¿Por qué no se reproducen los piqueros patiazules de Galápagos?

  • 24 abril 2014
Piqueros de patas azules de Galápagos

Levantan una pata y luego la otra, en el curioso ritual de apareamiento que los distingue.

Pero ahora los nidos de los emblemáticos piqueros de patas azules están vacíos, y la población de estas aves en Galápagos ha descendido en más de 50% en 20 años.

Así lo afirma un estudio publicado en la revista especializada Avian Conservation and Ecology, que busca una explicación para el abrupto declive de los piqueros patiazules (Sula nebouxii), una de las mayores atracciones de las islas que estudió el científico británico Charles Darwin.

Con sus nidos despoblados, estas aves que suelen medir alrededor de 80 cm de alto parecen no querer reproducirse.

Y esto puede deberse, tal como sospechan los expertos, a una inexplicable falta de sardinas de su dieta.

Nidos vacíos

Los científicos notaron por primera vez en 1997 que las alrededor de 10 colonias de nidos en Galápagos estaban extrañamente vacías.

Piquero patiazul
Cuanto más brillantes las patas, más saludable.

"Hasta 1997 había literalmente miles de piqueros en estos sitios de reproducción y cientos de nidos llenos de polluelos saliendo del cascarón", contó Dave Anderson, biólogo de la Universidad Wake Forest, de Estados Unidos, y principal autor del estudio.

"De repente, ya no estaban allí. Hubo algunos casos en los que encontramos intentos aislados de reproducción pero la mayoría no produjeron crías".

Al principio, los biólogos pensaron que se trataba de una situación aislada, una conjunción de factores ambientales que había llevado a una serie de años malos.

Pero con el paso del tiempo, Anderson y sus colegas comenzaron a preocuparse y a preguntarse si algo más estaba pasando con los piqueros.

Entre 2011 y 2013 realizaron un relevamiento completo de los piqueros patiazules de Galápagos, y observaron muy poca o ninguna actividad reproductiva, con solo 134 polluelos nacidos en ese período.

Además, la investigación estimó una población de unos 6.400 ejemplares en 2012, menos de un tercio de la única estimación anterior en 1960.

Sardinas

Piquero patiazul
Los piqueros pueden llegar a medir 1,60 m de ancho con las alas abiertas.

La culpable del declive, sospechan los biólogos, es la falta de sardinas, un alimento muy nutritivo y fácil de encontrar para estas aves buceadoras.

Estudios anteriores habían observado que cuando las aves llevaban una dieta casi exclusivamente basada en las sardinas, su ritmo de reproducción era óptimo.

En cambio, el trabajo más reciente notó que las sardinas representan ahora menos de la mitad de la dieta de los piqueros.

"Creemos que el factor principal detrás del declive es la escasez de alimento", dijo Kate Huyvaert, de la Universidad Estatal de Colorado, EE.UU.

"No estamos seguros si es algo natural o está relacionado con un cambio producido por el hombre".

Por lo tanto, la pregunta ahora es dónde están las sardinas.

"¿Es por la sobrepesca, están dejando las aguas de Galápagos debido al cambio climático u otras presiones?", dice Johanna Barry, presidenta de la organización Galápagos Conservancy, que financió la investigación.

Según Anderson, es importante saber pronto si alguna actividad humana es culpable por la falta de sardinas, ya que una población envejecida de piqueros será cada vez menos capaz de procrear.

Sólo así se podrá ayudar a estas aves para que vuelvan a llenar sus nidos.

Síganos en Twitter @bbc_ciencia