Auroracoins: una moneda virtual gratuita para todos en Islandia

  • 27 marzo 2014
Aurora Boreal
El nombre de la moneda virtual "Auroracoin" se deriva de la Aurora Boreal.

Desde el lunes pasado, aumentó el patrimonio de los ciudadanos de Islandia, al menos en el ciberespacio.

Ese día comenzaron a poder reclamar un puñado de monedas virtuales llamadas "Auracoins".

Para ello, cada islandés puede dirigirse a la página de Facebook de esta nueva moneda virtual o enviar un SMS.

Tras identificarse con su número nacional de identidad, puede reclamar 31,8 Auracoins.

Para poder repartir esa cantidad entre los 330.000 habitantes del país se tuvieron que "acuñar" diez millones y medio de Auroracoins, indicó el fundador de la moneda, Baldur Odinsson, en un e-mail enviado a la BBC.

De acuerdo con la publicación digital The Verge, un 1% de la población ya solicitó su parte.

Baldur Odinsson asegura estar cumpliendo un sueño: distribuir millones de monedas digitales entre los 330.000 habitantes de Islandia para ayudar a liberar a sus compatriotas de lo que llama una "prisión financiera".

Odinsson espera que la distribución del efectivo virtual ayude a añadir algún valor a la corona islandesa, que ha estado en problemas desde el colapso finaciero de 2008.

El fundador del proyecto afirma que está siendo capaz de llevarlo a cabo gracias a una iniciativa previa del gobierno de Islandia que asignó un número de identificación a cada ciudadano y creó una base de datos pública.

Esta información, señala, permite al proyecto Auroracoin verificar que la gente reciba una parte justa y equitativa de las monedas.

Desconfianza

Bitcoins
El Auroracoin está basado en el sistema Bitcoin, en el cual cada moneda está representada por un número único de registro.

Sin embargo, muchos islandeses reaccionaron con suspicacia ante este donativo.

Medios locales en Islandia sopechan que Baldur Odinsson es un seudónimo derivado de la mitología nórdica y que la compañía detrás del proyecto Auroracoin tiene su sede en Panamá.

"No tengo interés o intención de usar esta moneda", dijo Hulda Gudmundsdottir, una maestra en Reykjavik, a la agencia de noticias Reuters. "No me gusta la corona ya que es muy débil, pero al menos es más segura que esos Auroracoins".

Al igual que otras monedas virtuales, el Auroracoin está basado en el conocido sistema Bitcoin, en el cual cada moneda está representada por un número único de registro.

"Inmune a la injerencia centralizada"

Desde el colapso de su sistema financiero en 2008 y de la imposición de controles, Islandia ha estado debatiendo entre adoptar el euro o el dólar canadiense o continuar con la corona, que perdió más del 50% de su valor durante la crisis.

Muchos banqueros responsables del colapso financiero fueron llevados ante la justicia.

Y en los últimos años, Islandia pese a la adopción de medidas económicas poco ortodoxas, ha experimentado un crecimiento económico.

El creador del Auroracoin dice que el país mantiene un control muy estricto de los flujos de divisas que entran y salen.

"Auroracoin será inmune a cualquier tipo de injerencia centralizada", dijo.

No obstante, pese a estas intenciones, en Islandia los controles sobre las monedas virtuales podrían impedir que los Auroracoins se conviertan en un dinero digital vedaderamente valioso.

Lea también: Bitcoins: ¿futuro o espejismo?