Rifles y balas cada vez más inteligentes

  • 13 febrero 2014
trackingpoint
El rifle inteligente tiene un dispositivo especial para evitar errar el tiro.

El ejército de Estados Unidos confirmó recientemente la puesta a prueba de un rifle que sólo dispara cuando se apunta correctamente, evitando así cualquier posibilidad de fallar el tiro.

El rifle "inteligente" utiliza una marca virtual en la mira del arma y cuando se aprieta el gatillo sólo dispara si ésta se encuentra alineada con el objetivo.

De este modo, se espera minimizar los llamados "daños colaterales", sobre todo cuando los soldados deben abrir fuego en zonas de conflicto con presencia de civiles.

Cálculo de variables

Según TrackPoint, la empresa estadounidense que desarrolló este tipo de rifle, el dispositivo consta de un programa basado en el código libre Linux. Se trata de un sistema que, acoplado en la mira, permite compensar el disparo de acuerdo con 16 variables calculadas.

Ejemplos de estos parámetros son la temperatura ambiente, la curvatura esperada de la bala y la dirección en la que sopla el viento.

Efectivos del ejército estadounidense que están poniendo a prueba el nuevo rifle aseguran que éste permite aumentar significativamente la efectividad del tiro.

Sin embargo, un observador independiente opina que la tecnología no convertirá a un soldado en un francotirador.

No creará "superfrancotiradores"

trackingpoint
El arma no dispara hasta que la mira y el objetivo están bien alineados.

"No es una tecnología revolucionaria, sino esencialmente una marcación por láser usado en armas más complejas adaptado a armas más pequeñas", dijo Peter Quentin, del centro de estudios especializado en temas de defensa Rusi.

"No va a crear 'superfrancotiradores' porque todavía no puede replicar el aspecto inteligente de esta habilidad: el poder evaluar las condiciones como el clima, que afectan el recorrido de la bala y por lo tanto requieren cálculos considerables más complejos para determinar un ajuste".

No obstante, Quentin reconoció que el arma tiene el "potencial" de hacer progresar las capacidades del tirador, "mejorando la precisión de un personal menos especializado".

Tácticas de precisión

TrackingPoing dice que esta nueva mira inteligente multiplica por cinco las posibilidades de que el tirador acierte el objetivo en un primer intento y a una distancia de 1,1 km.

Una aplicación permite, además, visualizar la imagen que se ve a través de la mira en un teléfono inteligente o tableta, para que el tirador pueda controlar la marca del objetivo.

Versiones de esta tecnología para civiles tienen un costo de entre US$10.000 y US$27.000, dependiendo del arma utilizada.

"Creemos que esta tecnología revolucionará la efectividad de nuestras fuerzas de combate", le dijo a la BBC el jefe ejecutivo de la compañía, John Lupher.

Balas inteligentes

TrackingPoint no es la única firma dedicada a mejorar la precisión de tiro de las armas de fuego.

La unidad de investigación avanzada del Pentágono, a cargo de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa (Darpa, por sus siglas en inglés), está desarrollando una mira para francotiradores llamada One Shot XG.

bala_guiada
Esta bala es capaz de modificar su trayectoria para alcanzar el objetivo.

Esta mira calibra los vientos cruzados de hasta 54 km/h, la distancia hacia el objetivo y a partir de ahí deduce un índice de confianza del tiro.

La compañía Lockheed Martin está haciendo lo mismo desde otra perspectiva; desarrolló balas que pueden dirigirse por sí mismas al objetivo usando diminutas aletas capaces de ajustar su trayectoria para impactar en el blanco marcado por láser, a una distancia superior a 1 km.

Evitar daños colaterales

Quentin afirma que la demanda de estas tecnologías está en auge por la necesidad de aumentar la precisión de este tipo de armamentos.

"La precisión es necesaria cuando operas en zonas pobladas como Afganistán, donde los objetivos tienen que ser identificados y evitarse bajas civiles a toda costa", explicó.

"En tales circunstancias acertar a la primera y evitar daños colaterales es primordial. No se trata sólo sobre acertar sino a quién no aciertas".

Pero a pesar de la inteligencia de este nuevo tipo de armas, insiste en que en último término todo dependerá de la "inteligencia del soldado" que lo use.