7 detalles de la ceremonia de los Oscar que no se vieron por televisión

  • 3 marzo 2014
Oscars
BBC Mundo vivió los Oscar en directo desde el teatro Dolby de Los Ángeles.

Con la celebración este domingo en Los Ángeles de la ceremonia de entrega de los Oscar se puso fin a una intensa temporada de premios en Hollywood que, a diferencia de otros años, no ha deparado grandes sorpresas.

En el teatro Dolby de la ciudad californiana se cumplieron los pronósticos y "Gravity", del Mexicano Alfonso Cuarón, y "12 Años de Esclavitud", del británico Steve McQueen, se convirtieron en las grandes triunfadoras de la noche.

La cinta de Cuarón obtuvo siete premios, incluyendo la de mejor director, mientras que el filme de McQueen "12 Years a Slave" obtuvo tres galardones, incluyendo el de mejor película.

Uno de los momentos más divertidos de la noche llegó cuando la presentadora Ellen DeGeneres decidió tomarse un autorretrato acompañada de un grupo de estrellas de Hollywood en el que estaban, entre otros, Jennifer Lawrence, Meryl Streep, Badley Cooper, Brad Pitt y Angelina Jolie.

La imagen ya se ha convertido en la foto más retuiteada de la historia, superando a la que colgó en noviembre de 2012 el presidente de Estados Unidos Barack Obama tras ganar las elecciones presidenciales de su país.

Lea: El "selfie" de los Oscar hace estallar Twitter

BBC Mundo vivió los Oscar en directo desde el teatro Dolby de Los Ángeles y fue testigo de cómo se desarrollaba la ceremonia entre bambalinas. Estos son algunos detalles que no pudieron verse en televisión.

1. Los falsos invitados a los Oscar

Figurantes en los Oscar
La Academia de Hollywood tiene listo un ejército de figurantes.

Son más de 3.000 las personas que tienen el privilegio de asistir a la entrega de los Oscar.

Desde que llegan al teatro Dolby hasta que acaba la ceremonia pueden llegar a transcurrir más de cinco horas.

Eso hace difícil mantener a todo el mundo en su sitio. Para evitar que durante la retransmisión de la gala por televisión se vean las butacas vacías de los que han ido al baño o a tomar el aire, la Academia de Hollywood tiene listo un ejército de figurantes.

Vestidos como si fueran estrellas de la gran pantalla, decenas de invitados falsos pasan la ceremonia en los pasillos del teatro preparados para ocupar los asientos vacíos cuando haga falta.

Como pueden ver en la imagen de la derecha van tan bien arreglados que es difícil distinguirlos los invitados reales.

2. ¿Prohibido hablar español?

En la ceremonia de este domingo dos mexicanos -el realizador Alfonso Cuarón y el director de fotografía Emmanuel Lubezki- subieron a recoger un Oscar por la película "Gravity".

Excepto unas breves palabras de Cuarón al final de su discurso, ambos dieron las gracias por el galardón en inglés.

Cuando fueron entrevistados en la sala de prensa tras recibir el premio, fueron varios los periodistas de medios hispanos que les hicieron preguntas en español, esperando que contestaran en el mismo idioma.

Jared Leto en los Oscar
Jared Leto, en un arranque de generosidad, decidió compartir su premio con los periodistas.

Pero no pudo ser. Los responsables de los Oscar llamaron la atención a esos informadores, pidiéndoles que sólo hicieran las preguntas en inglés por deferencia al resto de periodistas.

3. La generosidad de Jared Leto

Nada más llegar a la sala de prensa tras recibir el Oscar al mejor actor secundario por su papel en "Dallas Buyers Club", Jared Leto, en un arranque de generosidad, decidió compartir su premio con los periodistas.

Leto pasó su estatuilla a los reporteros que se encontraban en primera fila y les animó a que se tomara fotos con ella.

El Oscar estuvo dando vueltas por la sala hasta que Leto terminó de contestar las preguntas de la prensa.

4. Una lluvia inoportuna

Desde hace meses California está atravesando una de las peores sequías de su historia, aunque la lluvia decidió hacer acto de presencia justo para los Oscar.

Carpa en los Oscar
Se tuvieron que instalar unas carpas de plástico sobre la icónica alfombra roja.

Esta semana Los Ángeles se ha visto afectada por las precipitaciones más importantes de los últimos dos años, lo que causó cierto nerviosismo entre los organizadores de los Oscar.

Para evitar que la fiesta se viera empañada por las inclemencias meteorológicas, se tuvieron que instalar unas carpas de plástico sobre la icónica alfombra roja por la que cada año desfilan las estrellas de Hollywood.

Finalmente en la tarde del domingo, unos minutos antes del inicio de la ceremonia, dejó de llover y todo pudo transcurrir con normalidad.

Fueron varios los actores que bromearon con el caos que se forma en Los Ángeles -una ciudad famosa por su clima seco y soleado- cada vez que caen cuatro gotas o el termómetro baja unos grados.

5. ¿Actores a subasta?

La sala de prensa de los Oscar estaba repleta de periodistas deseosos de entrevistar a los ganadores de la estatuilla.

Debido a que el tiempo es limitado y que no es posible que contesten a todas las preguntas que se les quieren hacer, a las decenas de periodistas presentes se les asigna una cartulina amarilla con un número que deben levantar en caso de que quieran preguntar algo.

Luego son los responsables de los Oscar los encargados de elegir y decir en alto el número del periodista agraciado.

Cartulina de los Oscar
Quien quiera hacer una pregunta en los Oscar debe levantar una cartulina amarilla.

Este domingo han sido varios los actores ganadores que han asegurado sentirse como si estuvieran en una subasta o incluso como si los estuvieran subastando a ellos mismos, lo que ha desatado la risa de los presentes.

6. Apagón informativo en la sala de prensa

A diferencia de otros galardones como los Globos de Oro, en los Oscar no se permite que los periodistas que trabajan desde la sala de prensa tomen fotos.

En el caso de los premios de la Academia de Hollywood se advierte a los periodistas que si son vistos sacando una fotografía serán expulsados inmediatamente de la sala y no se les permitirá asistir de nuevo a los Oscar.

La advertencia no se limita a no tomar imágenes de los actores o actrices.

No se puede fotografiar absolutamente nada de los que sucede en ese lugar, incluyendo las acreditaciones que los periodistas llevan colgadas durante la ceremonia o el bufet de comida con el que se obsequia a los informadores.

7. Las fotos de famosos con otros famosos

Oscars
Tras la ceremonia algunos famosos han pasado un buen rato sacándose fotos con otros famosos.

Cuando la ceremonia de los Oscar termina, los invitados se relajan y llega el momento de divertirse.

Los asistentes a la entrega de premios abandonan el teatro Dolby por la misma alfombra roja por la que han accedido al recinto y, como pudo comprobar BBC Mundo, eso da lugar a interesantes encuentros casuales.

Este domingo eran varios los famosos que esperaban a tomarse una foto con los ganadores de la noche o que han pasado un buen rato sacándose fotos con otros famosos, como pueden ver en la imagen de la derecha.

En este caso se trataba del actor John Travolta y su esposa, fotografiándose con el veterano Sydney Poitier, primer actor negro en lograr el Oscar al mejor actor principal en 1964.

Contenido relacionado