¿Revelan los gobiernos todo lo que saben del avión desaparecido?

  • 27 marzo 2014
Imágenes de satélite de posibles restos
Las imágenes publicadas provienen principalmente de satélites comerciales.

Son 26 países, seis aviones con radares avanzados, un barco de monitoreo submarino, siete embarcaciones comerciales y expertos en análisis de inteligencia involucrados en la operación de búsqueda del avión malasio desaparecido el 8 de marzo.

Se dice que también se están utilizando unos 20 satélites con capacidad de resolución suficiente para obtener imágenes en vastas zonas del Océano Índico y que 10 de estos captan imágenes diariamente.

Vea los objetos detectados por Tailandia

Y sin embargo, 19 días después de que desapareció el avión de Malasia, nadie ha podido presentar evidencia convincente de dónde está la aeronave y lo que ocurrió con ella.

Muchos se preguntan, ¿por qué los países que han obtenido imágenes tardaron tanto en hacerlas públicas?

Y, si es posible detectar cohetes más pequeños que un avión y aviones enemigos que violan un espacio aéreo, ¿cómo ninguno de los satélites pudo detectar a una aeronave de 63 metros de largo y 60 de envergadura?

Lea: 10 preguntas del vuelo de Malaysia Airlines que aún no tienen respuesta

La respuesta, dicen los expertos, es que los países capaces de obtener esos datos no están dispuestos a entregarlos, porque esto no sólo delataría sus verdaderas capacidades de vigilancia militar sino también sus limitaciones.

De hecho, en las múltiples conferencias de prensa tanto de Malasia como de otros gobiernos involucrados en la búsqueda, pocas veces se ha informado sobre la fuente de dichas imágenes, es decir, el satélite del cual provienen.

¿Confidencial?

Y es que hay satélites comerciales y satélites militares. Y se cree que estos últimos, que tienen una capacidad mucho más grande que los comerciales, no han sido prominentes en la búsqueda.

"Hasta ahora, la búsqueda del MH370 ha estado basada -al menos públicamente- en imágenes de satélites comerciales de proveedores como DigitalGlobe y Airbus Space and Defence", explica a BBC Mundo Robert Munks, subeditor de la publicación especializada en asuntos de seguridad e inteligencia militar IHS Jane's Intelligence Review.

"La mayoría de los países no están dispuestos a suministrar imágenes de satélites militares porque esto revelaría sus capacidades y la resolución de sus imágenes".

Los satélites militares pueden ser capaces de ofrecer imágenes de alta resolución que, se cree, habrían podido mostrar si los restos detectados hasta ahora pertenecen al avión o no.

Pero las imágenes de satélites comerciales que se han hecho públicas no tienen esa capacidad y son de muy baja resolución, explica Rob Munks.

Búsqueda de avión malasio
Son 26 países involucrados en la búsqueda del MH370.

"Son típicamente de unos 50 cm y el esfuerzo que se requiere para interpretar el análisis es mucho mayor. Esto explica porqué hasta ahora las imágenes (de la búsqueda) no han sido enteramente concluyentes, sino sólo han ofrecido pistas", agrega el experto.

Esta falta de información ha conducido a especulación de que varios países, al menos los de mayor capacidad de vigilancia como Estados Unidos o China, pudieron haber sabido lo que ocurrió con el avión desde las primeras etapas de la búsqueda, pero no quisieron revelarlo.

Tal como dijo a la BBC Laurence Gonzalez, autor de 'Vuelo 232: Una historia de Desastre y Supervivencia': "Todo esto me dice que en algún lugar en las esquinas del poder en el mundo alguien sabe dónde está el avión pero no quiere hablar de ello, probablemente por razones de seguridad nacional porque no desean revelar la sofisticación del material que tienen".

BBC Mundo le planteó esa posibilidad a Rob Munks, pero el experto de IHS Jane's Intelligence Review prefirió "no especular sobre qué capacidades pueden tener los países individualmente".

Retraso

Dan Schnurr, jefe de tecnología de Geospatial Insight, una empresa de análisis de inteligencia e interpretación de datos de satélites, explicó a la BBC que "las imágenes son transmitidas desde los satélites en tiempo casi real y problamente llegan a la superficie en dos o tres horas".

Mensajes sobre el MH370
239 personas iban a bordo del MH370.

"El retraso en detectar información valiosa en esas imágenes se debe al tiempo que toma analizar los enormes volúmenes de imágenes que llegan del satélite", agrega.

Esto refleja que las imágenes que han presentado muchos países, incluso las de los satélites comerciales, han sido cuidadosamente "expurgadas" por sus analistas.

La mayoría de los 239 pasajeros a bordo del vuelo MH370 eran chinos, por lo que se han visto crecientes tensiones entre China y Malasia.

En las primeras etapas de la búsqueda, China criticó a Malasia por su "poca disposición" para compartir información sobre el avión.

Malasia respondió criticando a China por haber entregado datos "erróneos" de supuestos restos en el Mar de China Meridional, lo cual, dijo, había desviado la búsqueda y desperdiciado esfuerzos.

Pero las críticas no sólo han estado dirigidas a China y Malasia. Varios otros países, en el sur y centro de Asia, simplemente indicaron que sus radares no detectaron al avión cuando el 8 de marzo cambió su ruta.

A pesar del enorme despliegue público de cooperación internacional entre 26 países, algunos de ellos enemigos entre sí, es claro que, en lo privado, reina una profunda desconfianza sobre cuánta información e inteligencia debe compartirse y cuánto es mejor ocultar.