BBC navigation

Ébola: ¿cómo controlar la epidemia de un virus que no tiene cura?

Última actualización: Miércoles, 26 de marzo de 2014
Virus de Ébola

Cuando se da un caso de Ébola, se aísla de inmediato al paciente.

Cuando se sabe de un solo caso de Ébola, suenan las alarmas. Con este virus que produce fiebre hemorrágica no hay que jugársela. No hay cura ni vacuna para esta enfermedad que puede llegar a tener una mortalidad del 90%.

Es por esto que los casos que han aparecido en el país africano de Guinea no pasan inadvertidos para las organizaciones internacionales de salud ni la prensa internacional.

Hasta ahora se sospecha de 89 casos y 59 muertes, de las cuales nueve han sido confirmadas como Ébola. Se cree que el primer brote ocurrió hace un mes, pero no fue sino hasta la semana pasada que se supo de un infectado.

La organización Médicos Sin Fronteras (MSF) estaba trabajando en el sur del país en un programa contra la malaria cuando surgió la información. Enseguida, junto con el Ministerio de Salud de Guinea, pusieron en marcha los planes para controlar la epidemia.

"Con un solo caso de Ébola realmente ya es una epidemia", le dice a BBC Mundo Gemma Domínguez, coordinadora de MSF en ese país. "Porque si no se hace nada, la cadena sigue".

"La contagiosidad no es que sea alta, no es como hablar de una epidemia de meningitis donde hay miles y miles de personas afectadas. Pero si extrapolamos el número de casos posibles con los muertos, entonces el que está contagiado tiene muchas posibilidades de morir", agrega.

Este virus se identificó por primera vez en 1976 en Sudán y la República Democrática del Congo. Desde entonces se ha sabido de unos 2.200 casos, de los cuales 1.500 fueron mortales.

Esto no quiere decir que muchos otros hayan muerto de esta enfermedad, pero pasaron inadvertidos porque con frecuencia los brotes ocurren en comunidades donde no hay acceso a la asistencia sanitaria.

Es por esto que para detener la propagación del virus, se ponen en marcha varios planes al mismo tiempo.

Confirmar que es Ébola

El virus de Ébola tiene un período de incubación de 2 a 21 días. En un principio causa fiebre intensa, dolor de cabeza, muscular, conjuntivitis y debilidad general.

"Esta cepa tiene una mortalidad muy alta. No es tanto la contagiosidad, sino la mortalidad, que es muy elevada"

Gemma Domínguez, coordinadora de MSF

Estos síntomas hacen que se confunda con otras enfermedades virales.

Por esto, lo primero que se debe hacer es confirmar que se trata de Ébola.

Esta es la primera vez que hay un brote de la enfermedad en Guinea, quizás por eso hayan pasado varias semanas antes de que se oficializara un caso.

"La Ébola se daba en Congo, Uganda o en regiones de África Central", señala Domínguez.

La experta agrega que además se trata de una cepa extraña, Zaire, "y este no es su hábitat natural".

"Esta cepa tiene una mortalidad muy alta. No es tanto la contagiosidad, sino la mortalidad, que es muy elevada", advierte.

Información

Cuantas más personas sepan sobre el virus y cómo actuar, menor es el riesgo de que aumente el contagio.

"El personal sanitario tiene que saber cómo tratar a un paciente con Ébola", le explica a BBC Mundo Tarik Jasarevic, portavoz de la Organización Mundial de la Salud.

Del mismo modo, las comunidades deben ser informadas sobre la enfermedad, "sobre cómo lavarse las manos y que deben evitar el contacto cercano con gente infectada", agrega Jasarevic.

La enfermedad se transmite con el contacto de un animal infectado o una persona a través de los fluidos, como la orina, la sangre, el sudor o la saliva. También puede permanecer en objetos hasta unas 6 horas.

Es por esto que la higiene con cloro es vital. Lavarse las manos sólo con agua no es suficiente.

El virus, que se propaga por la sangre, es especialmente peligroso porque el organismo no detecta el virus de inmediato.

Foto de archivo de fumigación contra Ébola

La mortalidad de esta cepa es muy elevada, según Médicos sin Fronteras.

Según MSF, muchas veces el cuerpo reacciona cuando ya es demasiado tarde. Entonces el virus ya ha producido coágulos que obstruyen órganos vitales y causan hemorragias.

Aislamiento

Una vez que se ha confirmado que se trata de Ébola, empieza una carrera contrarreloj de aislamiento, rastreo e información.

Debido a la peligrosidad del virus, en cuanto se sospecha que una persona está infectada, debe ser aislada. El personal médico tiene que utilizar un uniforme que los proteja y se deben instalar unidades de aislamiento.

"Todos los que cuidan a un paciente infectado deben usar un traje contra riesgos biológicos, guantes, máscara y lentes protectores", declaró la doctora Esther Sterk, especialista de enfermedades tropicales de MSF.

La especialista también explicó que con frecuencia se instalan cámaras de descontaminación entre los pacientes aislados y el exterior.

"Hay que tener mucho cuidado al vestirse y desvestirse, y hay que lavarse las manos con una solución de cloro", señala por su parte Domínguez.

Si el paciente todavía no ha llegado a un centro sanitario, la OMS recomienda a los familiares que no entren en contacto con el enfermo. Y, si lo hacen, que utilicen algún tipo de protección.

Rastreo

El control y aislamiento de los que ya están infectados no es suficiente. Debido a que el virus puede durar hasta 21 días en incubación, es necesario poner en marcha un trabajo de detective.

Hay que saber quiénes han estado en contacto con el virus. "Hay que hacerles exámenes para despistar la presencia del virus", señala Jasarevic.

"Los trabajos de vigilancia epidemiológica son muy intensos", cuenta por su parte Domínguez. "Son equipos móviles que tienen que desplazarse por los pueblos y buscar dónde ha habido muertes repentinas para empezar a establecer conexiones".

La experta agrega que actualmente tienen un despliegue de intervención de urgencia en Guéckédou y en Macenta, así como en la tercera ciudad afectada, Kissidougou.

"Se trata de un trabajo que hay que hacer en el menor tiempo posible para poder tener una idea de la magnitud de la situación".

Capacidad de análisis de muestras

"Hay que tener mucho cuidado al vestirse y desvestirse, y hay que lavarse las manos con una solución de cloro"

Gemma Domínguez, coordinadora de MSF

Mientras más rápido se confirmen los casos, mejor idea se tendrá de la gravedad de la situación y más eficientes serán los planes que se pongan en marcha.

Es por ello que el análisis de muestras de sangre es clave.

El equipo de rastreo de casos también tiene la tarea de ir recaudando muestras para confirmar la extensión de la epidemia. Para ello se necesita de laboratorios capacitados.

La confirmación de casos también permite delimitar geográficamente el círculo de acción del virus.

Todas estas acciones se han puesto en marcha en los últimos días, con lo cual, todavía no se puede hablar de un "control" de la situación.

"Ahora estamos en pleno desarrollo de todas las acciones, se están desarrollando los sistemas de alerta en ciudades donde no han habido casos", explica Domínguez.

Según los expertos, estas epidemias suelen durar de uno a tres meses. "Todo depende de la actuación que haya", agrega la experta de MSF.

clic Síganos en Twitter @bbc_ciencia

Comentarios

 posting

Sea el primero en enviar su comentario

Temas relacionados

En fotos

Destacamos

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.