Virus informático se transmite a través del Wi-Fi

  • 27 febrero 2014
Wi-fi
El virus contagia computadoras atacando puntos de conexión inalámbrica Wi-Fi.

Investigadores en Reino Unido crearon un virus informático capaz de infectar computadoras de forma similar a como lo haría un virus de gripe común: a través del aire, utilizando las conexiones inalámbricas wi-fi.

Según pudieron comprobar, el virus era capaz de saltar de red en red encontrando debilidades en diversos sistemas.

Una vez en control de la red inalámbrica, el virus dejaba a las computadoras en un estado de gran vulnerabilidad frente a los piratas informáticos.

El virus Camaleón

Alan Marshal, profesor de redes de comunicación a cargo del equipo de investigación de la Universidad de Liverpool, dijo a la BBC que se está trabajando en el modo de evitar este tipo de ataques.

"Más que confiar en que la gente use claves secretas contundentes, lo que quieres es integrar sistemas de detección de intrusos que acceden a las redes", explicó.

El virus, apodado Camaleón, busca puntos de acceso a red wi-fi (los aparatos que transmiten la señal inalámbrica) y ataca especialmente a aquellos que no han cambiado sus claves secretas originales.

Mucha gente no cambia esta palabra clave, que es distinta a la que se usa para entrar a la red wi-fi. Este hecho hace que sea vulnerable frente a piratas informáticos.

"Una vez haces esto puedes hacer muchas cosas. Puedes conocer palabras claves, robar datos, cualquier cosa que desees", dice Marshall.

Hogares y pequeños cafés

Laptop
Hay que cambiar la clave original de los puntos de conexión Wi-Fi para evitar este tipo de ataques.

Lo que resulta más interesante de este virus es el modo en que se propaga. Una vez infectado el equipo, éste puede buscar otros puntos de acceso vulnerables e infectarlos sin necesidad de la intervención de un ser humano.

Marshall cree improbable que esto suponga una amenaza para grandes empresas, que suelen tener sistemas de seguridad más sofisticados.

Pero sí lo es para las redes domésticas, o lugares como pequeños cafés, donde los puntos de acceso inalámbrico suelen estar menos protegidos.

Ahora que se ha demostrado que el contagio puede darse de esta forma, Marshall dice que su equipo trabaja en un producto que pueda ser instalado en los puntos de acceso para evitar este tipo de piratería, sin necesidad de que intervenga el usuario.

Contenido relacionado