Argentina: aprueban plan del Grupo Clarín para adecuarse a la Ley de Medios

  • 17 febrero 2014
Grupo Clarín
En octubre de 2013 la Corte Suprema de Justicia determinó que la Ley de Medios es constitucional.

La Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual de Argentina (Afsca) aprobó este lunes el plan presentado por el Grupo Clarín, el principal multimedios del país, para adecuarse a la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual –conocida como Ley de Medios- que prohíbe los monopolios mediáticos.

La empresa propuso dividirse en seis compañías audiovisuales independientes entre sí. En el plazo de 30 días tendrá que informar a la Afsca quiénes serán los titulares de estas unidades.

Si no se registran incompatibilidades, el Grupo tendrá 180 días para completar el proceso de transferencia.

Lea también: Las claves de la ley de medios

Según la periodista de BBC Mundo en Argentina Veronica Smink, esta aprobación supone el fin de un largo duelo entre el multimedios y el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, que ha luchado por años para dividir a la empresa, a la que considera monopólica.

“Es el inicio del fin de las posiciones hegemónicas en el mercado de la comunicación que tanto daño le hicieron y le hacen a la pluralidad de voces y a la libertad de expresión”, dijo el oficialista Martín Sabbatella, presidente de la Afsca, tras la reunión del directorio de la entidad.

Por su parte, la edición online del diario Clarín informó sobre la aprobación de su propuesta y dio detalles sobre cómo se dividirán sus licencias, aunque no detalló quiénes serán sus dueños.

Larga batalla judicial

El enfrentamiento entre el gobierno y el Grupo Clarín empezó en 2008, luego de que el multimedios apoyara una masiva protesta agraria contra el gobierno por el aumento de los aranceles a la exportación de granos.

Vea la cronología de la pelea entre el gobierno y Clarín

En 2009 el gobierno presentó un proyecto legislativo que limitó la cantidad de medios que pueden estar en poder de una sola persona o grupo. El principal perjudicado era el Grupo Clarín.

Tras la aprobación de la norma, el multimedios logró frenar su aplicación a través de distintas presentaciones judiciales.

Finalmente, a finales de octubre de 2013, la Corte Suprema de Justicia de Argentina dictaminó que la ley de medios es constitucional, obligando a Clarín a adecuarse a la norma, al igual que el resto de los multimedios del país.

Lea también: Clarín pierde su batalla contra el gobierno de Argentina