El sexo toma las redes en los Juegos de Sochi

  • 17 febrero 2014
Jamie Anderson
Jamie Anderson dijo haber usado Tinder durante los Juegos en Sochi.

Hace años que venimos escuchando historias sobre el desenfreno sexual en las Villas Olímpicas, lugares donde conviven por corto periodo de tiempo cuerpos atléticos y rebosantes de endorfinas.

Las nuevas tecnologías parecen confirmar estas historias, sobre todo después de que el fundador de Tinder, una aplicación para conseguir pareja en línea, reportara un aumento diario de un 400% en el número de usuarios en Sochi desde la inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno 2014 en Rusia.

Algunas atletas incluso han admitido haber eliminado la aplicación de sus teléfonos para evitar tamaña distracción.

Juegos al rojo vivo

"No teníamos mucha actividad en Sochi", dijo Sean Rad, fundador de Tinder, a la prensa estadounidense. Sin embargo, en la última semana, la ciudad se convirtió "en una de esas áreas donde tenemos una gran penetración de uso".

Tinder es una aplicación que fue lanzada en 2012 en Estados Unidos, que emplea un sistema de geolocalización para identificar a personas solteras en los alrededores, ya sea para relaciones largas o encuentros "esporádicos".

Condones
El COI suele repartir preservativos gratuitamente en las Villas para evitar el contagio de enfermedades.

Es relativamente fácil de usar: digamos que "María" la descarga en su aparato, tras lo cual la aplicación extrae sus datos básicos y fotos de Facebook.

Hecho esto, ella selecciona si busca a hombres o a mujeres y en qué franja de edad está interesada. Con base en esto, el sistema detecta a todos aquellos usuarios "relevantes" a una distancia de hasta 140 km a la redonda.

Con un simple deslizamiento de dedo hacia la izquierda, María puede descartar a todos aquellos que no le resulten atractivos, y seleccionar a los candidatos que le interesan con un movimiento a la derecha.

Si a alguno de los seleccionados también les gusta María, éstos la aceptan y automáticamente se abre una ventana de chat entre ambos. A partir de ahí todo queda en manos de Cupido.

Grindr también repunta

A pesar de la prohibición en Rusia de toda propaganda homosexual y denuncias de agresiones contra personas gays, los romances virtuales entre homosexuales también florecieron en Sochi.

Tinder
Tinder es una aplicación para encontrar solteros en los alrededores.

Grindr, una aplicación cuyo uso está muy extendido entre los homosexuales desde su lanzamiento en 2009, reveló a la publicación The Wall Street Journal que el número de usuarios activos en Sochi pasó de 185 a 541 desde la ceremonia de apertura de los Juegos.

"En países donde falta una cultura abierta hacia la homosexualidad o donde está prohibida, Grindr es a menudo la única manera que tienen los homosexuales de comunicarse", dijo el fundador de Grindr, Joel Simkhai.

Demasiada distracción

Periodistas cubriendo los Juegos Olímpicos en Sochi han reportado haber encontrado decenas de perfiles de atletas en Tinder, aunque pocos hablan abiertamente de ello y no hay certeza de que se trate de los atletas identificados.

Tampoco se sabe si además de atletas también los usan trabajadores y voluntarios de la Villa Olímpica.

La atleta australiana Sami Kennedy dijo que muchos usan Tinder por "curiosidad" y que los atletas australianos la usan como una forma de comunicación distinta a Facebook.

Por su parte, la estadounidense Jamie Anderson, quien se convirtió en la primera campeona olímpica en la prueba de slopestyle, confesó a US Weekly que "Tinder en la Villa Olímpica es el siguiente nivel".

No obstante, admitió que finalmente la aplicación empezó a distraerla demasiado, por lo que terminó eliminando su cuenta para enfocarse en los Juegos.

Contenido relacionado