Rusia y Occidente en guerra de propaganda por Ucrania

  • 22 abril 2014
Militante prorruso
Occidente afirma que Rusia está detrás de la desestabilización en Ucrania. El kremlin lo niega.

Toda información sobre la crisis en Ucrania, provenga del lado que provenga, debe ser tomada con pinzas. Y es que en los últimos seis meses, y sobre todo desde la caída del gobierno de Viktor Yanukovych en febrero, la forma en que tanto Occidente como Rusia presentan la información respecto a los acontecimientos en Ucrania se ha convertido en una verdadera guerra de propaganda.

Un episodio ocurrido el sábado en un retén prorruso en la ciudad de Slaviansk en el que murieron tres personas, señala Stephen Ennis de la BBC, pone en evidencia cómo Rusia presenta la historia para fortalecer su posición frente a su público.

LifeNews, una estación de televisión fiel al Kremlin, afirma que entre los artículos recuperados tras el incidente se halló una tarjeta personal de Dmytro Yarosh, líder del grupo ultranacionalista de Ucrania Sector de Derecha, lo cual daría credibilidad a las acusaciones de Rusia, que sostiene que esta agrupación es virtualmente responsable de todos los hechos de violencia de los últimos meses en el país.

En el informe presentado por LifeNews, aparecieron en primer plano varios billetes de US$100 -que se veían nuevos- que pertenecían presuntamente a los atacantes ucranianos. El autoproclamado alcalde de Sloviansk, Vyacheslavav Ponomarev, dijo, según el canal, que los hombres habían utilizado armamento de la OTAN.

Según Ennis, estos dos ejemplos muestran cómo la televisión rusa quiere dar a entender -en este caso sin decirlo de forma explícita- que Estados Unidos y Occidente están de alguna manera detrás de la violencia en Ucrania.

La visita a Kiev la semana pasada de John Brennan, director de la CIA, fue también utilizada por la televisión rusa para sugerir que Estados Unidos está "provocar una guerra civil".

Ninguno de estos informes fue respaldado con evidencia.

La retórica de la propaganda rusa busca también promover la idea de que los manifestantes de la plaza Maydan son defensores simpatizantes del nazismo que abrieron las compuertas al fascismo en Ucrania A comienzos de marzo, los medios difundieron que en el oeste de Ucrania se utilizaban afiches para marcar las casas de los rusos, de la misma manera en que lo nazis usaron la estrella de David para diferenciar a los judíos.

La única evidencia que los medios presentaron para validar esta afirmación fue una imagen aislada de la lámina.

A la presentación del informe sobre los enfrentamientos en Sloviansk, le siguió un llamado de Ponomarev al presidente ruso, Vladmir Putin, para que envíe "fuerzas de paz" para protegerlos del "Sector de Derecha y de la Guardia Nacional Ucraniana que sólo trae muerte y quiere esclavizarnos".

Antes de la anexión de Crimea en marzo, la televisión estatal rusa mostró imágenes de lo que describió como un enfrentamiento armado en Simferopol. Según puso de manifiesto la ONG Telerkytyka, este video se utilizó como justificación para que la cámara alta del Parlamento ruso aprobara el uso de tropas en Ucrania. Pero, aseguró la ONG, más tarde se demostró que las imágenes eran falsas.

La versión de Occidente

Foto
Las fotos son "evidencia" de que el soldado ruso con un círculo en rojo sobre su rostro participó en los operativos militares de Georgia en 2008 y en los de Kramatorsk y Sloviansk en Ucrania en 2014.

A la hora de presentar una versión tendenciosa de los hechos, Occidente, no se queda atrás.

Recientemente, el gobierno ucraniano presentó una serie de fotografías que, según dice, muestra a soldados rusos entre los militantes que mantienen ocupados diversos edificios gubernamentales en el este de Ucrania.

Estas fotos, que fueron entregadas a la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa la semana pasada, han sido distribuidas desde entonces por el departamento de Estado de EE.UU.

Las imágenes pretenden demostrar la presencia de soldados rusos o paramilitares en ciudades clave en la región ucraniana de Donetsk.

Rusia niega haber desplegado unidades militares en dicha región.

La BBC no pudo verificar las fotografías, y el gobierno ruso aún no ha ofrecido una respuesta en relación a estas imágenes, que según el comunicado de prensan demuestran que uno de los hombres que está tomando parte ahora en los operativos militares en las ciudades de Kramatorsk y Sloviansk en Donetsk es el mismo que participó en los operativos militares en Georgia, en 2008.

No obstante, si se observan las fotos de 2014, se puede ver que su barba canosa es de color negro, mientras que en la foto tomada hace seis años se lo ve más delgado y con una barba pelirroja.

El comunicado argumenta que estas fotos constituyen una prueba de que las fuerzas especiales de Rusia están operando en el este de Ucrania.

La portavoz del departamento de Estado de EE.UU., Jen Psaki, aseguró "que hay un gran consenso en la comunidad internacional sobre la conexión de Rusia con algunos de los militantes armados en el este de Ucrania".

Pero incluso si esta afirmación llega a ser correcta, cosa que Rusia niega categóricamente, ciertamente las fotografías presentadas por Ucrania no pueden tomarse como evidencia para hacer una afirmación semejante.