BBC navigation

El secreto que encierran los sentidos para mejorar el aprendizaje

Última actualización: Domingo, 30 de marzo de 2014
Niño en clase

Algunas escuelas usan música y fragancias en sus aulas para que los niños obtengan mejores resultados.

¿Qué aroma tenía su escuela? ¿Había mucho ruido o era apacible?

Puede que no parezca importante, pero un número creciente de investigaciones sugiere que los olores y los sonidos pueden tener un impacto directo en el aprendizaje, el rendimiento y la creatividad.

Y algunos directores de escuela están incorporando sonidos y olores en sus salones de clase, para ver si logran una mejoría en los resultados de los exámenes y el desempeño general de los alumnos.

Pero, ¿hay algo de verdad en esta estrategia? Y de ser así, ¿cuáles son las implicaciones que puede tener en la manera en que trabajamos y estudiamos?

No cualquier ruido

Existen, por cierto, algunos estudios científicos perfectamente aceptados que sugieren que algunos ruidos pueden tener un efecto perjudicial en el aprendizaje.

En los últimos 15 años, numerosos investigadores han establecido que los niños que asisten a escuelas que están ubicadas debajo de las rutas de aterrizaje de los grandes aeropuertos están rezagados en sus resultados de exámenes respecto de otros que estudian en colegios más silenciosos.

De hecho, también el ruido general parece tener sus consecuencias nocivas. Bridget Shield, profesora de acústica de la South Bank University de Londres, y Julie Dockrell, asociada al Instituto de Educación, han llevado a cabo estudios y han asesorado a políticos sobre los efectos de todo tipo de ruidos, desde el bullicio del tránsito y las sirenas hasta el que generan los propios niños.

Cuando esos sonidos particulares se recrearon en un entorno experimental mientras los niños completaban varias tareas cognitivas, los científicos hallaron un efecto negativo significativo en el rendimiento en los exámenes.

Avión

Ciertos ruidos pueden tener un efecto perjudicial en el aprendizaje.

"Todo apunta a un impacto nocivo del ruido que afecta el rendimiento de los niños, en cálculo, lectura y ortografía", dice Shield.

Discurso irrelevante

Y los ruidos, según la investigación, parecen tener un efecto especialmente dañino en niños con necesidades especiales.

Shield dice que el sonido del "parloteo", la charla de otros niños, es particularmente dañina para el aprendizaje en el aula. Los arquitectos que diseñan salones de clase de plano abierto o integrado harían bien en tomar esto en cuenta, sugiere la especialista.

"La gente se distrae fácilmente con la conversación a su alrededor, sobre todo si le resulta comprensible pero no está participando de ella".

Este fenómeno también es conocido como el efecto de discurso irrelevante, menciona Shield, quien señala que "es un problema cada vez más común en oficinas con diseño de planta abierta".

Elegir los sonidos

"La gente se distrae fácilmente con la conversación a su alrededor, sobre todo si le resulta comprensible pero no está participando de ella"

Bridget Shield, profesora de acústica de la South Bank University de Londres

El beneficio que proveen los sonidos de fondo parecen depender del tipo y el volumen que éstos tengan.

En una serie de estudios publicados el año pasado, Ravi Mehta, de la Escuela de Negocios de Illinois, puso a prueba la creatividad de los individuos mientras en el entorno se escuchaba una banda sonora compuesta por ruidos, como voces en una cafetería y un taladro de construcción, presentados a diferentes volúmenes.

El ensayo encontró que las personas eran más creativas cuando los ruidos de fondo sonaban a un volúmen medio que cuando el nivel era bajo. El ruido de fondo a volumen elevado, sin embargo, dañaba su creatividad.

Esto tiene sentido por un par de razones, dice el psicólogo Nick Perham, de la Universidad Metropolitana de Cardiff, en Reino Unido, que estudia el efecto de los sonidos en el aprendizaje y que no participó en el estudio de Mehta.

El experto comenta que, en primer lugar, los sonidos que provocan una distracción mayor tienden a ser variados. En cambio, un murmullo general de fondo sugiere un sonido constante, sin gran variación acústica. "Así que allí no hay mucho que vaya a capturar la atención".

Al mismo tiempo, el ruido de fondo puede hacer que los sujetos estén en un estado ligeramente elevado de excitación, menciona Perham.

"Uno no quiere ni demasiada excitación ni muy poca. El sonido ambiental medio es el mejor para un buen rendimiento. Por lo tanto, podría ser que los sonidos de fondo generales, sin oscilaciones ni variaciones súbitas, nos den el nivel óptimo de alerta que queremos en un individuo en situación de aprendizaje".

Joven estudiando con auriculares

Estudiar con auriculares tiene sus beneficios, aunque todo depende de la música que esté sonando.

Música para el "efecto Mozart"

Con esto en mente, Perham sugiere que puede haber algún beneficio cuando se reproduce música u otros sonidos en una clase de arte o en otros contextos donde la creatividad es clave.

Muchos maestros de todo el mundo ya utilizan música para sus clases, basándose en la creencia de que escuchar música puede aumentar el coeficiente intelectual en tareas subsiguientes, según el llamado "efecto Mozart".

Aunque la evidencia sugiere que en realidad se trata de una exageración cuando se dice que la música clásica aumenta la capacidad intelectual, los investigadores piensan que los sonidos agradables sí pueden en ocasiones levantar el estado de ánimo y ayudar al mejor desempeño.

"Uno no quiere ni demasiada excitación ni muy poca. El sonido ambiental medio es el mejor para un buen rendimiento"

Nick Perham, profesor de la Universidad Metropolitana de Cardiff

Perham ha realizado sus propios estudios sobre este fenómeno: la clave al parecer radica en que al oyente le guste la música que le están pasando. "Si (al individuo analizado) le gustaba la música pero también cualquier otro sonido que le estuviéramos pasando, entonces el desempeño era mejor. La música en sí misma no juega un papel preponderante", opinó .

Sin embargo, parece que la música no siempre es útil mientras uno está trabajando. Cuando se trata de realizar una tarea que involucra el uso de la memoria serial -como por ejemplo un cálculo aritmético-, el trabajo se verá afectado por cualquier sonido con variación acústica, como lo son la mayoría de los ritmos musicales (con unas pocas excepciones, como el death metal), dice Perham.

En cambio, las canciones con letra son más propensas a interferir con las tareas que implican semántica, como la lectura comprensiva.

"Si la tarea y el sonido utilizan el mismo proceso mental, entonces se generan problemas", mencionó el experto.

A cada asignatura su olor

Oficina de plano abierto

Expertos señalan que las oficinas de plano abierto no ayudan al aprendizaje... ni a la concentración.

Y la audición no es el único sentido que participa en el aprendizaje. En la escuela secundaria de Sydenham, en el sur de Londres, se está incentivando a los estudiantes con necesidades especiales a que revisen las diferentes asignaturas en presencia de olores distintivos: aromas de toronja para las matemáticas, lavanda para el idioma francés y menta para las horas de historia.

Aunque se ha realizado menos investigación en el impacto de los aromas sobre el rendimiento cognitivo, hay algunos hallazgos intrigantes. En 2003, el psicólogo Marcos Moss, de la Universidad de Northumbria, llevó a cabo una serie de pruebas en sujetos que fueron expuestos a olores de lavanda y romero.

Dice Moss: "El romero en particular llamó la atención, ya que se considera estimulante y se vincula a la memoria", mientras que la lavanda se considera sedante.

El estudio encontró que los que olfatearon la lavanda tuvieron resultados significativamente peores que el grupo de control en las pruebas de memoria y necesitaron más tiempo de reacción tanto para tareas de memoria como de atención.

Aquellos en el grupo del romero, por su parte, se desempeñaron mucho mejor que el grupo de control en las pruebas de memoria, aunque sus tiempos de reacción fueron más lentos.

Lavanda

¿Lavanda para aprender francés?

¿Por qué sucede esto? Tal vez no es de extrañar que los aromas afecten la memoria, ya que el bulbo olfativo en el cerebro está íntimamente vinculado con el hipocampo, que se ocupa del aprendizaje.

Pero Moss sospechaba que había algo más.

Para explorar los efectos farmacológicos del romero en el cuerpo, el psicólogo obtuvo muestras de sangre de voluntarios que acababan de hacer pruebas cognitivas en la habitación con infusión de esta hierba. Y encontró que tenían niveles elevados de un compuesto llamado 1,8- cineol.

Investigaciones anteriores han demostrado que este compuesto aumenta la comunicación entre las células cerebrales, lo que podría explicar la mejora en la función cerebral.

Entonces, apenas termine de leer esta nota, tómese un momento para prestarle atención a sus sentidos. Cierre los ojos e inhale profundamente unas cuantas veces. ¿Qué escucha? ¿Qué huele?

La respuesta, al parecer, podría afectar cuánto haya aprendido usted en los últimos minutos.

Contexto

Temas relacionados

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.