La pelea entre México y EE.UU. por la agenda de El Chapo Guzmán

  • 7 marzo 2014
Joaquín Guzmán Loera, El Chapo
En una década, Joaquín Guzmán construyó una red trasnacional de narcotráfico.

Es un tesoro de valor incalculable.

La lista de socios y aliados de capo del narcotráfico mexicano Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, es un codiciado bien que se disputan los gobiernos de México y Estados Unidos.

Guzmán Loera fue detenido el pasado 22 de febrero en Mazatlán, Sinaloa, tras una cacería de trece años desde que en 2001 escapó de una cárcel de alta seguridad.

En ese tiempo creó una extensa red de tráfico de drogas, que según especialistas y agencias de seguridad estadounidenses mantiene presencia en decenas de países.

Las autoridades quieren saber cómo ubicó a sus colaboradores en sitios tan lejanos a México como Australia; la forma como opera su eficiente sistema de blanqueo de dinero o los círculos de seguridad con miles de sicarios que protegen al Cartel de Sinaloa, sus líderes y familias.

Para los mexicanos la información es particularmente valiosa pues la protección que recibió el Cartel es una de las razones de la guerra contra el narcotráfico que emprendió el expresidente Felipe Calderón, y que causó la muerte a más de 70.000 personas según cifras oficiales.

El presidente Enrique Peña Nieto ha dicho que su gobierno pretende desmantelar toda la estructura de protección construida por el Cartel de Sinaloa.

"Vamos contra todo lo que aporte y eventualmente señale complicidad de distintos agentes del sector privado, agentes del ámbito público aquí, en Estados Unidos y en cualquier parte del mundo", indicó a medios locales.

Felipe Calderón

La transformación del Cartel de Sinaloa de un grupo dedicado al cultivo de marihuana y traslado de cargamentos con cocaína, al emporio que hoy representa no ocurrió sola.

En el camino tuvo la ayuda de autoridades, policías y empresarios, le dice a BBC Mundo Gabriel Regino, profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

"Esa red no se pudo construir sin la intervención, por acción o por omisión, de personajes que integran el sistema financiero, que participan en el mundo empresarial y principalmente personajes que tienen a su cargo la investigación de ese tipo de recursos: autoridades fiscales, del Ministerio Público y de la Policía", explica.

Este ha sido uno de los temas más frecuentes en el análisis del Cartel de Sinaloa: la protección que recibió de algunas autoridades especialmente durante el gobierno del expresidente Felipe Calderón, señala el periodista y escritor José Reveles.

En ese lapso, de 2006 a 2012, la organización encabezada por El Chapo tuvo su mayor crecimiento. "Fue el intocado, el no molestado, el consentido, el inatrapable".

Por eso cuando Guzmán Loera fue recapturado uno de los primeros objetivos ha sido conocer los datos en su agenda. El gobierno de Estados Unidos expresó su interés por conseguir la extradición de El Chapo, quien tiene varias acusaciones en cortes de ese país.

Las autoridades mexicanas responden que eso no va a ocurrir en el corto plazo.

El valor del silencio

Protesta en contra de la extradición de El Chapo
El Chapo Guzmán cuenta con una extensa red de protección.

Pero un asunto es que las autoridades pretendan conseguir la información de Guzmán Loera, y algo muy distinto que quiera hablar.

Samuel González Ruiz, quien fuera el primer fiscal contra delincuencia organizada en el país, le dice a BBC Mundo que el silencio es la mejor protección para El Chapo.

"No va a hablar, sabe que su capacidad está precisamente en no hablar y su fuerza está en no hacerlo", explica.

Y es que no siempre la colaboración con las autoridades, especialmente estadounidenses, ha dejado buenos resultados a los capos detenidos, añade el especialista.

Un ejemplo es Osiel Cárdenas Jiménez, ex líder del Cartel del Golfo extraditado en 2007 y quien aceptó compartir su agenda a cambio de beneficios en su condena.

El Mata Amigos, como se le conocía entre los carteles mexicanos, "tenía una cantidad bárbara de información", dice González Ruiz, que a las autoridades estadounidenses les sirvió para atrapar a otros miembros de su organización.

Osiel Cárdenas permanece en una prisión estadounidense donde cumple una sentencia de 25 años de prisión, que negoció a cambio de su colaboración. Originalmente los fiscales pidieron cadena perpetua en su contra.

¿Este puede ser el destino de Guzmán Loera? No está claro. El ex fiscal González Ruiz cree que El Chapo será encarcelado en Estados Unidos, quizá dentro de cuatro años que es el tiempo promedio que tarda en procesarse un juicio de extradición.

Los abogados del ex líder del Cartel de Sinaloa trabajan para evitar el proceso, aunque perdieron el primer amparo que solicitaron. Hasta ahora contra Joaquín Guzmán se han iniciado cinco juicios distintos por delincuencia organizada y tráfico de drogas.

Sobre los nombres de sus posibles aliados sólo hay especulaciones, aunque muchos creen que si la agenda de El Chapo se divulga muchos políticos, empresarios, policías y hasta organizaciones civiles de varios países pueden resultar perjudicados.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.