La niña que caza con águilas doradas

  • 15 abril 2014

Águila

A muchos niños, cuenta el fotógrafo israelí Asher Svidensky, les intimidan un poco las águilas doradas. Los niños kazajos del oeste de Mongolia empiezan a aprender a usar estos enormes pájaros para cazar zorros a la edad de 13 años.

Svidensky, fotógrafo y escritor de viajes, tomó fotografías de cinco chicos aprendiendo este arte, y también fotografió a Ashol-Pan, que podría ser la única niña del mundo que sabe cazar con un águila dorada.

"Verla con el águila fue increíble", cuenta. "Se la veía mucho más cómoda con ella, más poderosa con ella, más a gusto con ella".

Águila
Águila dorada

Los kazajos de la montaña Altai, en el oeste de Mongolia, son los únicos que cazan con águilas doradas, y hoy hay unas 400 personas que practican esta técnica.

Ashol-Pan es hija de un conocido cazador.

La caza se suele hacer en invierno, cuando las temperaturas caen hasta los -40ºC. Normalmente empieza tras días de caminata o cabalgata a través de la nieve hasta una montaña o cumbre para tener una buena vista de las presas alrededor.

Los cazadores generalmente trabajan en grupo. Una vez que divisan un zorro, los que van a caballo tratan de desplazarlo hacia campo abierto. Si un águila no logra matarlo se libera otra.

Cazadores

La habilidad de cazar con águilas, cuenta Svidensky, consiste en aprovechar una fuerza impredecible de la naturaleza.

"Realmente no controlas a tu águila. Puedes intentar que cace un animal y luego es una cuestión de la naturaleza. ¿Qué hará el águila? ¿Lo logrará? ¿Cómo lograrás que vuelva después?"

Las águilas no son criadas en cautiverio, pero son sacadas del nido muy jóvenes.

Los cazadores eligen a los polluelos hembra porque alcanzan un mayor tamaño. Un águila dorada adulta puede pesar siete kilogramos, y sus alas extendidas pueden medir hasta 2,30 metros.

Tras años de servicio, en una mañana de primavera, un cazador libera a su águila adulta por última vez, dejando una oveja sacrificada como regalo de despedida.

"Así es como los cazadores con águila kazajos se aseguran de que las águilas vuelvan a la naturaleza y tengan sus propios polluelos, por el bien de las futuras generaciones", cuenta.

En cuanto a Ashol-Pan, Svidensky la describe como una dulce y tímida niña sonriente.

Familia

Las fotos de Ashol-Pan practicando una técnica que durante 2.000 años fue exclusiva de hombres, dice mucho sobre la Mongolia del siglo XXI.

Ashol-Pan
Ashol Pan