BBC navigation

Vuelo MH370: cómo se verifica si las últimas señales vienen de las cajas negras

Localizador de audio remolcado

Un localizador de sonidos remolcado puede ser lanzado a profunidad.

Dos señales separadas, captadas por un barco chino y uno australiano, han sido definidas por los expertos como las pistas más prometedoras desde que el vuelo MH370 desapareció sin dejar rastros el 8 de marzo.

clic Lea: La "pista más prometedora" del avión desaparecido

La búsqueda del vuelo de Malaysia Airlines se centra ahora en dos áreas del océano Índico en las que se detectaron lo que podrían ser señales acústicas de la caja negra.

Existe mucha cautela, advertencias y preguntas por un frustrante operativo que ha producido pocas pistas y ninguna evidencia física de la localización de la aeronave.

Por eso, las autoridades se han tomado los reportes de contactos acústicos seriamente, como posibles pistas, sobre todo por el potencial premio que pueden ofrecer de reducir dramáticamente el área de búsqueda.

Y de ahí que se envíen barcos a la zona a perseguirlas.

Los contactos reportados por el barco chino Haixun 01 fueron los primeros en causar revuelo.

Echo

El HMS Echo cuenta con la más sofisticada tecnología.

Lo más intrigante fue el hecho de que aparantemente la señal detectada estaba en la frecuencia de 37,5 kHz, hecho consistente con la baliza de una caja negra.

Pero algunos expertos han cuestionado si el equipo de escucha que parece que usan los chinos sería capaz de aislar esa frecuencia.

Además, el equipo se ha usado justo por debajo de la superficie. ¿Es realista pensar que captó una señal que tiene un alcance limitado y que podría llegar a estar a 4.500 metros de profundidad?

En búsqueda

Los coordinadores de la búsqueda dicen que han enviado un avión de la Fuerza Aérea Australiana para ayudar a evaluar los contactos. El aparato puede lanzar boyas sonoras y dispositivos de captación de sonido.

Pero posiblemente, la clave es la llegada del navío británico HMS Echo.

El barco tiene la más avanzada técnica de captación de sonido, incluido un sistema de posicionamiento acústico de alta precisión.

El problema de todo esto es, no obstante, que opera desde muy cerca de la superficie.

Sofisticado

Mapa

Gráfico

El barco mejor equipado es el australiano Ocean Shield. Ha estado investigando otro posible contacto acústico a unos 560 kilómetros de distancia de los hechos por el barco chino.

El Coordinador General de la Agencia Conjunta (JACC), que lidera la búsqueda del avión desaparecido, Angus Houston, informó que este buque detectó señales consistentes con las de las cajas negras de los aviones.

Aseguró que es la "pista más prometedora" hasta ahora. Recibió dos señales. La primera duró dos horas y 20 minutos antes de que se perdiera. El barco dio la vuelta y detectó la segunda durante 13 minutos.

Sin embargo Houston aclaró que no pueden confirmar que se trate del avión.

El Ocean Shield tiene el especializado "localizador de sonidos remolcado" que, de manera crucial, puede ser desplegado a profundidad con un cable de 6 kilómetros en búsqueda de señales.

La embarcación todavía se encuentra en la zona, pero no ha recibido señales de nuevo.

Ocean Shield

El australiano Ocean Shield es el mejor equipado en la zona.

Además, tienen el Bluefin-21, una especie de drone submarino, que puede ser programado para bajar con un sonar si un contacto se considera de suficiente interés.

Otro activo del que se ha oído bien poco es el submarino nuclear británico Tirless, que se dijo que iba a ser enviado a la zona.

El submarino no puede bajar tanto como para llegar al lecho marino, pero puede operar a varios cientos de metros de la superficie con sus sofisticados sonares, incluido su propio localizador de sonidos remolcado.

Dudas

Pero el océano es un entorno acústico extremadamente complicado. Puede jugar todo tipo de trucos en la propagación del sonido.

Por eso, el tamaño del área de búsqueda, que hasta ahora son unos 216.000 kilómetros cuadrados, y el limitado alcance de las señales acústicas que emiten las cajas negras, ha alimentado las dudas de los escépticos acerca de las posibilidades de los barcos para, en efecto, tropezar con un contacto sin más pistas.

El Ocean Shield también cuenta con un "drone" submarino.

La secuencia normal es que otra prueba, como hallar restos flotando, reduzca el área de búsqueda antes de lanzar los dispositivos de detección submarina con efectividad.

Ahora hay una urgencia. Se teme que las baterías de las cajas negras estén a punto de agotarse.

De ahí que hayan sido tan comedidas las palabras del jefe de la agencia australiana que coordina la búsqueda, el mariscal aéreo retirado Angus Houston.

Estos posibles contactos son una importante pista, afirma. Pero hay que tratarlas con mucho cuidado.

Y de momento siguen sin estar verificadas.

Contexto

Temas relacionados

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.