a hundirse.

"Estábamos intentando sacarlos… pero era muy difícil. Fue cuando decidimos abandonar la nave, pero ahora lamento haberlo hecho", dijo Eun-su Choi, un conductor de camiones.

Se confirmó que el número de muertes asciende a 150, mientras que 152 personas continúan desaparecidas.

Equipos de buzos intentan recuperar los cuerpos que todavía se encuentran en el casco del ferry Sewol.

La embarcación partió con 476 personas a bordo de la ciudad costera de Incheon, al oeste de Seúl, la capital surcoreana.

Más de 330 pasajeros eran adolescentes y profesores que realizaban un viaje escolar a la isla de Jeju. La mayoría quedó atrapada cuando el Sewol se hundió, alrededor de dos horas después de que se pidiera auxilio.

Sólo 174 de las personas fueron rescatadas.

Lea también: Los errores humanos que llevaron a la tragedia

"Los más valientes"

Labores de rescate del ferry hundido.
Un giro brusco que desestabilizó la nave pudo haber sido una de las causas del accidente.

Choi había realizado ese trayecto cientos de veces. Cuando ocurrió el desastre se encontraba en la cubierta, había salido a fumar después de haber desayunado.

"Súbitamente el ferry empezó a ladearse y a hundirse. Los contenedores empezaron a caer al mar. Fue cuando me di cuenta de que se iba a volcar", recordó el conductor.

Y añadió: "Estaba aferrado al pasamano. Traté de ayudar a algunos de los estudiantes que se encontraban en la cafetería arrodillados cerca la caja registradora, pero se resbalaban. Intentamos sacarlos con la ayuda de una manguera para combatir incendios, pero era muy difícil rescatarlos".

Contó que un amigo logró salvar a una niña de seis años después de que sus padres y un grupo de pasajeros la hicieron llegar a la cubierta, cerca de donde estaba Choi.

El conductor de camiones los describió como "los más valientes de todos". Sin embargo, ninguno de ellos sobrevivió a la odisea: Choi vio cómo el agua los arrastraba.

Las causas del naufragio

Rescatistas trasladan los cuerpos de fallecidos.
Hasta el momento se ha confirmado la muerte de 150 personas.

La investigación para determinar por qué ocurrió el accidente, uno de los peores en Corea del Sur, se centra en la posibilidad de que el Sewol haya realizado un giro muy brusco que movió la carga que se encontraba a bordo desestabilizando el ferry.

También se analiza cuáles fueron las órdenes de evacuación emitidas por la tripulación, debido a que se ha informado que a los pasajeros se les indicó que permanecieran en sus camarotes pese a que el barco se estaba inclinando.

Aparentemente no hubo claridad con respecto a la necesidad de abandonar el ferry. El capitán Lee Joon-seok no se encontraba en la cabina de mando cuando se inició el incidente, quien estaba a cargo era una persona que no conocía la zona en la que navegaba el Sewol.

El corresponsal de la BBC en la isla de Jindo, muy cercana a la de Jeju, dice que el casco de la nave será sacado del agua el jueves, tras haber sido consultado con los familiares de las víctimas.

Algunos ellos se han resistido a la idea de mover el barco porque creen que podría haber sobrevivientes atrapados en bolsones de aire.

Contenido relacionado